Donación de órganos para hispanos en EE.UU. ¿Qué pasa con las minorías?

Redacción MundoHispánico
Actualizado en

  • Salvando vidas: cómo afecta la donación de órganos a las minorías
  • ¿A qué se enfrentan los inmigrantes al momento de requerir un transplante?
  • Transplantes de órganos: Desafíos de los hispanos en Estados Unidos

¿Sabías que en Estados Unidos cada 10 minutos se añade una persona a la lista de espera para el transplante de un órgano? Esta cifra es alarmante, puesto que las condiciones que se requieren para que una persona sea apta para recibir un órgano son muy específicas, y se estima que 20 personas mueren cada día en espera de recibir un órgano vital. Pero ¿Qué pasa con las minorías y la donación de órganos para hispanos en EE.UU.?

Esta problemática se acentúa por dos motivos principales: en primer lugar, si bien la mayoría de la población está consciente de que existe esta problemática y ha declarado estar a favor de la donación de órganos, únicamente 58% de ellos se ha inscrito de manera oficial como donante; por otra parte, si a esto le sumamos que de cada mil muertes, tres de ellas se generan en las circunstancias idóneas para permitir la donación de órganos, entonces podría establecerse que todavía queda mucho camino que recorrer en cuanto a la cultura de la donación.

 

donación de organos

Shutterstock

Estas estadísticas las proporciona la Administración de Recursos y Servicios de Salud, que establece que actualmente son 113,000 personas las que se encuentran a la espera de reunir las condiciones necesarias para recibir un órgano que les permita salvar su vida y, en casos menos extremos, mejorar sus condiciones de vida actuales.

Las estadísticas representan a las personas que de manera oficial se encuentran en la lista de transplante de órganos, pero existe también aquel grupo de personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que, debido a su estatus legal o condiciones de vida, no se encuentran oficialmente en esta lista. Dentro de estas minorías podemos incluir a inmigrantes hispanos que no cuentan con los medios para cubrir los gastos que conlleva un procedimiento quirúrgico de este tipo y, por lo tanto, no están en disponibilidad de recibir un órgano o de pagar el tratamiento posterior para la conservación del mismo.

De acuerdo con la estadísticas presentadas por la Administración de Recursos y Servicios de Salud, alrededor de 70,000 personas (59%) en la lista de espera pertenecen a minorías étnicas, siendo un 20% el número de hispanos que están a la expectativa de recibir un órgano.

En la teoría, un inmigrante, ya sea documentado o indocumentado, es apto para recibir un transplante, siempre y cuando reúna ciertos requisitos. Entre ellos se enuentran:

  • Que la persona cuente con seguro médico o se encuentre en condiciones de cubrir a su totalidad el costo de la cirugía y de los medicamentos que se requerirán posteriormente.
  • Cubrir con los requisitos establecidos por cada hospital

Un transplante cuesta, en promedio, entre 150,000 y 250,000 dólares; además, a esa cantidad se le debe añadir el costo de las visitas médicas, exámenes previos y medicamentos, lo que añadiría una cantidad aproximada de 20,000 anuales.

Si bien los inmigrantes indocumentados no son elegibles para solicitar Medicare o Medicaid, los inmigrantes que sí tienen un estatus regularizado dentro del país pueden solicitar este servicio si cuentan con los siguientes requisitos:

  • Tienen historial de haber pagado por Medicare
  • Su cónyuge tiene historial de haber pagado por Medicare
  • Ha vivido en los Estados Unidos los últimos 5 años
  • Si la seguridad social ha determinado que tiene alguna discapacidad

La mayoría de los transplantes entre personas de la comunidad hispana provienen de sus mismos familiares, pero cada vez son más los esfuerzos por parte de diversos estados del territorio americano por lograr que este tipo de restricciones afecte a la menor cantidad posible de personas, abriendo paso a una serie de mejoras en el proceso de transplante de órganos.

Search

+