Partido Republicano elige a la defensora de Trump Elise Stefanik como nueva líder

El Partido Republicano de la Cámara de Representantes eligió a Elise Stefanik como la nueva líder que suplantará a Liz Cheney.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Foto: AP / Video: MH
  • El Partido Republicano de la Cámara de Representantes eligió a Elise Stefanik como la nueva líder que suplantará a Liz Cheney
  • La aliada de Trump será la nueva “número tres” republicana en la Cámara baja
  • Stefanik dijo que Trump “es el líder más importante en nuestro partido para los votantes”

Los republicanos seleccionaron este viernes a la legisladora Elise Stefanik como la nueva “número tres” del partido en la Cámara de Representantes tras la expulsión el miércoles de la congresista Liz Cheney por sus críticas al expresidente Donald Trump (2017-2021).

Stefanik, congresista por Nueva York de 36 años, se impuso con holgura al legislador por Texas Chip Roy en una votación que quedó 134-46. “Estoy orgullosa del respaldo del presidente Trump. Es el líder más importante en nuestro partido para los votantes, y es importante que trabajemos como un equipo para ganar la mayoría en 2022”, afirmó Stefanik poco antes de la votación.

Republicanos eligen a Elise Stefanik como la nueva “número 3”

Elise Stefanik
Foto: AP.

Los republicanos tienen como objetivo recuperar el control de la Cámara de Representantes, actualmente con mayoría demócrata, en las elecciones legislativas del próximo año, informó la agencia Efe.

De este modo el expresidente logra colocar a una estrecha aliada en el liderazgo del Partido Republicano en el Congreso, tras la guerra interna abierta por Cheney al refutar las denuncias infundadas de Trump de que hubo un fraude en los comicios presidenciales de noviembre pasado que dieron como ganador al actual mandatario estadounidense, el demócrata Joe Biden.

Elise Stefanik, aliada de Trump

Elise Stefanik
Foto: AP.

“Felicitaciones a Elise Stefanik por su gran y abrumadora victoria. Los republicanos en la Cámara están unidos y el movimiento por volver a hacer a EE.UU. Grande de Nuevo (Make America Great Again) es fuerte”, señaló Trump en un comunicado, en alusión a su lema de campaña.

Con esta votación se consuma una purga que se esperaba por parte del Partido Republicano, que sigue al lado del expresidente y apartando a las voces críticas que rechazan las acusaciones de fraude electoral.

Respaldada por Trump

Foto: Twitter.

Stefanik, una moderada convertida en partidaria de Trump que ha difundido muchas de sus denuncias falsas de fraude electoral en las pasadas elecciones presidenciales de EE.UU. Con ella, los republicanos intentarán cambiar de tema al consagrar a una de las fieles de Trump, y una de las escasas mujeres que tiene el partido en el Congreso, en lugar de la desafiante Cheney.

Respaldada por Trump y los dos dirigentes principales del bloque, Stefanik derrotó al contendiente Chip Roy por 134-46 en una votación a puertas cerradas. La elección de Roy parecía más que difícil, pero al menos fue una señal a la conducción de que los derechistas intransigentes esperan tener una voz fuerte en lo sucesivo, según AP.

“Trump es el líder al que aspiran”

Foto: Twitter.

En momentos en que Cheney y otros republicanos antitrumpistas tratan de alejar al partido del expresidente, Stefanik ratificó su importancia y el control que ejerce sobre sobre ellos. “Los votantes determinan quién es el líder del Partido Republicano y el presidente Trump es el líder al que aspiran”, dijo, antes de añadir que Trump “es una voz importante en el Partido Republicano y esperamos con ansia trabajar con él”.

Los republicanos echaron a Cheney de la conducción luego de que ella atacó reiterada y públicamente a Trump, quien alentó a sus seguidores en el asalto al Capitolio el 6 de enero y persiste en su mentira de que el fraude electoral le costó la reelección en 2020. Cheney ha dicho que seguirá enfrentando a Trump y que se esforzará en derrotarlo si intenta regresar a la Casa Blanca en 2024.

Stefanik defendió a expresidente en primer juicio

Foto: AP.

Su distrito, fronterizo con Canadá y Vermont, votó dos veces por Barack Obama y luego dos veces por Trump en las últimas cuatro elecciones presidenciales. Stefanik se opuso al recorte de impuestos de 2017 de Trump y sus esfuerzos por gastar unilateralmente miles de millones en su muro fronterizo en el suroeste.

Stefanik ocupó el centro del escenario como un feroz defensor de Trump en 2019 cuando la Cámara lo acusó por sus esfuerzos para presionar a Ucrania para que produzca información dañina sobre Joe Biden, su rival demócrata. Siguió la absolución del Senado.

Apoyo de líderes del partido

Elise Stefanik
Foto: AP.

Además del respaldo de Trump, Stefanik cuenta con el respaldo del líder de la minoría de la Cámara de Representantes Kevin McCarthy, republicano por California, además de dos de los conservadores más influyentes de la Cámara: el líder republicano No. 2 de la Cámara, Steve Scalise, de Luisiana, y el representante Jim Jordan, republicano por Ohio.

Stefanik les ha dicho a sus colegas que se desempeñará en el puesto de liderazgo solo hasta el próximo año, según un legislador republicano y un asistente que habló bajo condición de anonimato la semana pasada para discutir conversaciones internas. Después de eso, ocuparía el primer puesto del Partido Republicano en el Comité de Educación y Trabajo de la Cámara de Representantes, que algunos consideran una posición más poderosa porque puede producir legislación sobre temas importantes.

Fidelidad o silencio

Foto: Twitter.

Uno de los dos partidos principales del país impone un requisito de admisión extraordinario a sus altos mandos: fidelidad a Trump o al menos silencio ante la mentira de que perdió su reelección en noviembre debido a fraude. En estados en todo el país, funcionarios y jueces de ambos partidos no encontraron evidencia para respaldar las afirmaciones de Trump.

Resultaba claro que los días de Cheney en la conducción estaban contados desde que el líder de la minoría republicana Kevin McCarthy y el número 2 Steve Scalise se sumaron a Trump y otros republicanos en su contra.

Cheney apoyó el segundo juicio político a Trump

Foto: Getty

Los críticos dijeron que el problema de Cheney no eran sus opiniones sobre Trump, sino su persistencia en expresarlos públicamente, socavando la unidad que ellos quieren que muestren los líderes de cara a las elecciones del año próximo.

Ocasionalmente, estuvo en desacuerdo con Trump durante su presidencia sobre temas como la retirada de Estados Unidos de Siria y sus ataques al Dr. Anthony Fauci por la pandemia. Pero su carrera entró en turbulencias en enero una vez que se convirtió en una de los 10 republicanos de la Cámara de Representantes que respaldaron su segundo juicio político por incitar al asalto mortal al Capitolio de sus partidarios. El Senado lo absolvió.

Cheney enfureció a partidarios de expresidente

Foto: Getty.

En una declaración memorable antes de la votación del juicio político en la Cámara, Cheney dijo: “El presidente de los Estados Unidos convocó a esta turba, reunió a la turba y encendió la llama de este ataque. Todo lo que siguió fue obra suya”.

Sus palabras, y su anuncio previo a la votación, que permitió a los demócratas citar su oposición durante el debate, enfurecieron a muchos partidarios de Trump en la Cámara de Representantes.

Continua artículo relacionado