EXCLUSIVA: Pastora de operativo en iglesia rompe el silencio (VIDEO)

Y es que las autoridades iban en busca de la menor de 16 años, quien era la novia del hijo de 17 años de Cruz. La joven estaba embarazada y, según la mujer, se estaba quedando en su vivienda.

Cruz, de origen salvadoreño y que lleva más de 24 años en el país, asegura que nunca comprendió porque la policía se acercó de antemano a los jóvenes a interrogarlos, en lugar de presentarles una orden del juez a los adultos del lugar. Un hecho que la puso en alerta y que la hizo sentir contra la espada y la pared.

“Él oficial atacó a mis hijos. Los sacó del auto con la pistola. Lo que veo es que le pega a mi hijo de 12 años… ver todo eso, es algo que corre por tu cuerpo… y te preguntas, ¿qué va a pasar?”, recordó.

Cruz insiste en que su reacción fue defender a su familia y que desconocía la gravedad de sus acciones y los cargos que podrían representarle ante las autoridades.

“Jamás en mi vida yo pensé que poner las manos en un policía es delito. Yo nunca he sido arrestada”, expresó Cruz.

Cruz mostró evidencia de varios mensajes de texto entre la joven y su familia, en donde la menor indicaba que las denuncias puestas por su madre ante las autoridades sobre su custodia “eran mentira”, y que “lo que había hablado con DFACS sobre su situación actual era verdad”.

MundoHispánico cuestionó a Cruz sobre por qué tenía en su vivienda a la menor que buscaban las autoridades y por qué, según el expediente judicial, la familia de la joven había dicho que “los Cruz no le permitían contactar a su familia biológica” y “que la estaban manipulado para vestirse y actuar de acuerdo a sus creencias”.

Cruz contestó que la menor le había contado que la relación con su mamá era extremadamente complicada, que a menudo discutían y que por ello, se encontraba preocupada por la menor.

Además, “ella me contó que en varias ocasiones fue agredida y que no se sentía segura en su casa”, agregó la mujer.

“Ella vino a esta casa sin ropa, y yo le prestaba la mía. Ella no estaba en contra de su voluntad con nosotros. Y tampoco es cierto que no le permitiéramos hablar o comunicarse con su familia. Estaba aquí porque quería y constantemente hablaba con ellos”, destacó Cruz mostrando evidencias de numerosos mensajes de texto enviados entre la menor y su familia.

“Cuando estaba aquí, yo sé que tenía contacto con su familia, con su tía y con su mamá”, agregó la mujer.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+