El arte sencillo de doblar en casa de forma correcta

Existen muchas personas que al momento de doblar ropa entran en un estado de desesperación automático por una gran cantidad que no (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Levanta la mano si odias el día de lavar la ropa más que cualquier otro día de la semana, incluso más que el domingo (que también sucede es nuestro día para lavar la ropa). No eres la única. Cualquiera que diga que ama lavar y doblar en casa está mintiendo, y también pueden venir a nuestra casa cada vez que quiera. Pero ¿por qué odiamos tanto lavar?

Ni siquiera es el acto de lavar el que nos aflige… es lo que viene después lo que toma mucho tiempo, energía y paciencia. Doblar la ropa puede parecer una tortura cuando la pila de camisas parece infinita. Pero tal vez doblar no es el verdadero problema; tal vez es que lo estás haciendo mal. ¿Y por qué importa? Mientras tus pertenencias estén lavadas y acomodadas en algún lugar no te tropezarás con ellas, ¿acaso eso no es suficiente? No exactamente. Cuando tu ropa/toallas/pertenencias están dobladas bien, instantáneamente te hace sentir más organizada, y de repente puede haber espacio en tu closet y casa que nunca te habías dado cuenta que necesitabas.

La sensación de ver la ropa acomodada

Ropa acomodada
Shutterstock

Además, ver un closet bien organizado lleno de ropa perfectamente escorada puede sentirse como aire fresco, y dar a alguien con TOC  felicidad intensa. El Dr. Drew Ramsey, un profesor clínico adjunto de psiquiatría en la Universidad de Columbia, argumenta que: “Poner orden puede cambiar la vida… cuando la gente es organizada y ordenada, se siente más poderosa. Si construyes eso en tu vida,  eso te ayuda en todo”. Gente, comiencen doblando bien, los expertos están de acuerdo que podría cambiar tu vida.

Entonces, ¿cómo se supone que debes doblar? Claro, las tácticas difieren en base al artículo prenda con el que estés lidiando, pero estate al tanto que hay una forma correcta y sencilla de doblar todo, incluyendo las sábanas ajustables que normalmente enrollas en una bola porque no sabes cómo controlar las esquinas elásticas. Empecemos; hemos reunido aquí algunos de los mejores tips para ayudarte a doblar en casa.

Camisetas

Ropa ordenada por color
Shutterstock

Para hacer que las camisas luzcan perfectamente dobladas, déjales a nuestros amigos de Martha Stewart que tengan un truco rápido y elegante para hacerlo bien. Se ve complicado, pero no lo es si ves este video y practicas un par de veces. Lo intentamos y nunca regresaremos a lo antiguo. Solo comienza con la camisa extendida boca arriba en una superficie. Agarra el hombro entre el cuello y la manga, y bajando desde ahí agarra cerca de la mitad y cerca de una pulgada del costado de la camisa. Luego doblas la parte de arriba de la camisa hacia la parte de abajo, descruza tus manos, sacude la camisa para deshacerte de las arrugas, y dobla la otra parte.

Doblar camisas de vestir

Normalmente cuelgas las camisas de vestir en tu closet, pero si estás viajando o empacando tu ropa también necesitas saber cómo doblarla de la forma adecuada. Según Business Insider, comienza con la camisa extendida boca abajo en una superficie y  luego dobla una manga hacia adentro para que esté alineada con la otra manga, luego dobla hacia abajo esa manga hacia la parte inferior de la camisa. Repite en el otro lado, y luego dobla la parte inferior hacia arriba para que llegue a la parte superior y así la camisa esté doblada a la mitad y se vea como un cuadrado. Luego voltea la camisa para que esté boca arriba y está lista.

Ropa interior y sostenes

Shutterstock

Organizar y doblar tu lencería puede ser un reto—muchas telas delicadas y muy poco espacio. Los sostenes deben ser doblados una copa encima de otra, lo cual no solo libera espacio en tu cajón sino que también mantiene la forma y estructura de tu bra con el paso del tiempo. Las tangas y ropa interior deben ser dobladas de forma que los lados (esas partes que se ajustan en tus caderas) estén doblados en el centro, y luego doblas la entrepierna para que te quedes con una forma cuadrada. De esta forma serás capaz de acomodar y guardar toda tu ropa interior, y las encontrarás más fácilmente cuando sea tiempo de alistarse.

Doblar calcetines

Como Today informa, de acuerdo con la autora Marie Kondo, en su bestseller, The Life-Changing Magic of Tidying Up, tus calcetines deben ser guardados planos, sin doblarse y en un cajón. Ni siquiera es cuestión de cómo aprovechar el espacio o ganar mejor acceso a tus calcetines. En su opinión es porque tus calcetines: “Tienen una paliza en su trabajo diario, atrapados entre tus pies y zapatos. El tiempo que pasan en tu cajón es su única oportunidad para descansar”. Suena loco, pero estamos dispuestas a internarlo.

Sabanas ajustables

Shutterstock

Si hay una cosa en tu hogar que más temes doblar, probablemente sean tus sábanas ajustables. Has probado técnicas y todas han fallado, y al final la sábana queda arrugada y se ve como un desastre que simplemente achocaste en la parte de atrás de tu closet hasta que es hora de cambiar tu cama y repetir todo el proceso. ¿Suena familiar? Bueno, el gurú del estilo de vida y columnista de Woman’s Day , Clinton Kelly, tiene unos cuantos tips para ayudarte.

Primero, dobla las esquinas de las sábanas ajustables dentro de las esquinas opuestas. Luego repite con las esquinas una vez más, metiéndolas en las esquinas de lado opuesto. Para ahora la sábana debe verse un tanto menos desordenada y más como un rectángulo. Luego simplemente doblas la sábana hacia adentro para crear esquinas derechas y voila. El video tutorial es realmente útil y lo hace lucir mucho más fácil de lo que habías creído todos estos años.

Doblar toallas

Shutterstock

Sí, hay una forma correcta y errónea de doblar las toallas, especialmente las grandes. Esta técnica, según HGTV, asegura que las toallas más grandes se sequen más rápido, y que las toallas pueden ser correctamente guardadas para aprovechar más el espacio. Comienza parándote y agarrando la toalla en frente de ti por las esquinas superiores, para que cuelgue a la altura de tu cuerpo. Luego dobla un lado de la toalla hacia adentro 1/3, y luego repite en el otro lado para que tengas tres partes dobladas. Luego dobla la toalla hacia abajo en una mitad, y luego otra vez a la mitad, para que tu toalla doblada sea un cuadrado.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado