EE.UU. y Mexico, uno de los dos será el nuevo rey de la Concacaf

Otra vez. Como tantas veces los gigantes de Concacaf. El rey de la Concacaf está por definirse entre EE.UU. y México. Comenzaron como favoritos y terminarán cara a cara para definir quién es el mejor de la categoría.

La selección nacional sub-20 de EE. UU. Tendrá la oportunidad de defender su título de campeonato regional de Concacaf después de derrotar a Honduras 1-0 el lunes por la noche en Bradenton, Florida.

La final de Sub-20 de Concacaf enfrentará a los dos campeones más recientes de la competencia. México fue vencedor en 2015, mientras que EE. UU. los sucedió al tomar la corona de 2017.

Photo credit EFE

Entre tanto, el Tri llegó desde atrás para empatar a Panamá 2-2 más temprano, también el día  lunes para asegurar un lugar en la final junto a Estados Unidos.

El equipo de Estados Unidos, entrenado por la ex leyenda de MLS y USMNT Tab Ramos, ya había asegurado un lugar en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA en virtud de su victoria 4-0 sobre Costa Rica el pasado viernes 16 de noviembre.

Lo mejor del partido fue la escapada a los 51 minutos por el delantero del Toronto FC Ayo Akinola fue todo lo que necesitaban los sub-20 de los EE. UU. para derrotar a Honduras 1-0 y establecer un nuevo compromiso contra los archirrivales regionales México el miércoles 21 por la noche (7 pm hora del este ).

Photo credit EFE

Cabe recordar que fue el séptimo gol de la competencia de Akinola, empatándolo para la mayoría de los goles en el equipo con el jugador Ulysses Llanez de LA Galaxy.

Aunque el último resultado contra Honduras fue muy apretado, los EE. UU. terminaron la competencia regular con siete victorias consecutivas. Las últimas cuatro victorias de los estadounidenses han sido con cero goles en contra.

Con la moral al tope llegan estos dos jóvenes planteles que buscan la gloria en la categoría. Muchos de ellos con chance de dar el gran salto al primer equipo.

Photo credit EFE

El cierre del Torneo sub 20 terminará con el Clásico de la Concacaf. Será el partido esperado. El partido que se jugará con el corazón en la mano porque en este tipo de compromisos solo vale ganar. No hay otra. Y como tal, promete ser electrizante.

Contenido generado por thefutboltimes.com 

 

Search

+