Cómo enseñar a nadar a un niño sin que tenga miedo

Utilizar un juguete sumergible

Una muñequita de plástico o un superhéroe pueden ser muy buenos compañeros para enseñar a nadar a un niño.   Tu hijo puede jugar en tus brazos o en lo bajito a enseñarle a nadara su muñeco,  lo que lo irá preparando mentalmente a la experiencia.   Una vez dominada la técnica de los bucitos puede intentar buscar su juguete, si la piscina tiene un lugar suficientemente bajo como para que brevemente sumerja la cabeza para localizarlo.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+