Donald Trump propone nuevo presupuesto con alza en gasto militar, la NASA y recortes a food stamps

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Donald Trump propone nuevo presupuesto con alza en gasto militar, la NASA y recortes a food stamps
  • El presidente Donald Trump presentó su propuesta de presupuesto
  • Prevé aumentar gasto dedicado a la exploración espacial en la NASA
  • Tiene la mirada puesta en la Luna y Marte

Cupones de alimentación (food stamps). El presidente Donald Trump reveló este lunes su propuesta de presupuesto para el año fiscal 2021 en el que remarca sus prioridades: notables recortes en gasto social y medio ambiente mientras que eleva de nuevo el gasto dedicado a defensa y a la exploración espacial en la NASA con la vista puesta en Marte, de acuerdo a información proporcionada por la agencia EFE. Sin embargo la mala noticia ara los hispanos es que se verá afectado el presupuesto para los cupones de alimentación (food stamps).

Relacionado

El proyecto presupuestario, de un total de 4.8 billones de dólares, aumenta el gasto militar en un 0.3 por ciento hasta los 740,500 millones de dólares, mientras que reduce el resto de las contribuciones en un cinco por ciento, hasta los 590,000 millones de dólares, pero sobresale lo que desea Donald Trump para la NASA.

Uno de los grandes beneficiados en el presupuesto del presidente de Estados Unidos es la Agencia Aeroespacial (NASA, por sus siglas en inglés), que ve incrementado su presupuesto un 12 por ciento este año, dentro del objetivo marcado por el mandatario de regresar a la Luna y llegar a Marte para 2030.

La información de la propuesta del presupuesto de Donald Trump para la NASA y demás renglones ya se puede ver en algunos portales de Internet como El Universal.

El resto de las partidas, excepto la defensa y la NASA, Donald Trump propone importantes rebajas presupuestarias: con un recorte del 26 por ciento en el de la Agencia de Protección Medioambiental; un 21 por ciento en el Departamento de Estado; un nueve por ciento en el Departamento de Salud y un ocho por ciento en el Departamento de Educación.

Asimismo, apunta a menores contribuciones a diversos programas de asistencia social al elevar los requisitos, como la búsqueda activa de empleo, para acceder a beneficios como los cupones de alimentación (food stamps), de los que dependen millones de estadounidenses.

El plan de gasto federal para el año fiscal 2021, que comienza en octubre, también prevé 2,000 millones de dólares para la construcción del polémico muro fronterizo con México.

Pese a haber prometido equilibrar las cuentas públicas, el presupuesto de Trump no se compromete a eliminar el abultado déficit hasta 2035, y no en diez años, como había adelantado previamente.

Este proyecto es más una declaración de prioridades que un verdadero plan presupuestario, ya que apenas cuenta con posibilidades de salir adelante en un Congreso dividido, donde los republicanos controlan el Senado y los demócratas la Cámara de Representantes.

Este dibujo de prioridades, sin embargo, sirve al mandatario para remarcar sus intenciones políticas de cara a la campaña para las elecciones de este año, en las que buscará la reelección.

Es así como independientemente de la milicia y la NASA, el presidente Donald Trump desea bajar algunas partidas para el 2021, pero algunas críticas ya comienzan a lanzarse, sobre todo por la cuestión del muro fronterizo entre Estados Unidos y México, un tema muy polémico en el Congreso de su país.

Incluso en México ha desatado una gran cantidad de rechazos, ya que en un principio Donald Trump planteó la posibilidad de que su gobierno no pagaría nada y lo harían los mexicanos, postura que mantiene hasta la fecha.

Cupones de alimentación (food stamps). Sobre el tema de la frontera, a finales de enero se informó que una jueza federal en el estado de Washington sopesa la posibilidad de impedir que el presidente Donald Trump desvíe miles de millones de dólares de proyectos de construcción militar a la construcción de secciones de un muro en la frontera con México.

La jueza de distrito Barbara Rothstein dijo el jueves que espera dar un fallo en las próximas semanas sobre la impugnación que presentó el estado contra el gobierno federal.

Washington está lejos de la frontera entre México y Estados Unidos, pero el secretario estatal de Justicia Bob Ferguson argumenta que de cualquier forma la entidad resultaría perjudicada en caso de que el gobierno federal prosiga con sus planes. El Pentágono ya anunció que desviará 3.600 millones de dólares de proyectos de construcción militar — uno de ellos en el estado de Washington — para construir 280 kilómetros (175 millas) de cercado fronterizo en cuatro entidades.

Perder ese monto para construcción — 89 millones de dólares para un muelle en la Base Naval Kitsap al oeste de Seattle — le costaría al estado 2,6 millones de dólares en ingresos fiscales en los próximos dos años, motivo suficiente para darle a Washington el derecho de impugnar en una corte los planes del gobierno, declaró Ferguson.

Cupones de alimentación (food stamps). Abogados de Washington y del Departamento de Justicia presentaron sus argumentos ante Rothstein el jueves. En una impugnación relacionada, el Sierra Club solicitó a la Corte Federal de Apelaciones del 9no Circuito que emitiera una orden antes del viernes para impedir que el gobierno utilice los fondos. En tanto, el gobierno ya comenzó a trabajar en algunas secciones del muro e incluso el viernes podría iniciar obras en otros tramos cercanos a El Paso, Texas, y Yuma, Arizona.

Mientras tanto, el gobierno informó recientemente que ahora busca construir 430 kilómetros (270 millas) adicionales de barreras.

Quienes se oponen al muro, incluyendo el estado de Washington, han argumentado que, de acuerdo con la Constitución, el poder sobre el presupuesto público pertenece al Congreso y no al presidente. A finales de 2018 e inicios de 2019, el Congreso se rehusó a darle a Trump los fondos que quería para la construcción de un muro fronterizo, lo que causó un cierre parcial de gobierno durante 35 días.

Hace unos días se comprobó la fragilidad de uno de los principales proyectos de Donal Trump, luego de que fuertes derribaron varios paneles de la nueva valla que se está instalando a lo largo de la frontera entre México y California y cayeron sobre una transitada calle en el costado mexicano, informaron las autoridades el jueves.

El concreto aún no se había secado en varios de los paneles de postes de acero con placas de metal en la parte superior, que cayeron el miércoles a unos 4 kilómetros (2,5 millas) al este de un cruce fronterizo que conecta las zonas de Calexico, California, y Mexicali, México, dijo el vocero de la Patrulla Fronteriza Carlos Pitones.

Las barreras de nueve metros (30 pies) de altura están siendo instaladas a lo largo de frontera en momentos en que el gobierno del presidente Donald Trump acelera la construcción de unos 2.000 kilómetros (450 millas) de muro antes de que finalice el próximo año. El muro fronterizo ha sido una de las prioridades de Trump.

Archivada como: Cupones de alimentación (food stamps).

 

Con información de EFE y AP