La niña Dulce María no pudo celebrar, por primera vez, las fiestas con su familia

Días más tarde, con la ayuda de otro testigo, las autoridades divulgaron el boceto de un hombre que se cree es hispano y al que se considera un testigo potencial pero no un sospechoso.

El FBI, que muestra una fotografía de Dulce María en la lista de personas secuestradas o desaparecidas en Estados Unidos, ha estado en contacto con el padre de la niña, que vive en México.

Días después de la desaparición, las autoridades de Inmigración detuvieron al actual novio de la madre de la niña y, aunque fue puesto en libertad, una portavoz de la familia, Jackie Rodriguez, sugirió que el incidente ha sido disuasorio para quien pudiera ayudarles: “Creo que vieron eso y pensaron, no voy a decir nada”.

Un portavoz de Inmigración dijo que no persigue a los testigos y animó a cualquier persona “independientemente de su estatus (migratorio) a cooperar con las autoridades locales, estatales y federales sin miedo a represalias”.

Seguir leyendo: Previous page Siguiente >

Seguir leyendo:
< Regresar Siguiente >

Search

+