Donald Trump gana con reglas de origen

Durante su campaña, y como Presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump se fijó como objetivo aumentar el empleo manufacturero de la industria automotriz y reducir el déficit comercial con México en este sector… y todo indica que lo conseguirá gracias a las reglas de origen.

En el primer semestre de 2018, según datos de la Oficina del Censo de EE.UU., el déficit comercial de ese país con México fue de 38,039 millones de dólares, del cual 85 por ciento correspondió a la industria automotriz, desde autos terminados hasta sus partes.

De mantenerse las previsiones negociadas en el acuerdo entre México y EE.UU. sobre reglas de origen para la producción de automóviles, donde 75 por ciento tiene que ser fabricado en la región y entre 40 y 45 por ciento debe ser producido en zonas de alto salario, se espera un traslado en la producción hacia tierra estadounidense.

 

TE PUEDE INTERESAR: ÚLTIMA HORA: Operativos en Medio Oeste de EE.UU. dejan 364 arrestados

 

“Desde el principio, Trump dijo yo quiero un 85 por ciento de contenido regional, y de ese que 50 por ciento sea producido en EE.UU. Lo que al final fue refrasear la regla, bajar hasta el 75 por ciento y en lugar de dar nombre y apellido a la producción en Estados Unidos, lo que hicieron fue poner un sueldo donde se compruebe que se paga más de 16 dólares la hora y eso no es en México.

“Su intención es que la inversión se vaya a Estados Unidos. Sabíamos que esta era la joya de la corona y su manera de declarar victoria, así que no extraña lo que sucedió”, explicó Luz María de la Mora, directora de LMM Consulting y una de las negociadoras originales del acuerdo.

Ignacio Martínez, del Laboratorio de Análisis de Comercio Exterior y Negocios de la UNAM (LACEN), dijo que su victoria es llevarse una mayor producción a EE.UU., su intención inicial.

 

RELACIONADO: Tratado con EE.UU. incluye seguro a favor del sector automotor mexicano

 

Por el momento, parece que si las armadoras no pueden o quieren cumplir con las reglas de origen para evitar pagar aranceles podrán recurrir al costo de 2.5 por ciento que indica la Nación Más Favorecida, pero parece no será tan fácil.

Con la medida 232, que argumenta razones de seguridad nacional para proteger a la industria, la Casa Blanca obligará a que automóviles paguen cuotas de 25 por ciento si no tienen algún tipo de acuerdo, lo cual acorralará a las armadoras.

“La investigación está en curso, pero parece saldrá pronto y esto elevará los aranceles. En ese sentido, EE.UU. lo que dice es que no se va a exportar con NMF y si se quiere vender será pagando 25 por ciento, lo cual es bastante difícil de aguantar”, señaló.

 

[anvplayer video=”4474360″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+