Dra Polo enfurece por muerte de George Floyd y manda fuerte mensaje

Compartir
Suscríbete
Dra Polo enfurece por muerte de George Floyd y manda fuerte mensaje
  • Dra Polo enfurece por la muerte de George Floyd
  • La abogada envió un fuerte mensaje sobre el caso que ha conmocionado a todo Estados Unidos
  • Muchas personas a través de las redes sociales claman justicia por la muerte de Floyd

 

La Dra Polo enfurece por la muerte de George Floyd y manda fuerte mensaje.

La muerte de George Floyd a manos de la policía, sin dudas, ha conmocionado a Estados Unidos.

Es por esto que se han generado contundentes protestas en Minneapolis y otras ciudades del país en contra del racismo y la brutalidad policíaca.

Sobre esta situación, la conductora de Caso Cerrado no pudo contener sus impresiones y envió un fuerte mensaje.

“El coronavirus es cruel! Pero la violencia, el homicidio y racismo están bajo nuestro control. Arresten a esos policías y que enfrenten la justicia! #georgefloyd #hedicho”, escribió la famosa abogada.

Así como en las calles de Estados Unidos, muchas personas también han ‘manifestado’ su necesidad de justicia a través de las redes sociales.

Como Marisa Almeida, que comentó sorprendida: “Es increíble que siga existiendo el racismo… esto genera más odio”.

“No puedo creer que todavía exista el racismo en este mundo, por favor, todos somos humanos, todos tenemos derecho a vivir, espero el racismo termine y esos policías paguen por lo que hicieron”, “Como es posible que en pleno siglo XXI exista el racismo. Increíble.”, “Porqué sigue pasando ésto. Cuanto odio, y así se dicen una “gran nación” QEPD”, le apoyaron.

Dra Polo enfurece por muerte de George Floyd y manda fuerte mensaje

Otros internautas, sensibilizados por la muerte de Floyd, lamentaron la triste escena y la falta de humanidad.

“Qué trato para más cruel, sobretodo ante la súplica de un ser humano. Es un abuso de autoridad que no debe repetirse”, destacó Débora Moreno.

“Doctora Polo, demasiado cruel el coronavirus. Pero peor son los humanos, que teniendo raciocinio no lo usan. Las mascotas son mucho mejores que los humanos.”, “Maldito racismo, maldita violencia”, “Que triste ver estas noticias”, “Que tristeza esa injusticia”, “Es un acto de prejuicio y maldad aquel acto inhumano de parte de esos policías, deberían de ir directo a la cárcel”, comentaron.

En general, las personas han utilizados los canales digitales para pedir el justo castigo para los responsables.

“Parece que está pandemia no tocó el corazón de esos policía siguen siendo igual, hay que reflexionar. Justicia!”, “Que triste. Ojalá hagan justicia por ese muchacho”, “Todo el peso de la ley que se vea. En u.s.a.”, “Justica para #GeorgeFloyd”, “Que esperan para meter presos a esos policías Hp…”, “Muy pero muy lamentable, que paguen por abusadores y asesinos”, fueron algunos de los mensajes que claman por justicia.

Incluso Liz Goméz sugirió “Así es que lo arresten”, refiriéndose al policía que minutos más tarde, en efecto, fue llevado bajo arresto.

El caso ha despertado todo tipo de sentimientos en la ciudadanía. “Tienen que pudrirse en la celda más fría y oscura por racistas”, escribió molesta Ana Vidal.

O como Ale Trujillo que agregó: “Deberían torturarlo para que sienta en carne viva lo que hizo, particularmente no comparto la discriminación en ningún sentido, todos somos HUMANOS y cabemos en esta tierra de Dios y nadie tiene el derecho de quitarle la vida a otro ser humano bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA”.

En medio de toda la polémica, Hildemar concluyó, al mejor estilo de la Dra Polo: “Así es y caso cerrado”.

Arrestan a policía señalado como responsable por muerte de hombre en Minneapolis

El oficial de Minneapolis que fue visto en video arrodillado en el cuello de George Floyd, un hombre negro esposado que murió bajo custodia después de declarar que no podía respirar, fue arrestado el viernes, de acuerdo con The Associated Press.

Según el comisionado de Seguridad Pública, John Harrington, los investigadores estatales arrestaron a Derek Chauvin.

El arresto se produce después de tres días de protestas, que se intensificaron en violencia cuando los manifestantes incendiaron un recinto policial que había sido abandonado por los oficiales.

Se dio a conocer que Chauvin, el oficial de policía blanco de Minneapolis que se arrodilló en el cuello de Floyd abrió fuego contra dos personas durante sus 19 años de carrera y recibió casi 20 quejas y dos cartas de reprimenda en su contra.

Ninguna de las quejas contra el oficial acabó en condena disciplinaria, contrariamente ha sido elogiado en varias ocasiones.

Derek Chauvin, de 44 años de edad, se convirtió en el foco de las protestas callejeras y una investigación federal después de ser visto en un video arrodillado en el cuello de Floyd, un hombre negro de 46 años, durante casi ocho minutos el lunes por la noche durante su arresto bajo sospecha de aprobar una factura falsificada.

Floyd, que fue esposado y se escuchaba como decía que no podía respirar, fue declarado muerto más tarde esa misma noche.

Chauvin no ha hablado públicamente desde la muerte de Floyd y su abogado no ha respondido a las llamadas en busca de comentarios.

Él y los otros tres oficiales involucrados en el arresto de Floyd fueron despedidos el martes.

Los registros del Consejo de la ciudad de Minneapolis muestran que Chauvin trabajó como empleado en una discoteca latina del centro de la ciudad.

Un ex propietario del club le dijo a KSTP-TV el jueves que Floyd también trabajó en seguridad para ese club hasta fines del año pasado.

Sin embargo, Maya Santamaría, la propietaria del Club El Nuevo Rodeo durante casi dos décadas antes de vender el lugar este año dijo que no sabía si los hombres se conocían porque el club a menudo tenía una docena de guardias de seguridad a la vez.

En 2006, Chauvin estuvo entre un grupo de seis oficiales que abrieron fuego contra un sospechoso después de una persecución que terminó cuando el sospechoso les apuntó con una escopeta recortada. El sospechoso, Wayne Reyes, fue golpeado varias veces y murió a causa de sus lesiones. Un gran jurado decidió que el uso de la fuerza estaba justificado.

Dos años después, Chauvin le disparó a Ira Latrell Toles mientras respondía a una disputa doméstica.

Según una cuenta de Pioneer Press sobre el incidente, un operador del 911 recibió una llamada de un departamento y escuchó a una mujer gritarle a alguien que dejara de golpearla.

Chauvin y otro oficial llegaron justo cuando Toles se encerraba en el baño. Chauvin forzó su camino hacia el baño. Toles fue por el arma de Chauvin y Chauvin le disparó dos veces en el estómago. Toles sobrevivió y fue acusado de dos cargos de obstrucción grave.

Toles le dijo al Daily Beast que la madre de su hijo llamó a la policía esa noche y él huyó al baño después de que los oficiales derribaron la puerta del apartamento. Chauvin luego rompió la puerta del baño y comenzó a golpearlo sin previo aviso. Dijo que se defendió en defensa propia y que estaba demasiado desorientado para ir por el arma de Chauvin.

Toles dijo que finalmente se declaró culpable de un cargo de delito menor y aún siente dolor por el tiroteo.

“Trató de matarme en ese baño”, dijo Toles refiriéndose a Chauvin.

Los registros municipales en línea también muestran que se han presentado 17 quejas contra Chauvin. Dieciséis quejas fueron cerradas sin disciplina.

La queja restante generó dos cartas de reprimenda, una aparentemente relacionada con el uso de la cámara del tablero de un escuadrón. Los registros no incluyen ningún detalle sobre el fondo de las quejas.

Chauvin también estaba entre un grupo de cinco oficiales en 2011 que persiguieron a un hombre llamado Leroy Martínez en un complejo de viviendas después de que lo vieron corriendo con una pistola. Uno de los oficiales, Terry Nutter, le disparó a Martínez en el torso. Martínez sobrevivió.

Todos los oficiales fueron puestos de permiso pero absueltos de cualquier fechoría, y el jefe de policía Timothy Dolan dijo que actuaron “de manera apropiada y valiente”.

Se sabe menos sobre los otros tres oficiales involucrados en el arresto de Floyd.

Archivado como: Dra Polo enfurece por muerte de George Floyd y manda fuerte mensaje