Dos empleados más de eBay admiten participación en un plan de acoso

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

2019 representó un año difícil para eBay. La empresa ecommerce enfrentó uno de sus episodios más polémicos en su historia al darse a conocer que varios de sus empleados incurrieron en conductas delictivas.

Apenas el año pasado, varios empleados de eBay fueron encontrados culpables de acosar y aterrorizar a una pareja con residencia en Massachusetts.

Desde ese año, los empleados fueron despedidos, aunque es hasta hoy que dos de ellos fueron declarados formalmente culpables del delito.

eBay y el escándalo de acoso que involucró a siete de sus empleados

  • Dos empleados de eBay se declaran culpables de participar en un plan para acosar y aterrorizar a una pareja en Massachusetts
  • Brian Gilbert y Stephanie Stockwell formaron parte de un grupo de empleados acusados de acosar cibernéticamente y conspirar contra clientes de eBay
  • Se espera que cada exempleado cumpla una condena de entre dos y tres años

De acuerdo con información del portal The Daily Mail, eBay ha comenzado a dar los primeros pasos para cerrar uno de sus episodios más grises, en el que siete exempleados conspiraron para acosar de manera cibernética a una pareja en Massachusetts.

Dos exempleados han admitido su participación en una campaña para aterrorizar a una pareja en Massachusetts vía redes sociales y envío de paquetería a domicilio.

Los exempleados de eBay tomaron una decisión conjunta por amenazar a la pareja enviándoles inquietantes mensajes por medio de sus redes sociales y paquetería.

Desde hace un año, eBay tuvo conocimiento de este evento, pero no es sino hasta hoy que Brian Gilbert y Stephanie Stockwell han confesado su participación en esta conspiración.

Brian Gilbert, de 52 años, era un alto directivo de operaciones para el Equipo de Seguridad Global de eBay; por su parte, Stephanie Stockwell, de 26 años, se desempeñaba como gerente del Centro de Inteligencia Global de eBay.

En días pasados, ambos se declararon culpables de haber participado en una conspiración para acosar de manera cibernética a la pareja, así como de manipular a los posibles testigos.

Foto: Shutterstock

Dos altos directivos de eBay se declaran culpables de ciberacoso

Tanto Gilbert como Stockwell forman parte del mismo grupo de exempleados de la empresa que fueron imputados en el plan para acosar a la pareja.

El aparente motivo para incurrir en dicho delito fue debido a que David e Ina Steiner iniciaron un proyecto en línea, por medio de una newsletter en la que se criticaba duramente a la plataforma de subastas en línea.

El portal de los Steinerl, ECommerceBytes.com parece haber representado una amenaza que derivó en una venganza cibernética por parte de siete empleados de eBay; todos han sido despedidos y puestos ante las autoridades.

Gilbert y Stockwell no son los únicos altos mandos implicados en el caso. 

Antes, cinco empleados se declararon culpables y cada uno enfrenta cargos que pueden ir de los dos a los tres años de prisión.

Entre los cinco empleados que fueron puestos ante las autoridades se encontró Philip Cooke, un excapitán de policía de 55 años, con residencia en Santa Clara.

Los fiscales federales encargados del caso declararon que el plan de conspiración contra la pareja inició en agosto de 2019.

En ese mes, David e Ina Steiner publicaron un artículo en el que narraban detalles acerca de una demanda en contra de eBay, lo que dio lugar a que dos ejecutivos de la compañía iniciaran un plan para ponerle un alto al contenido de la pareja.

Entre ese plan se encontró que los ejecutivos enviaron varios mensajes entre los que destacó un mensaje: “Es hora de acabar con ellos”.

El ‘Ejecutivo 1’ que fue acusado como participante de este plan fue finalmente identificado como Devin Wenig, exdirector ejecutivo de la compañía.

Hasta el momento, Wenig ha insistido ante las autoridades su inocencia, declarando no conocer acerca del incidente ni estar involucrado en él.

Foto: Shutterstock

Siete exempleados de eBay son puestos ante la justicia de Estados Unidos por acoso

El plan de los exempleados para acosar a la pareja incluyó el envío de mensajes anónimos, amenazas y entregas de paquetería con contenido ‘perturbador’.

La paquetería recibida por la pareja incluyó una caja de cucarachas vivas, una corona fúnebre y un feto de cerdo.

Además, a todos estos envíos se le añadió un delito más: el espionaje constante a las víctimas.

El plan de los empleados también incluyó el envío de mensajes vía redes sociales, siendo Ina Steiner su principal víctima.

Según documentos compartidos por la Corte, Steiner recibió una máscara llena de sangre de cerdo, acompañada de un  mensaje directo en Twitter en el que se leía la frase: “¿Ya tengo tu atención?”.

Una de las maneras en las que los siete exempleados pudieron llevar a cabo su conspiración fue por medio de la creación de correos electrónicos falsos y anónimos.

Así, pudieron enviar con éxito una caja llena de arañas hasta la puerta de la casa de los Steiner.

Las amenazas comenzaron a escalar en gravedad, y pronto la pareja recibió un libro cuyo tópico principal era cómo sobrevivir a la pérdida del cónyuge.

Todos los delitos fueron admitidos por Gilbert, quien se declaró culpable de haber redactado y enviado mensajes directos en Twitter a la pareja.

La conspiración de los empleados de eBay incluyó también un plan para que las autoridades descartaran cualquier acusación en su contra. ¿El plan? Hacer lucir a la pareja como un par de personas inestables.

Con lo que no contaban sus atacantes era con que los Steiner estaban al tanto de sus intenciones.

Después de haberse dado cuenta de que un equipo de vigilancia se encontraba cercano a ellos, y fue en ese momento en el que decidieron recurrir a las autoridades locales.

Todos los acusados negaron que el equipo de vigilancia fuera enviado por eBay.

Inspirados en una película: un caso que quedará en la historia de eBay

El agente del FBI Joseph Bonavolonta logró descifrar el caso. De acuerdo con las investigaciones realizadas por los expertos, el grupo de exempleados se inspiró en la película Johnny Be Good, en la que un grupo de amigos enviaba una serie de objetos extraños al entrenador del equipo.

Esta acción no solo causó el despido inmediato de los involucrados, sino que cada uno enfrenta una condena de hasta cinco años, aunque Stockwell y Gilbert podrían pasar no más de tres años en prisión.

Foto: Shutterstock