Estudiante muerto en Colorado fue tiroteado al tratar de detener a atacantes

Kendrick Castillo, el estudiante fallecido en una escuela de Highlands Ranch, un suburbio al sur de Denver (Colorado), fue tiroteado tras intentar detener a los dos atacantes, un gesto que ha hecho que las autoridades lo califiquen este miércoles de “héroe”.

“Un héroe de Colorado, Kendrick Castillo, perdió su vida por salvar a otros. Colorado siempre recordará el heroísmo de Kendrick Castillo”, expresó el gobernador de Colorado, Jared Polis, en su cuenta de Twitter.

Castillo, de 18 años y a tres días de graduarse de la escuela STEM de Highlands Ranch, enfrentó el martes a los dos atacantes y recibió varios balazos que acabaron con su vida, tal como hoy han confirmado sus familiares y autoridades locales.

Sus acciones, sin embargo, permitieron que algunos de sus compañeros pudieran salir del aula y que otros se parapeten detrás de escritorios durante el suceso.

El reporte del médico forense del Condado Douglas, que también califica a Castillo de “héroe”, señala que “las balas que recibió hubiesen herido a otros”.

Uno de los atacantes es Devon Erickson, de 18 años y que afronta en principio más de 50 cargos por asesinato e intento de asesinato, según se informó este miércoles durante su primera comparecencia judicial.

La tarde del martes, Erickson y una joven que por ser menor de edad no ha sido identificada por la Policía, ingresaron con al menos dos armas de fuego al centro escolar, que no cuenta con detector de metales, y mataron a Castillo e hirieron a ocho personas.

Según declararon testigos, los atacantes ingresaron al aula donde estaba Castillo y uno de ellos extrajo un arma de fuego que tenía escondida dentro de un estuche para guitarras.

Castillo y Brendan Bialy, otro estudiante y que ha sido aceptado por los Marines, se enfrentaron a los dos atacantes. Bialy logró desarmar y reducir a uno de ellos y es también considerado un héroe.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+