Estrategia de seguridad de Bloomberg en NY fue racista e ineficaz: NYT

  • Tras el destape de Michael Bloomberg como precandidato por la Presidencia de EE.UU. resurge la polémica por su política de seguridad como alcalde de Nueva York, calificada como “racista e ineficaz”
  • En la estrategia denominada “Parar y Registrar” los policías en la Gran Manzana detuvieron y revisaron a más de 5 millones de personas, en su mayoría de color e hispanos.
  • Bloomberg pidió ya disculpas por esa decisión

Durante el mandato de Michael R. Bloomberg como alcalde de Nueva York entre 2002 y 2013, los agentes de policía detuvieron e interrogaron más de cinco millones de veces a personas que creían que estaban involucradas en actividades delictivas, una estrategia que fue calificada como “racial e ineficaz” por jueces y por activistas en pro de los derechos civiles.

Los oficiales a menudo registraban a los detenidos, la mayoría jóvenes de color y latinos, en busca de armas que rara vez eran encontradas.

Esta estrategia denominada “Parar y Registrar” marcó la administración de Bloomberg como el alcalde número 108 de Nueva York, un antecedente que podría estigmatizar su campaña rumbo a la Presidencia de Estados Unidos anunciada este domingo, según destaca en un reportaje el periódico The New York Times en su edición digital.

Ante la crítica, Michael Bloomberg ya se disculpó por esta decisión que erosionó la confianza de la policía en los barrios negros y latinos.

“Nuestro enfoque fue salvar vidas”, dijo durante un discurso en una iglesia negra en Brooklyn. “Pero el hecho es que demasiadas personas inocentes estaban siendo detenidas”.

“Parar y registrar” fue una estrategia de prevención del delito que había sido un elemento básico de la policía en Estados Unidos durante más de 30 años, incluso antes de que Bloomberg fuera alcalde de Nueva York.

El esquema de “prevención del delito” permitía a los agentes del Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) detener a alguien para interrogarlo en la calle, sobre todo en barrios de alta incidencia delictiva.

Si los oficiales creían que el sospechoso estaba armado, podrían catearlo pasando las manos sobre sus prendas exteriores, una estrategia que comenzó en la administración de Rudolph Giulliani en la década de los noventa.

Para el año 2002, ya con Bloomberg en la alcaldía de Nueva York, el programa “Parar y Registrar” multiplicó por siete las retenciones de personas para catearlas, hasta casi alcanzar las 700 mil revisiones a transeúntes.

En la estadística, durante los tres períodos de Michael Bloomberg como alcalde, del 2002 al 2013, la policía aplicó 5 millones 81 mil 689 cateos.

Estrategia de seguridad de Bloomberg en NY fue racista e ineficaz: NYT

Michael Bloomberg / Associated Press

 

Pero no eran revisiones aleatorias o al azar. El sesgo racial fue su distintivo.

Para 2009, las personas negras y latinas en Nueva York tenían nueve veces más probabilidades de ser detenidas por la policía en comparación con los residentes blancos.

La estrategia se usó con tanta intensidad que los oficiales en el vecindario de Brownsville en Brooklyn realizaron 52 mil paradas en ocho bloques cuadrados entre enero de 2006 y marzo de 2010, el equivalente a una parada por cada residente allí cada año.

Sin embargo, la tasa de arrestos fue inferior al uno por ciento para los 14,000 residentes, situación que derivó en demandas contra la ciudad de Nueva York por parte de hombres negros y latinos.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+