Ecuador decreta estado de excepción y el resto de Latinoamérica se blinda ante el coronavirus

blank
blank

  • El presidente de Ecuador anunció el estado de excepción en todo el país en medio de la crisis del coronavirus.
  • Ecuador tomó la medida más drástica hasta ahora en Latinoamérica con el objetivo de frenar la propagación del coronavirus.
  • Se estableció un toque de queda en Ecuador por 14 días debido al coronavirus.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó la noche del lunes estado de excepción en el país, que implica un toque de queda nocturno para frenar el avance del nuevo coronavirus en la nación sudamericana.

Se trata de la medida más drástica asumida por un país latinoamericano con el objetivo de combatir la propagación de la enfermedad. El decreto en Ecuador por el coronavirus establece el cierre de todos los servicios públicos, excepto salud y seguridad, y un toque de queda por 14 días que regirá entre las 9:00 de la noche y 5:00 de la mañana, reportó AP.

Ello restringe la circulación de transporte público interprovincial por tierra y aire y busca reducir a la mitad la circulación vehicular en las ciudades de Ecuador para frenar al coronavirus.

“Estamos enfrentando una guerra”, aseguró Moreno en una cadena nacional de radio y televisión. Ecuador ha reportado hasta el momento 37 contagios por el nuevo coronavirus, incluyendo dos defunciones.

Al anunciar la medida para evitar la propagación del coronavirus, el presidente de Ecuador señaló que en el sector privado sólo se permitirá la actividad de los sectores de alimentos y producción agrícola, así como las labores en la banca y negocios financieros.

América Latina registra hasta ahora más de 800 casos y al menos 12 muertos por COVID-19.

Otros gobiernos latinoamericanos buscan contener la enfermedad a través del cierre de fronteras, la suspensión de clases y vuelos, cuarentenas en algunos casos y la instalación de hospitales móviles, con el objetivo de evitar el sombrío escenario que la pandemia ha causado en Europa.

El presidente de Guatemala, Alejandro Giamattei, en una segunda cadena nacional del día, declaró la noche del lunes el cierre total de fronteras aérea, marítima y terrestre para extranjeros. También restringió algunos derechos de forma temporal y suspendió las actividades laborales públicas y privadas a excepción de bancos, supermercados, farmacias y aquellos que provean de servicios esenciales a la población, hasta el 31 de marzo.

El mandatario anunció la prohibición del funcionamiento del sistema de transporte público urbano y extraurbano, las reuniones, las actividades deportivas, sociales y religiosas, así como el consumo de bebidas alcohólicas desde las 6 de la tarde hasta las 5 de la mañana del día siguiente. Los vuelos con migrantes deportados desde Estados Unidos continuarán.

Por su parte, Panamá anunció poco antes restricciones de entrada a extranjeros, luego de que el número de contagios llegó 69 –14 más que el día anterior–, mientras que Venezuela aisló al resto de sus 17 estados un día después de imponer una medida similar en la capital del país y otras seis regiones para detener los contagios, que subieron para un total de 33 en la nación sudamericana.

“Estamos tratando de colocarnos delante de la crisis”, declaró el presidente Nicolás Maduro en cadena de radio y televisión. Refirió que el lunes se detectaron 16 nuevos casos y que todos eran importados. Detalló que entre los contagiados figuran 28 viajeros procedentes de Europa y cinco de la ciudad colombiana de Cúcuta.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank