EE.UU. envía las primeras dosis de los 500 millones prometidos a otros países

El Gobierno del presidente Joe Biden comenzó este martes a mandar las primeras dosis de vacunas contra la covid-19 de los 500 (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
  • Una parte de las primeras dosis de vacunas para defender a las personas del covid ya están en camino
  • Medios dicen que se recomendará una tercera dosis de la vacuna
  • Los niños hospitalizados aumentan en las instalaciones médicas

Washington, 17 ago (EFE News).- El Gobierno del presidente Joe Biden comenzó este martes a mandar las primeras dosis de vacunas contra la covid-19 de los 500 millones que ha prometido donar a más de 100 países de bajos ingresos a lo largo de dos años. Así lo confirmó el secretario de Prensa adjunto de la Casa Blanca, Kevin Munoz, en su cuenta de Twitter, donde reveló el envío este martes de unas 488.000 dosis de la vacuna de Pfizer a Ruanda.

Dichas dosis donadas al país africano incluyen “100.000 de los 500 millones prometidos por el presidente que se han comprado este verano. Esto es solo el comienzo”, dijo Munoz. Un funcionario de la Administración estadounidense precisó a la cadena de televisión CNN que, de las dosis donadas a Ruanda, 188.370 son parte de los 500 millones compradas por el Gobierno de EE.UU. a Pfizer, mientras que 300.000 son vacunas de la misma farmacéutica que EE.UU. tenía almacenadas con anterioridad.

Las vacunas contra el covid son para Ruanda

Una vacuna contra el coronavirus
Shutterstock

Estas vacunas han sido canalizadas a Ruanda a través del mecanismo Covax, apoyado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Casa Blanca ha anunciado que 200 millones de las 500 millones de dosis prometidas se entregarán a otras naciones para finales de este año, mientras que los 300 millones que queden se mandarán en la primera mitad de 2022.

Un 75 % de esas vacunas se compartirán a través de Covax, mientras que el 25 % serán entregadas directamente a los países que las necesiten. A principios de agosto, Biden afirmó que EE.UU. había donado más de 110 millones de dosis a 65 países, entre los que figuran algunos latinoamericanos como Argentina, Bolivia, Colombia y Ecuador. Ya en junio, Biden se comprometió a entregar al menos 80 millones de vacunas a otras naciones. Las vacunas compartidas están aprobadas para uso interno en EE.UU. -las de Moderna, Pfizer y Johnson & Johnson-, y se suman a otras 60 millones de dosis que Washington ya donó en mayo de AstraZeneca, que aún no ha recibido el visto bueno de los reguladores estadounidenses. La Casa Blanca anunció además este martes que, a finales de este mes, el Gobierno comenzará a mandar las 500 millones de dosis de la vacuna de Pfizer, que se había comprometido a donar a 100 países de ingresos bajos a lo largo de dos años. EFE News

EEUU recomendará una dosis de refuerzo de la vacuna anticovid, según medios

Shutterstock

Washington, 16 ago (EFE News).- Estados Unidos planea anunciar que casi todos sus ciudadanos deben recibir una dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 ocho meses después de haber sido inmunizados, una nueva fase en la campaña de vacunación que podría comenzar a mediados de septiembre, según The New York Times y The Washington Post.

Los dos diarios, que citan a funcionarios familiarizados con la decisión que ha tomado el Gobierno, apuntan a que el anuncio oficial podría producirse esta misma semana. El Gobierno de Joe Biden ha llegado a la conclusión de que es necesario una dosis de refuerzo para evitar que haya una perdida de inmunidad y para frenar la variante delta de la covid-19, que es más contagiosa y que ha provocado un aumento de contagios y hospitalizaciones.

Antes de la tercera vacuna contra el covid

Doctora aplicando la vacuna del coronavirus a persona de la tercera edad
Shutterstock

Antes de que empiece a administrarse, la dosis de refuerzo debe recibir el aval de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), la agencia gubernamental que se encarga de aprobar el uso de nuevos fármacos, vacunas y otros productos relacionados con la salud pública. La idea es que los estadounidenses reciban una dosis de refuerzo ocho meses después de haber completado su pauta de vacunación. Según The New York Times, los primeras dosis se destinarán al personal sanitario y aquellos que viven en residencias de ancianos o centros para personas con discapacidad.

Los siguientes en la lista serán las personas de edad avanzada. El pasado jueves, la FDA autorizó la tercera dosis de Pfizer y Moderna para las personas con un sistema inmune debilitado, puesto que no han respondido como la población general a las vacunas, lo que se calcula supone un 3 % de la población del país. La FDA, sin embargo, no ha tomado una decisión sobre si se debe recomendar otra dosis aquellas personas inmunodeprimidas que hayan recibido la vacuna de Jhonson & Jhonson, en la que solo es necesario una dosis. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido una moratoria global a una tercera dosis de la vacuna hasta finales de septiembre, porque considera que si los países comienzan a administrarla no ayudaría al reparto global de sueros contra la covid, mientras que la Unión Europea ha asegurado que todavía no hay pruebas suficientes de que sean necesarias. EFE

EEUU registra la mayor cantidad hasta ahora de niños hospitalizados por covid

Shutterstock

Washington, 8 ago (EFE News).- Estados Unidos contabiliza 1.450 niños hospitalizados por covid-19, la mayor cifra en lo que va de la pandemia, advirtió este domingo el director de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, en inglés), Francis Collins. En una entrevista con el programa “This Week” de la cadena ABC News, Collins consideró que el país nunca debería haber llegado al punto en el que está, con un rebrote de los casos de coronavirus causados por la variante delta.

“Tenemos vacunas que sabemos son altamente efectivas y seguras y, sin embargo, la mitad del país todavía no está completamente vacunado”, se quejó el funcionario. Collins señaló que Estados Unidos está pagando “un precio terrible”, ante el rápido aumento de los casos, especialmente entre personas no vacunadas. “Casi todas las muertes son de personas no vacunadas. Y ahora son personas más jóvenes, incluidos niños”, alertó.

Los números de los niños hospitalizados por covid

Shutterstock

“El mayor número de niños hasta ahora en toda la pandemia -afirmó- está en este momento en el hospital, 1.450 niños en el hospital por covid-19”. Muchos de ellos, por ser menores de 12 años, no estaban vacunados. Aunque indicó que no poseen “datos rigurosos” que apunten a que la delta sea más grave para los pequeños, admitió que escucha la preocupación de los pediatras porque en este nuevo pico de los contagios de la enfermedad “los niños que están en el hospital son más numerosos y están más gravemente enfermos”.

Consultado sobre el próximo inicio del año escolar, pidió a los padres que piensen en las mascarillas como un “dispositivo médico que salva vidas” y no como una “declaración política o una invasión de sus libertades”, y consideró que su uso evitará brotes que obliguen a regresar al aprendizaje remoto. La presidenta de la Federación Estadounidense de Maestros (AFT), Randi Weingarten, declaró en el espacio “Meet the press”, de NBC News, que el 90 % de los profesores que integran ese sindicado se han vacunado y admitió que están evaluando reconsiderar su política de octubre pasado sobre la vacunación voluntaria de sus miembros.

La vacuna es una responsabilidad social

Un joven recibiendo la vacuna dele coronavirus
Shutterstock

“Creo que las circunstancias han cambiado y que la vacunación es una responsabilidad de la comunidad”, señaló y confesó que le “pesa mucho” que los menores de 12 años aún no puedan vacunarse. Admitió que existen “importantes objeciones y exenciones religiosas” y médicas, por lo que consideró importante tenerlas en cuenta al trabajar en su política sobre las vacunas, y se refirió como ejemplo a la decisión del presidente Joe Biden de que las personas puedan elegir entre inyectarse o someterse a pruebas regularmente .

“Creo que la combinación de vacunas y mascarillas protegerá a nuestros hijos más pequeños”, afirmó, aunque apuntó que para ello es también importante trabajar con los padres. En el mismo programa, el principal epidemiólogo del Gobierno de Estados Unidos, Anthony Fauci, reiteró que no habrá un mandato federal para exigir la inmunización contra la covid. Sin embargo, estimó que si la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés) aprueba las completamente las vacunas que ahora cuentan con autorización de uso de emergencia -algo que estimó podría darse “en las próximas semanas”- muchas empresas y entidades privadas podrían anunciar mandatos de vacunación. EFE News

Continua artículo relacionado