Cómo curar el eczema: 15 remedios caseros para suavizar la piel

El eczema es una condición que afecta la piel y puede causar más que irritación. Te ofrecemos una lista de remedios caseros que (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
Tan solo en Estados Unidos, más de 31 millones de personas padecen de dermatitis atópica, también conocida como eczema; de acuerdo con las estadísticas, uno de cada diez individuos padecerá de esta condición desde la infancia. Afortunadamente, existen diferentes remedios caseros para disminuir los síntomas asociados con el eczema, como el enrojecimiento y la inflamación de la piel, que ocasionan incomodidad en la mayor parte de las personas que sufren de este trastorno en la piel: ¡Conoce 15 remedios caseros para suavizar la piel!

Aloe vera en gel

Aplicar aloe vera en gel dos veces al día ayudará a aliviar las molestias en la piel y protegerá a las zonas más afectadas de posibles infecciones bacterianas e infecciones por hongos. Además, el aloe vera contiene propiedades antiinflamatorias; antes de aplicar, es importante limpiar cuidadosamente la zona y esperar a que el gel se seque para continuar realizando las actividades regulares.

Vinagre de sidra de manzana es bueno para la piel

Imagen de vinagre de manzana que ayuda a la piel
Shutterstock

Algunas personas han llegado a considerar que el vinagre de sidra de manzana es clave para nivelar el grado de acidez de la piel, reduciendo significativamente el riesgo de infección en la piel de los pacientes que sufren de eczema. Una manera de utilizarlo es mezclando una cucharada de este ingrediente con una taza de agua tibia para, posteriormente, aplicar delicadamente con gasa o tela de algodón.

Avena sativa

Los remedios más milenarios continúan mejorando la vida de las personas con eczema; uno de ellos es la avena sativa, que contribuye a mejorar el estado del pH en la piel. Este ingrediente contiene propiedades antiinflamatorias, antimicrobianas, antibacterianas y antioxidantes que son de gran beneficio para evitar o disminuir las lesiones en la piel asociadas a la dermatitis atópica.

El aceite de coco da vida a la piel

Aceite de coco que ayuda a la piel
Shutterstock

La humectación es clave para prevenir lesiones y posibles infecciones derivadas de las mismas, y una manera segura de humectar a la piel es por medio del aceite de coco, un ingrediente natural que ofrece un gran alivio a los pacientes que sufren de eczema. Se ha encontrado que el aceite de coco es un ingrediente seguro para todo tipo de piel. Este remedio natural ofrece propiedades antimicrobianas, lo que mata las bacterias que ponen en riesgo a la piel y reduce la inflamación.

Miel

La resequedad es un síntoma que suele afectar de manera considerable la vida cotidiana de los pacientes con eczema; en estos casos, la miel puede servir como un aliviante natural gracias a sus propiedades naturales, que han sido utilizadas por siglos. La miel es un humectante natural que reduce la sensación de picazón, evita infecciones y contribuye a revertir la resistencia bacteriana; es importante limpiar la zona y colocar una pequeña cantidad de miel sobre una gasa para aplicar suavemente sobre la piel.

Una alimentación balanceada se refleja en la piel

Shutterstock

Si bien no se ha comprobado científicamente que la causa de la dermatitis atópica se encuentre en la alimentación, sí existen ciertos alimentos que podrían derivar en un brote de eczema. Entre los alimentos recomendados para evitar dichos brotes, se encuentran la manzana, el brócoli, la espinaca, las cerezas y los alimentos ricos en probióticos como el yogur y el pan de masa madre.

Aceite de onagra

El aceite de onagra es un ingrediente ampliamente conocido como aliviante natural de los síntomas del eczema; rico en ácidos grasos esenciales Omega 6, contribuye con la desinflamación de la dermis.  Es posible consumir el aceite de onagra de manera oral o tópica, ya sea por medio de suplementos naturales o de cremas que son sencillas de conseguir en las farmacias o tiendas especializadas.

Avellana de bruja

Shutterstock

La hamamelis virginiana, mejor conocida como la avellana de burbuja, contiene en sus hojas propiedades astringentes, vitamínicas y antimicrobianas, lo que las hace ideales para aliviar la sintomatología de la dermatitis atópica. Entre sus beneficios se encuentra el alivio de la picazón, la restauración del estado de la piel, cicatrización más rápida, desinflamación de la piel; basta con aplicar dos veces al día en el lugar donde se estén presentando las molestias más graves.

Caléndula

¿Quieres sentir una diferencia en tu piel? ¡Recurre a la caléndula! Esta planta medicinal parece ser la respuesta perfecta para combatir todos los síntomas relacionados con la dermatitis atópica de forma 100% natural. Históricamente, se sabe que la caléndula ha sido un recurso muy utilizado para combatir afecciones como el eczema, los herpes y algunas quemaduras leves; se aplica de manera tópica por medio de pomadas o infusiones.

Relajación

Shutterstock

La regulación hormonal es otro de los factores que influyen en los brotes de dermatitis atópica; un aumento en la producción de cortisol afectará de manera negativa a las personas que padecen de este trastorno en la piel. Por eso, es importante adoptar hábitos de cuidado personal como la activación física, la meditación, la yoga o hobbies que le produzcan momentos de relajación para conseguir que la piel permanezca sana.

Lejía

Los baños de lejía podrían parecer un método ‘agresivo’ para el alivio de los síntomas de la eczema, pero no es el caso: basta con una pequeña cantidad de lejía, combinada con agua, para comenzar a sentir la diferencia en la piel. Para los pacientes con dermatitis atópica, los baños de lejía regulares (no diarios) ayudan a matar las bacterias que se encuentran en la piel, ayudando a reducir la sensación de picazón o el enrojecimiento en las zonas más afectadas.

Compresas frías en la piel

Persona aplicando compresa fría en la piel
Shutterstock

La mayoría de las ocasiones, los pacientes con eczema requieren de un alivio inmediato, encontrándolo en la aplicación de compresas frías sobre la piel por algunos minutos varias veces al día. Si la sensación de picazón es recurrente, aplica compresas frías (nunca con agua caliente) después de colocar loción o la medicina que haya sido recetada por un dermatólogo.

La vaselina ayuda con el eczema

Se ha logrado comprobar científicamente que la vaselina es un producto amigable para las pieles con eczema, pues evita la aparición de brotes que comprometan la comodidad y la salud de los pacientes con esta enfermedad. Se trata de uno de los humectantes más efectivos, y una manera de utilizarlo es aplicándolo directamente en la piel después de haber tomado una ducha y desinfectado el área donde se aplicará el ungüento.

Aceite de girasol

Shutterstock

Al igual que el aceite de coco, el aceite de girasol es un ingrediente que no puede faltar en la alacena de los pacientes con eczema, pues su alta concentración de ácidos grasos favorecen la humectación de la piel, protegiéndola de la sequedad. Ahora que conoces los beneficios de los remedios naturales, será más sencillo combatir la dermatitis atópica, siempre tomando en cuenta las consideraciones de tu médico de cabecera.

Vendaje húmedo

En momentos donde los brotes de eczema ocasionan molestias severas, los pacientes deben evitar rascar el área, ya que esto podría derivar en heridas y potenciales infecciones en la piel. Así, una solución sencilla y eficaz será la de vendar con una gasa húmeda la zona de la piel donde se concentren las molestias, cubriéndola totalmente por algunas horas al día.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado