Emprendedor empieza ‘de cero’ dos veces y con determinación alcanza el éxito

Su vida cambió. Aquel hombre multimillonario, dueño de muchas casas, que alquilaba apartamentos y tenía otros negocios se convirtió en una especie de mentor para Languasco. Le dedico una hora cada día para enseñarle cómo alcanzar el éxito y funcionó. Empezó administrando casas para Steve y en poco tiempo se mudó del espacio diminuto en el que vivía a su propia casa en la playa.

“En el transcurso de un año ya yo era dueño de 15 casas y tenía cinco diferentes negocios que me generaban millones de dólares”, cuenta el emprendedor.

Una segunda oportunidad para alcanzar el éxito

Cuando parecía que todo iba bien, Languasco recibió una llamada inesperada. Tenía que regresar a su país por una situación familiar. A su llegada empezó a perder fuerzas y a paralizarse, por lo que le viaje duró poco y regresó a Estados Unidos. Requirió de visitas al hospital y evaluaciones médicas solo para terminar con un diagnóstico ‘desconocido’.

Seis meses de no poder caminar hicieron que el dominicano perdiera interés por sus negocios y todo lo que tenía. “Regalé los vehículos, los equipos y doné el dinero a las iglesias”, dice. “Por alguna razón yo quería ser pobre de nuevo”.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+