¿Está preparada para un sismo la población en la zona fronteriza de San Diego con Tijuana?

Tras el recordatorio de una catástrofe natural en el aniversario de los sismos que sacudieron a México el 19 de septiembre, las autoridades urgen a la población a no bajar la guardia.

En Tijuana y San Diego viven cerca de cinco millones de personas, y es considerada la frontera más transitada del planeta.

En California es común que muchas personas estén familiarizadas con la Falla de San Andrés y toda amenaza relacionada con un temblor, pero al cruzar la frontera, en el área de Tijuana, por ejemplo, la población es más vulnerable porque muchos no estan al tanto o no siguen las recomendaciones de las autoridades. Esto hace que se vean expuestos al peligro de una sacudida de la madre naturaleza.

RELACIONADA: Simulacro 19S: habrá minuto de silencio en CDMX y prevalece miedo a sismo

Es por tal motivo que este 19 de septiembre se hizo ahí, como en otras regiones del país azteca, un simulacro de temblor, principalmente en escuelas, dependencias de gobierno y en edificios de gran altura, ya sea de oficinas o de vivienda.

La importancia de hacer estos simulacros en la fecha ya mencionada, es porque precisamente en un 19 de septiembre se registraron dos terremotos en regiones de México y con resultados catastróficos: uno ocurrió en 1985 y  el otro en 2017.

Autoridades han establecido que este solemne aniversario debe ser el día para que la población practique como reaccionar ante un sismo de alta intensidad, iniciativa que afortunadamente ha sido adoptada con bastante entusiasmo por una gran mayoría de personas.

Cabe mencionar que la abundancia de información al respecto en redes sociales, ha hecho que cada vez más jóvenes tomen la iniciativa de prevenir el peligro de un sismo, como es el caso de Alejandro Pérez, un residente de Tijuana de 18 años de edad, quien comentó a MundoHispánico que está preparado junto a su madre para una ocasión de emergencia.

Este residente de la zona fronteriza dice estar preparado para un sismo, lo cual no es muy común del lado de Tijuana. FOTO: Chris Cabezas/MundoHispánico

“Tenemos un par de mochilas en casa con documentos de importancia, linternas, baterías y hasta latas de atún”, aseveró.

La cultura de estar preparados ante un desastre natural poco a poco se hace más común en México, pero a la vez las autoridades y organizaciones de ayuda a la comunidad,  reconocen que falta camino por recorrer para alcanzar los niveles de prevención y atención ante sismos, como es el caso de países como Estados Unidos y Japón. Afortunadamente los simulacros de cada 19 de septiembre son un paso en la dirección correcta.

“Catastrófico, podríamos tener muchas estructuras colapsadas, muchos muertos y gente atrapada” alertó el capitán José Luis Jiménez, director de bomberos.

[anvplayer video=”4487121″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+