¡Alerta! Estos son 12 lugares donde nunca debe usar su tarjeta de débito

blank
blank

  • ¿Sabes cuándo usar tu tarjeta de débito y cuando es mejor usar la de crédito?
  • Las tarjetas de débito están llenas de peligros ocultos y, precisamente, estos peligros son a menudo los mismos aspectos que las convierten en una alternativa atractiva a las tarjetas de crédito.
  • Si has tenido malas experiencia con el uso de tus tarjetas, es mejor revisar estos consejos para evitar que pasen de nuevo.

Mucha gente prefiere usar tarjeta de débito como una manera de controlar sus gastos y evitar acumular grandes deudas de tarjetas de crédito, ya que con el débito no se puede gastar lo que no se tiene. Y después de la Gran Recesión, esa estrategia se convirtió en algo muy popular, pues mucha gente tuvo que repensar su rutina de gastos.

Cuando solo utiliza una tarjeta de débito, eso le obliga a limitar su gasto a lo que tiene en su cuenta corriente.

Pero las tarjetas de débito están llenas de peligros ocultos y, precisamente, estos peligros son a menudo los mismos aspectos que las convierten en una alternativa atractiva a las tarjetas de crédito.

 

TE PUEDE INTERESAR: Innovación, reputación y credibilidad, las “claves” para un negocio exitoso

 

Aquí está el problema: si se hace un cargo fraudulento en su tarjeta de crédito no hay ningún golpe financiero inmediato mientras usted consigue resolver las cosas, puesto que las cuentas de la tarjeta de crédito se pagan más adelante, así que ningún dinero sale realmente de sus manos. Pero si los ladrones logran acceder a su tarjeta de débito o a su número de tarjeta de débito, tendrán acceso a su cuenta bancaria entera y todo lo que hay en ella.

Fraude de tarjetas de débito y crédito en los Estados Unidos

A medida que la tecnología utilizada por los delincuentes se hace más barata, también lo hace el costo de hackear las cuentas bancarias de los estadounidenses.

De hecho, el número de tarjetas de débito y crédito que fueron expuestas a los esfuerzos de piratería en cajeros automáticos y tiendas de Estados Unidos subió un 70 por ciento en 2016, según un informe de análisis de datos y la compañía de puntuación de crédito.

Lo que se conoce como fraude de “tarjeta-no-presente”, que son las transacciones fraudulentas que ocurren cuando la tarjeta no está físicamente presente, se espera que cueste a los comerciantes y minoristas unos 7.2 mil millones en 2020, según un informe de Iovation, un proveedor de inteligencia digital para la prevención del fraude.

 

ES TENDENCIA

 

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+
blank