Getty Images

Antes de morir, Anthony Bourdain declaró su amor a México (VIDEO)

Antes de su trágica muerte, Anthony Bourdain, el chef, escritor, viajero y estrella de la televisión internacional, había declarado su gran amor por México y no solo hacia su gastronomía, sino también a su cultura y su gente.

En un texto titulado “Bajo el Volcán” y publicado en su blog el 3 de mayo de 2014, Bourdain, quien fue hallado muerto en su habitación de hotel en una población de Francia, destaca las cualidades de la cocina mexicana, lo mismo que las bellezas naturales del vecino país y la importancia de los mexicanos para sustentar la economía estadounidense, en particular la restaurantera.

“Los estadounidenses aman la comida mexicana. Comemos nachos, tacos, burritos, tortas, enchiladas, tamales y cualquier cosa que se parezca a lo mexicano en enormes cantidades. Amamos las bebidas mexicanas, felizmente tomamos grandes cantidades de tequila, mezcal y cerveza mexicana cada año”, inicia el texto de Bourdain, reproducido por Huffington Post.

RELACIONADO: Anthony Bourdain fue un defensor de los inmigrantes hispanos

“Amamos a la gente mexicana, y seguro empleamos a muchos de ellos. A pesar de nuestras actitudes ridículamente hipócritas hacia la inmigración, solicitamos que mexicanos cocinen un gran porcentaje de la comida que comemos, cultiven los ingredientes que necesitamos para cocinar, limpien nuestras casas, corten nuestro pasto, laven nuestros platos, cuiden a nuestros hijos”, continúa el escrito.

“Como cualquier chef te dirá, toda nuestra economía de servicios – el negocio restaurantero como lo conocemos — en la mayoría de las ciudades estadounidenses, colapsaría en una noche sin los trabajadores mexicanos”, reconoció Bourdain.

Más adelante, el finado chef muestra su admiración por las bellezas naturales al sur de la frontera.

“México. Nuestro hermano de otra madre. Un país, con quien, nos guste o no, estamos inexorablemente involucrados de manera profunda, en un fuerte pero a menudo incómodo abrazo. Véanlo. Es hermoso. Tiene unas de las playas más deslumbrantes en la Tierra. Montañas, desiertos, junglas. Hermosa arquitectura colonial, una trágica, elegante, violenta, ridícula, heroica, lamentable, desgarradora historia”, puntualiza Bourdain, quien en varias ocasiones visitó México, tanto con fines turísticos como para grabar algunos de sus famosos programas televisivos.

TE PUEDE INTERESAR: México presenta denuncia contra EE.UU. ante OMC por aranceles

“En años de hacer televisión en México, es uno de los lugares donde, como equipo, somos más felices cuando termina el día de trabajo. Nos reuniremos alrededor de un puesto callejero y ordenaremos tacos suaves con salsas frescas, brillantes y deliciosas: bebemos cerveza mexicana fría, mezcales ahumados y escuchamos con los ojos húmedos las canciones sentimentales de los músicos callejeros. Miraremos alrededor y observaremos, por centésima vez, qué lugar tan extraordinario es éste”, comparte con gran detalle y profundo sentimiento.

Bourdain también señala que la comida mexicana va mucho más allá de los nachos y destaca su complejidad y valor milenario.

“Y por más que creamos que la conocemos y que la amamos, apenas hemos tocado la superficie de lo que es realmente la comida mexicana. NO es queso derretido sobre un totopo. No es simple, no es fácil. De hecho, es antigua, más antigua que la gran cocina europea y a menudo profundamente compleja, refinada, sutil, y sofisticada”, sostiene.

“(La mexicana) podría ser, debe ser, una de las cocinas más emocionantes en el planeta. Si ponemos atención. Los cocineros de la vieja escuela de Oaxaca hacen algunas de las salsas matizadas más difíciles en la gastronomía. Y algunos de la nueva generación, muchos de los que se han entrenado en cocinas de Estados Unidos y Europa han regresado a casa para llevar a la comida mexicana a nuevas y emocionantes alturas”, conclue Bourdain, sin duda, un auténtico amante de México, su gente y sus costumbres.

ES TENDENCIA:

Top Stories