ÚLTIMA HORA: EE.UU. trata de matar a otro comandante de Irán

Las fuerzas militares de Estados Unidos intentaron matar a un comandante de Irán en Yemen el mismo día que asesinaron a Qassem Soleimani.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • El pleito entre Estados Unidos e Irán apunto de convertirse en guerra, escaló a nuevas dimensiones
  • Tras el asesinato del máximo general de la Guardia Revolucionaria, Qassem Soleimani, surgió nueva información
  • Estados Unidos atacó a un comandante iraní en Yemen

Las fuerzas militares de Estados Unidos intentaron matar a un comandante de Irán en Yemen el mismo día que asesinaron con un dron al máximo general de la Guardia Revolucionaria, Qassem Soleimani, revelaron el viernes funcionarios estadounidenses.

Los funcionarios dijeron que fuerzas de operaciones especiales lanzaron un fallido ataque aéreo contra Abdul Resa Shahlai, un comandante de alto rango del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán. Los funcionarios solicitaron el anonimato para hacer declaraciones sobre una misión clasificada.

Soleimani y Shahlai figuraban en una lista de objetivos militares autorizados, dijeron los funcionarios, lo cual pone de relieve la intención de Estados Unidos de debilitar la comandancia de las Fuerzas Quds de Irán, a las que Washington declaró organización terrorista. Las fuentes no dijeron por qué fracasó la misión.

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1578531192/Captura-de-pantalla-2020-01-08-a-las-18.52.45_tg6uki.png” url= “https://mundohispanico.com/aracely-arambula-ardiente-jumpsuit/” title= “Aracely Arámbula presume ardiente jumpsuit sin ropa interior debajo y remarca sus glúteos (FOTO)”]

El 3 de enero, un dron de Estados Unidos mató a Soleimani poco después de su llegada al aeropuerto internacional de Bagdad. Funcionarios del gobierno de Trump justificaron ese asesinato con el argumento de que el general iraní planeaba acciones militares que amenazaban a un gran número de militares y diplomáticos estadounidenses en el Medio Oriente. Sin embargo, Irán describió el ataque como un acto de terrorismo y el 8 de enero disparó más de una docena de misiles balísticos contra dos bases en Irak que albergan a fuerzas estadounidenses y de la coalición. No hubo víctimas en ese ataque.

El Departamento de Estado ofreció el mes pasado una recompensa de 15 millones de dólares por información que permita desmantelar las finanzas del CGRI, incluido Shahlai, un financista clave en la organización. El Departamento de Estado dijo que Shahlai “tiene un largo historial de ataques contra estadounidenses y aliados a nivel global” y que planeaba múltiples asesinatos de las fuerzas de la coalición en Irak.

Sus actividades incluían suministrar armas y explosivos a grupos paramilitares chiíes y ordenar un plan para asesinar en 2011 al embajador saudí en Washington, D.C.

El Pentágono declinó hacer declaraciones sobre la operación que tuvo un carácter altamente secreto.

“Hemos visto el informe de un ataque aéreo del 2 de enero en Yemen, que desde hace tiempo se sabe es un espacio seguro para terroristas y otros adversarios de Estados Unidos. El Departamento de Defensa no hace declaraciones sobre presuntas operaciones en la región”, dijo la comandante de la Marina, Rebecca Rebarich, una portavoz del Pentágono.

The Washington Post fue el primero en informar de este suceso.

En el conflicto Irán, la Cámara de Representantes aprobó hoy una resolución no vinculante para recordar al presidente Donald Trump el papel clave del Congreso en cualquier ataque castrense en el extranjero, en un intento de sacar músculo ante posibles nuevas “acciones militares” de la Casa Blanca contra Irán.

Esto reaviva un debate sobre quién tiene el poder de declarar la guerra y la Cámara controlada por los demócratas aprobó dicha resolución, que afirma que el presidente Donald Trump debe buscar la aprobación del Congreso antes de emprender una acción militar adicional contra Irán.

Con 224 votos a favor y 194 en contra, la mayoría demócrata en la Cámara Baja sacó adelante una moción destinada a demostrar su incomodidad con el hecho de que el Gobierno de Trump no les notificara con antelación la operación que el pasado día tres de enero acabó con la vida del general iraní Qasem Soleimani en Bagdad.

Para evitar un previsible veto de Trump, los demócratas eligieron una fórmula legal que se considera aprobada una vez que ambas cámaras del Congreso la ratifican, y que no requiere la firma del presidente, a pesar de que eso le resta fuerza de ley.

“Esto es una declaración del Congreso de EE.UU., no permitiré que esa declaración se vea disminuida por un veto” de Trump, explicó unas horas antes de la votación la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi.

La medida “protegerá las vidas y los valores estadounidenses” al limitar las acciones militares de Trump, dijo Pelosi. “La administración debe reducir la escalada y debe evitar más violencia”.

La resolución se basa en la Ley de Poderes de Guerra de 1973 y exige que el presidente entregue un informe al Congreso en las 48 horas siguientes a cualquier ofensiva que no esté basada en una declaración formal de guerra.

Una vez que envíe ese informe, el presidente debe detener cualquier acción militar en los 60 días siguientes, con una extensión posible de otros 30, a no ser que el Congreso declare formalmente la guerra o apruebe una autorización específica para esa intervención en el extranjero.

El texto se centra exclusivamente en un posible conflicto con Irán, a pesar de que tanto Washington como Teherán expresaron este miércoles su voluntad de alejarse de la perspectiva de un enfrentamiento militar.

“El Congreso no ha autorizado al presidente para usar la fuerza militar contra Irán”, recuerda la resolución.

Aunque Trump no informó al Congreso antes de la operación contra Soleimani, sí que notificó a los legisladores antes del límite de 48 horas exigido por la ley, pero lo hizo a través de un documento confidencial.

Los demócratas planean impulsar una resolución similar la semana que viene en el Senado, pero la mayoría republicana en esa cámara complica la aprobación de ese texto, que instaría a Trump a terminar en 30 días cualquier acción militar contra Irán no autorizada por el Congreso.

El representante de Irán ante Naciones Unidas, Majid Takht-Ravanchi, aseguró este jueves ante el Consejo de Seguridad de la ONU que la respuesta iraní ante el “ataque terrorista” de Estados Unidos que mató al general Qasem Soleimaní fue “proporcional y comedida”.

En una breve intervención, Takht-Ravanchi también reprochó a Estados Unidos, cuya representante estaba presente en el Consejo, que haya denegado el visado al ministro de Exteriores, Mohammad Yavad Zarif, para acudir a esta reunión.

El diplomático iraní arrancó su discurso dando sus condolencias a las víctimas del avión de la aerolínea Ukraine International Airlines (UIA) siniestrado en Irán este miércoles y que costó la vida a sus 176 ocupantes.

A este respecto apuntó que las causas del accidente se están investigando y que se espera que pronto se logren resultados.

Un par de horas antes de su intervención, el representante de Ucrania, Sergiy Kyslytsya, aseguró que ha solicitado a Irán “acceso total” a las investigaciones sobre el accidente y pidió que se eviten las “especulaciones”.

La caída del Boeing 737-800 coincidió con el bombardeo de Irán contra dos bases en Irak que alojan a tropas estadounidenses y han circulado especulaciones de que el aparato podría haber sido derribado.

(Con información de AP)

https://twitter.com/bbcmundo/status/1214717655665586182

Continua artículo relacionado