Empresa logra ‘imprimir’ casas de 2 plantas en 15 días y más baratas

Compartir
Suscríbete

Suscríbete

Recibe por email todo nuestro contenido.

El futuro de la construcción ha llegado a Europa gracias a la construcción de casas a partir de la impresión 3D.

Sin duda, se trata de un gran avance en materia de construcción, pero es apenas uno de los primeros pasos para crear un proyecto más grande que incluya la construcción masiva de viviendas a partir de la impresión 3D.

Construyen casas de dos plantas en Bélgica gracias a la impresión 3D

  • El futuro de la construcción ya está aquí: empresa logra ‘imprimir’ una casa de dos plantas con éxito
  • Sucedió en Bélgica: La empresa develó un proyecto de casa a partir de la impresión 3D, con el que espera promover este tipo de construcciones en todo el mundo
  • La casa, de aproximadamente 300 m2, es amigable con el medio ambiente, e incluye paneles solares para reducir el consumo de energía eléctrica

Desde hace algunos años, los expertos en construcción han indicado que el futuro de las viviendas se vislumbra alentador gracias a una nueva tecnología, que incluye la impresión en 3D de algunas de sus partes.

De acuerdo con el portal Dogo News, los expertos han señalado que la industria de la construcción utilizará la impresión en 3D para fabricar casas más asequibles y de manera más rápida que otros tipos de construcciones.

Además, un factor a favor de las casas fabricadas vía impresión 3D será que estas serán amigables con el medio ambiente, y están diseñadas no solo para satisfacer las necesidades de sus ocupantes, sino que contarán con paneles solares para reducir tanto como sea posible el consumo de energía eléctri

Recientemente, se develó en Bélgica uno de los proyectos más ambiciosos en cuestión de construcción de viviendas: una empresa logró crear desde cero una casa de dos plantas en Antwerp.

Foto: Shutterstock

En declaraciones a la prensa, Emiel Ascione, director del proyecto a cargo de la constructora Kamp C, explicó que “Lo que hace única a esta casa es que la imprimimos con una impresora de concreto en 3D”.

Asimismo, añadió que “Otras casas que fueron impresas en otras partes del mundo solo cuentan con una planta. En muchos de los casos, los componentes fueron impresos en una fábrica y ensamblados en el sitio de construcción. Nosotros, sin embargo, imprimimos la totalidad de la cubierta de la casa en una sola pieza y en el sitio de construcción.”

Aunque es hasta ahora que se ha anunciado este proyecto, el proceso para concretarlo comenzó a gestarse desde  noviembre de 2019.

En ese mes, la constructora recibió una impresora de cemento en 3D de 32 x 32 pies, que es conocida como BOD2.

Esta impresora requirió de una serie de mantenimientos para operar correctamente; sin embargo, una vez que entró en operaciones lo hizo de manera totalmente autónoma.

Durante el proceso de impresión, únicamente se requirió de la presencia de una persona para supervisar el proceso mediante computadora.

En total, el proceso de impresión se demoró alrededor de tres semanas, pero la culminación del proyecto tuvo algunas pausas, toda vez que se tuvo que organizar tomando en cuenta los horarios escolares de los estudiantes participantes en el proyecto.

Si todo sale como la empresa responsable del proyecto lo espera, en un futuro cercano se podrían construir casas similares en tan solo dos días.

Foto: Shutterstock

¿Casas en 3D? El futuro de la construcción se valdrá de la impresión 3D para crear entornos amigables con el medio ambiente

La casa construida en Antwerp, Bélgica, tiene una dimensión aproximada de 300 metros cuadrados, que incluyen: una cocina pequeña, dos salas de estar, un recibidor y un baño.

Asimismo, se trata de una construcción amigable con el medio ambiente, ya que fue construida con calefacción bajo suelo y paneles solares con los que se espera reducir de manera significativa el consumo de energía eléctrica.

Con la construcción de este tipo de casas, Bélgica espera convertirse en pionero en un proyecto que abarca toda Europa e invitar al resto de los países del continente a emplear las mismas técnicas.

Las casas construidas con impresión 3D no solo representan un beneficio en tiempo de construcción, sino también en costos: este tipo de estructura, aseguran, utiliza un presupuesto 60 veces menor que las construcciones convencionales.

¿Cómo funciona la impresión 3D para la construcción de casas?

De acuerdo con el portal Medium.com, las impresoras 3D imprimen finas capas que se sobreponen entre sí hasta alcanzar la forma deseada en el diseño del objeto a imprimir.

Sin embargo, las impresoras en 3D de tamaño industrial tienen la capacidad de imprimir capa por capa tomando como punto de partida los planos diseñados en un software de modelado.

Los materiales que se emplean para la impresión son, por ejemplo, arena, cemento, tierra, arcilla; con ellos, se puede producir una especie de pasta que, después, se calienta y se pasa por el pulverizador de la máquina.

Después, se solidifica con un secador de concreto hasta que se alcance la estructura básica con la que se ha de construir la casa.

Con esta estructura, es posible realizar las siguientes instalaciones, entre las que se incluye la plomería, el cableado eléctrico, las puertas y ventanas.

Una de las ventajas de la impresión en 3D para construir casas es que estas funcionan de manera ágil y ayudan a reducir el desperdicio.

Por otra parte, la construcción de casas por medio de la impresión en 3D implica una desventaja: estas tienen limitaciones de tamaño derivadas en las capacidades de la impresora, por lo que, generalmente, su tamaño no sobrepasa los 600 metros cuadrados.

Foto: Shutterstock
Regresar al Inicio