Surgen detalles desgarradores de estampida en Israel que dejó 45 muertos

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.
Foto: AP / Video: MH
  • Surgen detalles desgarradores de la estampida en Israel que dejó al menos 45 muertos y 150 heridos
  • Entre los muertos se encuentran dos estadounidenses, un rabino de Canadá, varios niños y un padre de 11 hijos
  • La tragedia ha sido calificada como el peor desastre en la historia de Israel

Una estampida en una festividad religiosa a la que acudieron decenas de miles de judíos ultraortodoxos dejó al menos 45 muertos y 150 heridos en la madrugada del viernes en el norte de Israel, informaron las autoridades médicas. Fue una de las tragedias civiles más letales en la historia del país.

Con el paso de las horas las autoridades han podido identificar a las víctimas mortales del suceso. Entre los muertos se encuentran dos estadounidenses: Yosef Amram Tauber, de Nueva York, y Eliezer Tzvi Yoza’af, un joven de 26 años. Un rabino canadiense llamado Shraga Gestetner también falleció aplastado por la multitud. Asimismo, un padre de 11 hijos identificado como Shimon Matalon de 38 años de edad murió durante la estampida en Israel.

Niños entre las víctimas mortales

Estampida en Israel
Foto: AP

Las autoridades también informaron que varios niños perdieron la vida durante las celebraciones del Lag BaOmer en el Monte Merón. Entre las víctimas se encuentran dos parejas de hermanos: Yosef y Moshe Elhadad, de 18 y 12 años, y Moshe y Joshua Englander, de 14 y 9 años, informó The Daily Mail.

La estampida comenzó cuando un gran número de personas que trataban de salir del lugar se agolparon en un pasaje estrecho, similar a un túnel, según testigos e imágenes de video. La gente comenzó a caer una encima de la otra cerca del final del pasillo, mientras bajaban por unas resbaladizas escaleras de metal, añadieron los testigos.

“Uno caía detrás de otro”

Foto: Twitter.

Al menos 150 de los asistentes al evento resultaron heridos, incluidos seis que se encuentran en estado crítico, 18 gravemente heridos, ocho en condición moderada y 80 levemente heridos. Uno de los heridos que fueron trasladados a un hospital, Avraham Leibe, dijo a la emisora pública Kan que una avalancha de gente que intentaba descender el monte provocó un “desastre generalizado” en una en una pendiente metálica resbaladiza seguida de escaleras.

“Nadie lograba detenerse”, dijo desde su cama de hospital. “Vi caer uno detrás de otro”. En los videos podía verse a un gran número de personas, en su mayoría hombres ultraortodoxos vestidos de negro, apretados en el túnel. El diario Haaretz citó declaraciones de testigos según los cuales las barricadas policiales habían impedido que la multitud se dispersara rápidamente.

Estampida en Israel: Una avalancha humana

ESTAMPIDA EN ISRAEL
Foto: AP

Un testigo describió la estampida en Israel como una “avalancha humana”. Según estimaciones de los medios, este año habrían acudido unas 100.000 personas, sin embargo, se esperaba que solo asistieran 10 mil personas al evento debido a las restricciones por el coronavirus.

“Había más y más y más gente”, dijo un testigo a la estación local KAN. “Recuerdo que me acosté encima de alguien. No respiraba. Hubo gritos; fue un desastre. Cada uno intentaba salir del otro, pero no lograron sacar a nadie porque era un rompecabezas. Vi gente, niños, debajo de mí”, indicó el testigo.

Culpan a la policía

Foto: AP.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, que visitó brevemente el monte Meron alrededor del mediodía del viernes, dijo que era “uno de los peores desastres que ha sufrido el estado de Israel” y ofreció sus condolencias a las familias. Dijo que el domingo sería un día de duelo nacional, informó AP.

Netanyahu fue abucheado por decenas de manifestantes ultraortodoxos, que culparon al gobierno y a la policía por la tragedia. Velvel Brevda, un rabino que presenció la estampida, acusó a la policía de colocar barreras que habían impedido que las personas salieran por las salidas que generalmente estaban abiertas en los últimos años.

De un momento feliz a una tragedia

Foto: AP.

Zaki Heller, portavoz del servicio de rescate Magen David Adom, dijo a la Radio del Ejército de Israel que “nadie jamás había soñado” que algo como esto pudiera suceder. “En un momento, pasamos de un evento feliz a una inmensa tragedia”, dijo. El Ministerio de Justicia dijo que el departamento de investigaciones internas de la policía estaba iniciando una investigación sobre una posible mala conducta criminal de los agentes.

La mortífera estampida también tendría repercusiones políticas en un momento de gran incertidumbre tras unas elecciones inconclusas de marzo, la cuarta en dos años. Los líderes y diplomáticos extranjeros enviaron sus condolencias, incluido el encargado de negocios de Estados Unidos.

Muertos por todos lados

Foto: Twitter.

Un sobreviviente llamado David le dijo a Ynet News: “Nuestros cuerpos fueron arrastrados por ellos mismos. La gente fue arrojada al aire, otros fueron aplastados en el suelo. Había un niño allí que seguía pellizcándome la pierna, luchando por su vida. Esperamos ser rescatados durante 15 a 20 minutos en esta loca y terrible estampida. Fue horrible”, aseguró.

Meir, una de las personas que resultó herida en la aglomeración, le dijo a Ynet desde el hospital que la estampida “se sintió como una eternidad, los muertos estaban a nuestro alrededor”. Para ver el video pulse AQUÍ.

Niños pequeños entre las víctimas

Foto: Twitter.

Eli Beer, director de la organización de servicios de rescate de Hatzalah, indicó que entre las víctimas había niños pequeños. “Para mi pesar, encontramos niños pequeños que habían sido aplastados, tratamos de resucitarlos y en algunos casos logramos salvarlos”, dijo.

“Tenemos que despertarnos, es impactante la cantidad de personas que pudieron entrar”. Beer indicó que al evento solo debían asistir 10 mil personas, sin embargo, se presentaron 100 mil, informó The Sun. “Estaba debajo de las gradas, traté de subir hacia todo el caos cuando escuché golpes arriba, golpes, golpes y gente gritando ‘escapa, escapa, la gente se está muriendo’”, dijo Zohar, un testigo de la estampida y agregó que vio a personas “perder el color en sus rostros”.

Regresar al Inicio