Expertos hablan sobre las consecuencias de la separación de familias indocumentadas

  • Expertos hablan sobre las consecuencias de la separación de familias indocumentadas en un informe presentado por el Departamento de Salud y Servicios humanos.
  • La separación familiar bajo la política de “tolerancia cero” de la administración Trump ha afectado la salud mental de los niños de migrantes.
  • El informe indica cuanto más tiempo estén detenidos los niños, más se deteriora su salud mental.

Una de las consecuencias de la separación de familias indocumentadas es el estrés postraumático, según revela informe.

Los niños migrantes que fueron separados de sus padres el año pasado en la frontera entre México y Estados Unidos sufrieron estrés postraumático y otros problemas graves de salud mental, según indicó un informe del organismo de control este miércoles, reseñó The Associated Press, que obtuvo una copia del estudio antes del lanzamiento oficial.

Muchos de los angustiados niños se encontraban en sus países de origen y los mismos mostraron más miedo, sentimientos de abandono y síntomas de estrés postraumático que los niños que no estaban separados, según un informe de la oficina del inspector general en el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

Algunos menores de edad no paraban de llorar desconsolados, mientras que otros creían que sus padres los habían abandonado y estaban enojados y confundidos.

“Otros niños expresaron sentimientos de miedo o culpa y se preocuparon por el bienestar de sus padres”, según el informe.

Este informe es la primera investigación sustancial de una agencia gubernamental sobre cómo la separación familiar bajo la política de “tolerancia cero” de la administración Trump ha afectado la salud mental de los niños. El estudio se basó en entrevistas con alrededor de 100 médicos de salud mental que tuvieron interacciones regulares con niños.

Esta historia es parte de una investigación conjunta en curso entre The Associated Press y la serie PBS FRONTLINE sobre como han tratado a los niños migrantes, que incluye una próxima película.
“Los niños separados también son más jóvenes de lo que las instalaciones para adolescentes estaban acostumbradas a cuidar”. dijo la inspectora general adjunta Ann Maxwell.

Un niño pequeño, de unos 7 u 8 años, se separó de su padre y no sabía por qué, según el inspector general el menor creía que su padre había sido asesinado y que él también sería asesinado posteriormente.

“Este niño finalmente requirió atención psiquiátrica de emergencia para abordar su angustia de salud mental”, indicó un director del programa a los investigadores.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+