No olviden a Dulce María: Se cumplen dos meses sin volver a casa

  • La angustia sigue en la familia de Dulce María a dos meses de su desaparición.
  • Las autoridades aún no descifran qué pasó con la pequeña hispana.
  • Una nueva búsqueda incluiría a un equipo de buzos y perros entrenados para rastreos.

 Dos meses han pasado desde que la pequeña Dulce María desapareció en Nueva Jersey. Su caso sigue siendo un misterio para las autoridades.

Familiares, amigos y miembros de la comunidad realizaron una vigilia en la noche del sábado para mantener viva la búsqueda de Dulce María Alavez, de 5 años, reseñó ABC News.

Docenas de personas se reunieron para unirse a la familia en una oración llena de lágrimas y súplicas por el regreso seguro de Dulce María, quien es hija, sobrina, hermana y prima, apuntó The Press of Atlantic City.

“Es difícil para nosotros porque no hemos escuchado nada”, expresó Noema Alavez Perez, la madre de Dulce María. “Pero tenemos fe en que todavía está viva y a salvo”.

Dulce María y su hermano de 3 años estaban jugando en el parque mientras su madre de 19 años permanecía en su automóvil cuidando a un pariente de 8 años. De pronto, el niño corrió llorando hacia el auto y señaló el área donde vio por última vez a su hermana, según ha contado la policía.

Al día siguiente del suceso, la policía estatal emitió una Alerta Amber. La pequeña hispana también ha sido incluida en la lista del FBI de personas desaparecidas o secuestradas.

Durante la vigilia, miembros de la familia sostuvieron carteles pidiendo el regreso de Dulce María.

Después de los comentarios de la portavoz de la familia Jackie Rodríguez y la voluntaria Stacey Filoon, miembros de la Iglesia de la Inmaculada Concepción de la ciudad dirigieron al grupo en oración, detalló The Press of Atlantic City.

El mensaje de la noche, dijo Rodríguez, era simple: “Han pasado dos meses, pero aún no hemos perdido la esperanza. Todavía estamos buscando y seguiremos buscando”.

La familia solicitó recientemente la asistencia de un equipo de buzos y de la unidad de policía K-9 (perros entrenados para búsquedas). La ciudad lo aprobó, por lo que la búsqueda puede continuar tan pronto como la familia lo apruebe. El plan, mencionó Rodríguez, es comenzar desde el principio como si fuera el primer día de la investigación.

Rodríguez cree que el miedo en la comunidad ha resultado en una falta de voluntad para hablar y una falta de conciencia.

“(La familia) no tiene sus papeles”, comentó Rodríguez. “No son legales aquí. Tienen miedo. Ellos no son los únicos que tienen miedo. Hay muchos por ahí en la ciudad de Bridgeton que sienten lo mismo. Siento que muchas personas tienen miedo de hablar debido a ese problema”.

Hasta la fecha, se han recaudado 52,000 dólares para ofrecer como recompensa por cualquier información que conduzca al regreso de Dulce María.

Noema ha sido escéptica sobre los esfuerzos de la policía después de todo este tiempo.

“Cada vez que vienen a la casa, dicen que no tienen ninguna noticia”, manifestó Noema. “Todavía no tienen idea de dónde podría estar mi hija, así que no estoy segura de si están haciendo su trabajo o no”.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+