Cómo enseñar a nadar a un niño sin que tenga miedo

Jugando a ser aviones

Enseñar a nadar a tu hijo puede requerir de imaginación. Puedes sugerirle que sea el piloto de un avión.  Ponlo con su pancita en tu espalda y pide que te tome del cuello.   Estira los brazos como un avión y llévalo unos pasos hacia adelante mientras le pides que patalee.   Esto es un excelente ejercicio para desplazarse e ir perdiendo el miedo.

 

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+