EE.UU. revisa su política hacia Cuba para “incentivar” un cambio en la isla

La Casa Blanca aseguró este miércoles que sigue "revisando" su política hacia Cuba y que cualquier modificación buscará un (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • El gobierno de EE.UU. analiza su política hacia Cuba
  • El presidente Joe Biden pide que no se recurra a la violencia para controlar las protestas en Cuba
  • El exilio cubano en Miami pide intervención internacional para evitar sangre en Cuba

Washington, 14 jul (EFE News).- La Casa Blanca aseguró este miércoles que sigue “revisando” su política hacia Cuba y que cualquier modificación buscará “incentivar un cambio de comportamiento” del Gobierno cubano, además de tener en cuenta las inéditas protestas del domingo en la isla. “Seguimos revisando nuestra política hacia Cuba, fijándonos en su impacto en el bienestar político y económico del pueblo cubano”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, durante su rueda de prensa diaria.

Añadió que “no hay duda de que las protestas del fin de semana y lo ocurrido en los últimos días han sido acontecimientos significativos (…)” y eso, “obviamente, tendrá un impacto” en la decisión que tome EE.UU. sobre “cómo proceder”, agregó. Casi seis meses después de llegar al poder, el Gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, no ha cumplido por ahora su promesa electoral de “volver” al proceso de deshielo con Cuba iniciado por el exmandatario Barack Obama (2009-2017), del que fue vicepresidente.

La Casa Blanca analiza opciones de apoyo para Cuba

Shutterstock

Psaki recordó que los cambios que impulsó el expresidente Donald Trump (2017-2021) para dar marcha atrás al deshielo fueron “significativos”, y que la Casa Blanca sigue estudiando qué política es la que mejor apoya la promoción de la “democracia y los derechos humanos” en la isla. “Queremos hacer esto a través del prisma de lo que va a ayudar directamente al pueblo cubano y lo que va a ayudar a incentivar un cambio de comportamiento (del Gobierno cubano), si eso es posible”, aseguró la portavoz.

En abril, Psaki aseguró que cambiar la política hacia Cuba no era una prioridad para Biden, y en junio, Estados Unidos demostró que no tenía especial interés en revocar las medidas de Trump, al votar en contra de la resolución anual de la ONU que condena el embargo estadounidense a la isla, en lugar de abstenerse, como hizo el Ejecutivo de Obama.

Peticiones

Concepto de libertad para las personas detenidas en Cuba
Shutterstock

Respecto a la situación actual en la isla, la portavoz volvió a pedir “la liberación rápida de los manifestantes pacíficos que han sido injustamente detenidos”. “Las protestas en Cuba han parado casi del todo debido a la violenta represión del régimen y sus represalias contra los cubanos que han ejercido sus derechos fundamentales y universales. Esto es inaceptable”, recalcó Psaki.

Miles de cubanos tomaron las calles el domingo para protestar contra el Gobierno al grito de “¡libertad!” en una jornada inédita que se saldó con decenas de detenidos y enfrentamientos después de que Díaz-Canel conminara a sus partidarios a salir a enfrentar a los manifestantes. Las protestas, las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, se produjeron con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad. EFE News

Biden exige al Gobierno de Cuba que no reprima con “violencia” las protestas

Shutterstock

Washington, 12 jul (EFE News).- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, exigió este lunes al Gobierno cubano que evite la “violencia” en su “intento de silenciar” las inéditas protestas antigubernamentales en Cuba, a las que volvió a expresar todo su apoyo. “El pueblo cubano está exigiendo su libertad a un régimen autoritario. No creo que hayamos visto nada similar a estas protestas en mucho, mucho tiempo, o quizá jamás, francamente”, dijo Biden en declaraciones a la prensa durante un acto en la Casa Blanca.

El presidente añadió que su Gobierno está “firmemente del lado del pueblo de Cuba en su reivindicación de sus derechos universales”. “Y pedimos al Gobierno de Cuba que evite la violencia en su intento de silenciar las voces del pueblo de Cuba”, recalcó. Interrogado sobre cuándo estará dispuesto a cambiar la política hacia Cuba de su predecesor, Donald Trump (2017-2021), Biden evitó responder directamente.

Reacción de Biden

Manos arriba en marcha en Miami
Shutterstock

“Tendremos más que decir sobre Cuba y Haití a medida que avance esta semana. Estén atentos”, zanjó. Los comentarios del presidente en la Sala Roosevelt de la Casa Blanca marcaron su segunda reacción del día a las multitudinarias protestas del domingo en Cuba, después del comunicado que emitió unas horas antes. En esa nota, Biden describió las protestas como “un llamamiento a la libertad” del pueblo cubano, que a su juicio actuó en “valiente” ejercicio de sus “derechos fundamentales”.

“Estados Unidos llama al régimen cubano a escuchar a su pueblo y servir a sus necesidades en este momento clave, en lugar de enriquecerse a sí mismos”, indicó el mandatario. Además, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, negó este lunes que Estados Unidos estuviera detrás de las protestas en Cuba o que el embargo impuesto por EE.UU. sea responsable por completo de la crisis económica y sanitaria que las ha espoleado.

Las opiniones no sólo fueron de Biden

Shutterstock

En su rueda de prensa diaria, Psaki afirmó que “todo indica” que fueron “expresiones espontáneas de gente que está exhausta con la mala gestión económica y la represión del Gobierno”. “Estas protestas estuvieron inspiradas por la dura realidad de la vida diaria en Cuba, no por nadie en otro país”, añadió Psaki en respuesta a las “acusaciones” de injerencia estadounidense. La portavoz dijo que de momento no tenía ningún cambio de política hacia Cuba que anunciar, pero aseguró que las protestas han provocado que la Casa Blanca evalúe “cómo puede ayudar directamente al pueblo” cubano.

El Gobierno de Biden demostró hace apenas tres semanas que no tenía especial interés en revocar la política de Trump, al votar en contra de la resolución anual de la ONU que condena el embargo estadounidense, en lugar de abstenerse, como hizo el Ejecutivo del ahora expresidente Barack Obama (2009-2017). Las protestas del domingo fueron las más fuertes que han ocurrido en Cuba desde el llamado “maleconazo” de agosto de 1994, y se producen con el país sumido en una grave crisis económica y sanitaria, con la pandemia fuera de control y una fuerte escasez de alimentos, medicinas y otros productos básicos, además de largos cortes de electricidad rutinarios. EFE News

Exilio pide intervención internacional para evitar “baño de sangre” en Cuba

Shutterstock

Miami, 11 jul (EFE News).- El exilio cubano en Miami respaldó este domingo las protestas que tienen lugar en varias ciudades y pueblos de Cuba y pidió al Gobierno de Estados Unidos que encabece una intervención internacional para evitar que los manifestantes sean víctimas de “un baño de sangre”. “Llegó el día que se levantó el pueblo de Cuba”, dijo a Efe Orlando Gutiérrez, de la Asamblea de la Resistencia Cubana, una plataforma de organizaciones opositoras de dentro y fuera de la isla.

El dirigente del exilio en Miami, que preside el Directorio Democrático Cubano, subrayó que, según sus informaciones, hay protestas en más de 15 ciudades y pueblos de Cuba. “Está muy claro lo que quiere el pueblo de Cuba, que termine este régimen”, subrayó en declaraciones a Efe. La Asamblea llamó al pueblo a mantenerse a las calles y a la Policía y las Fuerzas Armadas de Cuba a ponerse de parte de la gente.

La situación en Cuba

Un puño alzado en Miami
Shutterstock

Rosa María Paya, del movimiento Cuba Decide, que ha divulgado varios videos de las protestas de hoy, se pronunció en términos similares a Gutiérrez al ser consultada por Efe. Según dijo a Efe, la represión ha empezado ya e incluso se habla de víctimas de disparos. Desde Cuba se informó que en las protestas protagonizadas este domingo por centenares de cubanos en las localidades de San Antonio de los Baños (Artemisa, oeste) y Palma Soriano (Santiago de Cuba, este) se han registrado actos de violencia policial, según denuncias de testigos presenciales. Esta mañana salieron a las calles de esos pueblos cientos de cubanos para protestar contra el Gobierno al grito de “¡abajo la dictadura!”, “libertad”, “no tenemos miedo” y “patria y vida”.

La inédita manifestación fue retransmitida en directo por usuarios de Facebook y tiene lugar en medio de una grave crisis económica y sanitaria en el país caribeño, donde la población se queja de falta de alimentos, medicamentos y otros productos básicos. Residentes de San Antonio, un pueblo de la provincia Artemisa localizado unos 37 kilómetros al oeste de La Habana, contaron a reporteros de Efe que durante la manifestación callejera, la Policía reprimió violentamente y detuvo a algunos de los participantes. Ante la inusual protesta pública en San Antonio, se presentó en el lugar el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien en un acto de respuesta celebrado en una plaza de esa localidad con un grupo de partidarios lanzó una proclama en la que culpó del desabastecimiento de víveres y medicinas al embargo de Estados Unidos contra la isla. Esta es la protesta antigubernamental más grande que se registra en la isla desde el llamado “maleconazo”, cuando en agosto de 1994, en pleno “periodo especial”, cientos de personas salieron a las calles de La Habana y no se retiraron hasta que llegó el entonces líder cubano Fidel Castro. EFE News

Continua artículo relacionado