EXCLUSIVA: Pastora de operativo en iglesia rompe el silencio (VIDEO)

La salvadoreña también dijo que ante su preocupación por la joven y su embarazo, accedió a llevarla al médico. Incluso en una ocasión, dijo, la acompañó al Consulado de México en Atlanta para buscar ayuda.

Cruz explicó que durante el mismo mes de marzo de 2018, recibió una citación judicial, y que a su vivienda acudieron oficiales de la División de Servicios para Niños y Familias (DEFACS) en busca de la menor. Por ello, fue a entregarla a dicha oficina. Pero para su sorpresa, la joven no se quedó.

“Yo le dije a mi hijo: dile a ella, que yo la vine a entregar. ‘¿Qué está pasando?’ Mi hijo, que me estaba traduciendo, me dijo que la señora de DFACS estaba diciendo que se podía quedar conmigo”, contó Cruz.

No obstante, Cruz detalla que la joven también se escapaba para quedarse en casa de sus amigas, y que en ocasiones le perdían el rastro. Una complicada situación en la que, según Cruz, lo que quería “era ayudar a su hijo y futura nuera”.

Pese a todo el proceso judicial que la familia ha atravesado durante todo este año, la mujer dice que solo actuó como cualquier madre actuaría.

Hoy, tiene miedo de salir a la calle, de ayudar a las personas, e incluso, ha recibido visitas de personas que la han amenazado en la entrada de su vivienda. Eso, sin mencionar las burlas que sus hijos han tenido que enfrentar en la escuela.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+