Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California

En California, están entregando tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados para que puedan sobrellevar la situación ante el coronavi

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California
  • Organizaciones comunitarias crean fondo para ayudar a inmigrantes
  • Los inmigrantes reciben primero una tarjeta de $400 y luego dos aportes de $150 cada uno

 

En California, están entregando tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados para que puedan sobrellevar la compleja situación económica ante el coronavirus.

Las organizaciones comunitarias East LA Community Corporation, Inclusive Action y Public Counsel crearon un fondo que les permitiera ayudar a aquellos indocumentados que han dejado de trabajar a causa de la pandemia.

Esta iniciativa va dirigida a quienes no podrán recibir los $1,200 dólares de ayuda federal debido a que quedaron excluidos por su situación migratoria.

Al notar la falta de asistencia para este sector de la población, la entidad sin fines de lucro con sede en Los Ángeles: Inclusive Action for the City, tomó acción.

Iniciaron, a través de GoFundMe, una campaña a la que llamaron: “Fondo de emergencia para vendedores ambulantes”.

“Cuando la pandemia de COVID-19 comenzó a afectar a nuestras comunidades, rápidamente vimos que todos los datos sobre la desigualdad de ingresos eran correctos: la mayoría de las personas no tienen ahorros para cubrir los gastos de su hogar en una emergencia.”, explicaron en su publicación.

Agregaron que los vendedores ambulantes “vieron que sus ingresos comerciales se disolvieron casi de la noche a la mañana. Y las nuevas políticas en Los Ángeles prohibieron la mayoría de las ventas callejeras como resultado de COVID-19. Es por eso que comenzamos un fondo de emergencia para proporcionar asistencia monetaria”.

Esta organización no está sola, ha recibido el apoyo y la donación de otros grupos como United Way, Roy y Patricia Disney Family Foundation.

También han logrado recaudar $86,296 dólares (al momento de publicación de esta nota).

Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California. Foto: GoFundMe

Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California

Los activistas explicaron que se asociaron a “Wirecard, un proveedor global de pagos comprometido a ayudar a las empresas de todos los tamaños a sobrevivir estos tiempos de incertidumbre”.

Con ellos producen tarjetas Mastercard precargadas con $400 dólares que entregan a los afectados.

Los fondos le permiten a los inmigrantes cubrir sus gastos básicos como alquiler y comida.

“Estas tarjetas dan a los destinatarios acceso inmediato a sus fondos”, explicó Inclusive Action for the City.

Adicionalmente, reciben dos tarjetas de $150 dólares para comprar comida.

Según las organizaciones de apoyo, ya han logrado distribuir 387 tarjetas de $400 dólares a inmigrantes afectados económicamente por el coronavirus.

Today we disbursed an additional 99 cash cards to street vendors with our partners East LA Community Corporation and…

Posted by Inclusive Action for the City on Thursday, April 30, 2020

 

“Cada semana reparten unas 100 tarjetas en un día preseleccionado y los beneficiados acuden por cita, para evitar aglomeraciones y robos”, indicaron.

Hasta ahora han recibido unas 1,000 solicitudes de ayuda económica.

Sin embargo, gracias a las donaciones, que aun siguen abiertas, esperan poder repartir unas $250,000 dólares a los inmigrantes que hayan quedado sin trabajo durante la contingencia.

Cheques de coronavirus se retrasan para quienes no tienen cuenta bancaria

Cheques de coronavirus cuentas bancarias. Cuando la crisis por el coronavirus se hizo sentir con fuerza, el empleador de Akeil Smith recortó su trabajo de asistente sanitaria a domicilio a 25 horas por semana. Su salario de 15 dólares la hora dejó de ser suficiente para pagar el alquiler mensual de 700 dólares y se vio en la necesidad de acudir a centros de distribución de alimentos.

Si bien millones de trabajadores estadounidenses de antemano han recibido un pago de ayuda rápida de parte del Tesoro federal por medio de un depósito bancario directo, Akeil Smith se encuentra entre las millones de personas que carecen de una cuenta de banco tradicional y que deben esperar semanas para que les lleguen cheques de papel.

Cuando los cheques finalmente llegan, esta población compuesta en su mayor parte por afroamericanos e hispanos no suele tener otra opción que usar los costosos servicios de cambio de cheques, a fin de tener el dinero en sus manos.

“Yo vivo de cheque a cheque y justo ahora necesito más comestibles”, declaró Akeil Smith, de 35 años, a The Associated Press mientras esperaba en el interior de Payomatic, un pequeño local de cambio de cheques en un vecindario de Brooklyn habitado principalmente por gente de raza afroamericana.

En las seis semanas que han pasado desde que la pandemia paralizó la mayor parte de la economía de Estados Unidos, más de 30 millones de trabajadores estadounidenses han solicitado ayuda por desempleo.

El Congreso aprobó un paquete de rescate económico de 2.2 billones de dólares.

En abril, el gobierno empezó a enviar 1,200 dólares por persona, 2,400 por cada matrimonio y otros 500 dólares por cada hijo dependiente de familias pobres y de clase media en todo Estados Unidos.

Las familias con mejor posición económica pueden recibir ya sea una cantidad menor o nada, dependiendo de sus ingresos.

Para ayudar a facilitar la entrega de los llamados cheques de coronavirus, el gobierno federal lanzó un portal en línea (Get my Payment) en el cual las personas proporcionan su información bancaria para recibir un depósito directo. Pero ese sistema no funciona para aquellos sin cuentas de cheques o de ahorros.

Un memo de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, obtenido por The Associated Press, calculaba que cada semana se emitirán aproximadamente cinco millones de cheques físicos, lo que significa que la mayoría de los trabajadores en apuros podrían verse obligados a esperar semanas antes de recibir el pago.

En Houston, es probable que Ta’Mar Bethune, una madre de 41 años de cuatro hijos adultos que además está criando a un nieto, espere un poco.

Como una mujer más joven, luchó durante años para pagar las tarifas de las cuentas bancarias hasta que se cerró su cuenta. En la década de 1990, también fue víctima de robo de identidad y nunca se recuperó por completo.

Más de 20 años después, Bethune todavía no puede pasar una verificación de antecedentes estándar para abrir una cuenta corriente porque el sistema bancario la considera demasiado arriesgada, dijo.

 

Cheques de coronavirus se retrasan para quienes no tienen cuenta bancaria

Así que para sobrevivir, Ta’Mar Bethune transfiere el dinero que gana como peluquera y niñera profesional a una tarjeta de débito no bancaria.

“Te cobran un brazo y una pierna”, dijo, citando una tarifa mensual y un cargo por cada movimiento o retiro. “Nunca obtienes tu dinero completo. Es malo, pero no tengo otra opción”.

Bethune recibe asesoramiento financiero de la Houston Area Urban League, una organización sin fines de lucro que ayuda a las familias de ingresos bajos a moderados a examinar sus comportamientos en relación con el gasto y el ahorro.

La organización dice que muchas familias son reacias a abrir cuentas bancarias, especialmente si el sistema las ha quemado.

“Nadie quiere ser explotado”, dijo Carmela Walker, asesora financiera del grupo.

Archivado como: Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California

Cheques de coronavirus se retrasan para quienes no tienen cuenta bancaria

Aproximadamente 8.4 millones de hogares estadounidenses fueron considerados “no bancarizados” en 2017, lo que significa que nadie en el hogar tenía una cuenta bancaria, según la Federal Deposit Insurance Corp.

Otros 24.2 millones de hogares estaban “bancarizados”, lo que significa que podrían tener una cuenta bancaria pero miembros del hogar también utilizaban un servicio financiero alternativo para giros postales, cambio de cheques, remesas internacionales, préstamos de día de pago y préstamos de casas de empeño, a menudo a altos costos.

Algunos de esos servicios han sido criticados por ser depredadores y comercializadores para las comunidades afroamericanas e hispanas, que están desproporcionadamente no bancarizadas.

Archivado como: Entregan tarjetas de 700 dólares a inmigrantes indocumentados en California

Continua artículo relacionado