Dos hispanos son las víctimas mortales de la explosión en Houston

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Dos hispanos son las víctimas mortales de la explosión en Houston
Etiquetas: ,
  • Explosión en Houston: Frank Flores y Gerardo Castorena, dos padres de familia hispanos, son las víctimas fatales de la tragedia que enluta a toda una ciudad.
  • Los dos hombres habían llegado dos horas antes a su trabajo, de su hora marcada, para pasar un tiempo en el gimnasio de la compañía antes de comenzar sus labores.
  • La empresa en donde ocurrió la desgracia ya había sido multada en una ocasión por no haber pasado la inspección en el manejo de sus residuos tóxicos peligrosos.

Los hispanos Frank Flores y Gerardo Castorena son los dos fallecidos por la explosión en una fábrica en Houston el viernes 24 de enero en la madrugada.

Sylvester Turner, Alcade de Houston, y Samuel Peña, jefe del Departamento de Bomberos de Houston (HFD, por sus siglas en inglés), revelaron en un comunicado oficial la identidad de los fallecidos, quienes eran trabajadores de la empresa Watson Grinding and Manufacturing en la que explotó un tanque con 2 mil litros de propileno a las 4:15 a.m. del viernes en el 4515 Gessner Road, en el vecindario de Spring Branch.

Castorena y Flores, de acuerdo a las autoridades, no entraban a su turno laboral sino hasta las 6:00 a.m., pero llegaron dos horas antes para usar el gimnasio que la compañía tenía en el lugar.

Las muertes de Castorena y Flores, ambos de 45 años, han causado una profunda conmoción en Houston en general y en la comunidad hispana en particular ya que los dos hombres eran el único sustento de sus familias, según las autoridades.

Nelson Martínez, vecino de la zona de Spring Branch en donde ocurrió la explosión, detalla que cuando él salió de su casa para ir a trabajar en una bodega de una cervecería al este de Houston, alrededor de las 4:00 de la madrugada, sintió un olor penetrante que lo alarmó.

“Algo ya andaba mal, porque yo siempre tomo la (avenida) Gessner para ir hacia el I-10 (carretera interestatal) y cuando pasé por la fábrica que explotó sentí un hedor muy fuerte como a gasolina”, rememora Martínez y detalla que cuando ya “iba como en la Long Point (a una milla del accidente hacia el sur), la troca se me sacudió muy fuerte y a luego vi el flamazo por el espejo. Estuvo feo. Hasta pensé que había sido un bombazo. Qué pena que hayan muerto hispanos”.

Martínez, de 51 años, esperaba la noche del viernes afuera de la zona que el Departamento de Policía de Houston (HPD, por sus siglas en inglés) acordonó a varias cuadras a la redonda de la zona del siniestro a que le dejaran pasar para ir a su domicilio para sacar unos papeles que necesita para su hija y su esposa y que ellas, a la carrera, olvidaron sacar.

En total, de acuerdo a las autoridades, 200 casas alrededor de la zona fueron dañadas en su estructura por la explosión y un total de 300 fueron desalojadas por precaución en uno de los peores accidentes de este tipo que se recuerden en Houston.

Gerardo Castorena es uno de los dos padres de familia hispanos que fallecieron en la explosión en Houston. (Foto: Cortesía de la familia Castorena)

Arturo Acevedo, jefe del HPD, reveló que el hijo mayor de Castorena está enlistado como miembro activo del Cuerpo de Marines de Estados Unidos y aseguró que su corporación hará una petición formal para que el muchacho pueda ser liberado de su servicio y asista a los servicios funerarios de su padre.

En la noche del viernes, Greg Dillard, representante de Watson Grinding and Manufacturing, emitió un comunicado sobre la posición de la empresa luego del accidente.

“Watson Grinding and Manufacturing sufrió un incidente en las primeras horas del 24 de enero de 2020 que causó la muerte de dos de nuestros empleados e impactó nuestras operaciones. Estamos tristes por el trágico fallecimiento de nuestros compañeros de trabajo, y nuestras más profundas condolencias están con sus familias por su profunda pérdida. Estamos trabajando diligentemente para abordar la situación y cooperando con las autoridades federales, estatales y locales que investigan el accidente”, detalló Dillard.

De acuerdo a los registros de la Administración de Seguridad y Salud Laboral (OSHA, por sus siglas en inglés), consultados por MundoHispánico, la empresa fue multada en 2013 con 8,000 dólares por mal manejo de sus residuos químicos.

Frank Flores es el otro padre de familia hispano que llegó dos horas antes de su turno laboral para poder usar el gimnasio de la empresa y fue cuando les sorprendió la tragedia. (Foto: Cortesía de la Familia Flores)

En 2015, la empresa enfrentó otra revisión, la cual pasó sin problemas. En los registros de la OSHA se detalla que el personal de la empresa era de 100 empleados entre obreros y personal administrativo.

Fermín Miranda coincidió con Castorena y Flores porque él también trabajó en Watson Grinding and Manufacturing y la noche del viernes se acercó para intentar llevar unas flores al lugar del accidente, pero las autoridades no le permitieron pasar.

“Eran buenas persona los dos, muy amables, con Gerardo yo hablaba más porque a los dos nos gustaba mucho el beisbol… él siempre hablaba de su hijo porque estaba muy orgulloso que fuera marine. Es una tragedia muy dura, la verdad”, finaliza Miranda.

Los efectos de la tragedia, hasta el momento, siguen sin poder cauntificarse totalmente debido a la extensión y la gran cantidad de personas que fueron afectadas por la explosión.

De acuerdo a Peña, el jefe del HFD, hay por lo menos 18 personas que fueron a hospitales de Houston por lesiones de diversos niveles provocadas por la explosión.  Sin embargo, matizó el jefe de bomberos, podría haber más y las cuales no han sido reportadas.

El rapero de Houston Trae The Truth junto al DJ Mr. Rogers abrieron un grupo de ayuda a las familias afectadas llamado Relief Gang y están solicitando voluntarios para trabajar en diversas necesidades para remover escombros. Si alguien está interesado, puede llamar al 346.857.9617.

Por su parte, la Cruz Roja de Houston ha establecido otro albergue en la Iglesia Unida Metodista de Fairbanks y está aceptando donaciones desde agua y hasta ropa para los desplazados de la tragedia en el 14210 Aston Street.

El Departamento de Policía de Houston, hasta la mañana del sábado 25 de enero, continuaba con calles cerradas alrededor de la zona de la explosión y solo se permitía la entrada a personal de asistencia de la emergencia para asistir a los desplazados que tuvieron que dejar sus casas. En total hay 300 casas evacuadas y 200 con daños estructurales graves. (Foto: David Dorantes/MundoHispánico)

Desde su lanzamiento en 2015, MundoHispanico.com ha crecido rápidamente para convertirse en el destino digital de noticias nacionales e internacionales elegido por los hispanos en Estados Unidos. Le informamos acerca de todo lo que tiene que saber para mantenerse al día. Además, contamos con segmentos dedicados a la moda, entretenimiento, finanzas, deportes y más. Encuentre nuestro canal en YouTube, síganos en Facebook, Instagram y en Twitter.