El robot social e inteligente Sophia estará a la venta a finales de este año

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
El robot social e inteligente Sophia estará a la venta a finales de este año

El robot Sophia, creado en 2015, estará muy pronto a la venta. Sus creadores han aprovechado el aislamiento social producido en la pandemia para adelantar los planes de poner en acción a este robot.

  • Sophia, el robot social e inteligente, estará a la venta a finales de 2021: se espera una producción masiva en los siguientes meses
  • La pandemia continúa abriendo la puerta a nuevos mercados, y uno de los más beneficiados, de acuerdo a los expertos, será la robótica
  • “Los robots sociales como yo pueden cuidar de los enfermos y de los adultos mayores”, asegura Sophia, un robot humanoide que, por ahora, reside en Hong Kong

“Los robots sociales como yo pueden cuidar de los enfermos y de los adultos mayores” asegura Sophia, el robot humanoide creado en 2015.

En una de las frases que ha podido pronunciar, Sophia asegura que “Puedo ayudar a comunicar, dar terapia y proporcionar estimulación social, aún en situaciones difíciles.”

Fue en 2015 cuando Sophia fue creada y, desde entonces, ha estado presente en las noticias en todo el mundo.

Sin embargo, 2020 representó un nuevo reto para este robot, ya que la pandemia abrió las puertas hacia nuevos modos de vida en los que se favorece la creación de dispositivos robóticos para realizar diversas tareas.

Ahora, Sophia presenta un nuevo reto: la creación en masa de modelos similares para ser distribuidos comercialmente en todo el mundo a finales de 2021.

Serán cuatro los modelos, incluido en ellos Sophia, que Hanson Robotics comenzará a fabricar en el primer semestre de 2021.

David Hanson, fundador y director ejecutivo de Hanson Robotics, aseguró que “El mundo del Covid-19 va a necesitar cada vez más automatización para mantener seguras a las personas.”

De acuerdo con Hanson, las soluciones robóticas en medio de la pandemia no se limitan al cuidado de la salud, y estas podrían ser utilizadas para ayudar a los clientes en industrias minoristas y en las aerolíneas.

“Sophia y los robots Hanson son únicos, al ser tan similares a un humano. Esto puede ser útil durante estos tiempos, cuando las personas se sienten terriblemente solas y aisladas socialmente.”

El plan de Hanson es claro: Vender “miles” de robots en 2021, aunque hasta ahora no ha establecido un número de ventas específico.

Por su parte, Johan Hoorn, profesor de robótica social, mencionó que si bien este tipo de tecnología aún se encuentra en etapas tempranas, la pandemia podría acelerar la creación de lazos entre los humanos y los robots.

Hoorn, profesor de la Universidad Politécnica de Hong Kong, fue enfático al decir que “Puedo deducir que la pandemia nos ayudará a introducir más rápido los robots al mercado porque la gente comenzará a darse cuenta de que no hay otra alternativa.”

El uso de los robots ya habían mostrado un alto índice de ventas antes de la pandemia; según los resultados de un estudio realizado por la Federación Internacional de Robótica, las ventas de robots aumentaron en un 32%, generando ganancias por $11.2 mil millones de dólares entre 2018 y 2019.

En una entrevista realizada al robot Sophia, este declaró, al respecto de por qué las personas temen a los robots, que “Alguien dijo que ‘no tenemos nada que temer más que el miedo mismo’, ¿qué sabía esta persona?”

Sophia es un robot que cuenta con un software de inteligencia artificial; es capaz de mantener contacto visual con las personas, retener información importante, reconocer rostros y detectar algunos rasgos de la personalidad humana, además de entablar conversaciones y entender chistes.

Foto: Shutterstock

¿Qué tan importante puede llegar a ser un robot para los humanos? La ciencia cada día se esfuerza más por suplir algunas tareas por medio de la inteligencia artificial

Hace ya algunos meses, el New York Times publicó un artículo en el que se mencionaron los efectos de la soledad durante el confinamiento, especialmente en adultos mayores que actualmente residen en casas de retiro. 

Tal como mencionan los expertos en robótica a cargo del robot Sophia, la mayoría de las personas en edad avanzada se han visto afectadas por la pandemia, ya que muchos de ellos no han podido recibir la visita de sus familiares más cercanos.

Pero, ¿es un robot capaz de reconfortar a las personas y contribuir con su salud mental? Para los expertos, esto es posible y necesario.

Por ejemplo, menciona algunos de ellos, en las casas de retiro no se permite de manera habitual el acceso a mascotas, lo que ha llevado a que los familiares ideen maneras de reemplazar a las mascotas reales con robots fabricados con características similares.

Uno de ellos, ha sido un robot que cuenta con los mecanismos para simular la experiencia de tener la compañía de un perro real; este cuenta con sensores que ayudan a que el robot pueda ejecutar acciones como ladrar, mover la cola y tomar una siesta, entre otras cosas.

Como una manera de crear una experiencia más cercana, el usuario tiene la opción de sentir los latidos del ‘corazón’ del robot, estimulando así sus sentidos y generando una sensación de apego óptima.

Al igual que Sophia, existen diferentes robots que ahora empiezan a cobrar una mayor relevancia; tanta, que su compra no solo se ha dado por medio de particulares, sino que han sido los organismos gubernamentales los que han destinado una importante parte de su presupuesto para realizar la compra de este tipo de robots.

Con la llegada de la pandemia, muchos adultos mayores se han visto en la necesidad de buscar consuelo y prescindir del contacto humano, al menos de sus familiares más cercanos.

Foto: Shutterstock