Dispárales en las piernas: NYT revela lo que Trump sugirió hacer con inmigrantes

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
  • Dispárales en las piernas: Revelan supuesta reunión de Trump con funcionarios
  • El presidente estaba desesperado por la crisis con inmigrantes
  • Destaparon lo que Trump pretendía hacer con indocumentados

 

“Dispárales en las piernas”. La desesperación del presidente Donald Trump con los inmigrantes llegó a tal punto, que sugirió que les dispararan en las piernas y hasta fortificar el muro con una trinchera de agua llena de serpientes y caimanes, en una reunión con sus funcionarios celebrada en marzo pasado.

Así lo dio a conocer el diario The New York Times, en un informe basado en entrevistas con más de una docena de funcionarios de la administración de la Casa Blanca involucrados en esa reunión.

El artículo se basa en el próximo libro de los reporteros Mike Shear y Julie Hirschfield Davis, titulado ‘Guerras fronterizas: el asalto interior de Trump contra la inmigración’, que se publicará el ocho de octubre, según reportó el diario The Hill.

 

[interest img=”https://res.cloudinary.com/mundo/image/upload/f_auto,q_auto/v1569878664/Captura-de-pantalla-2019-09-30-a-las-16.23.59_m5gnh8.png” url= “https://mundohispanico.com/blanca-soto-humilla-adamari-lopez/” title= “Blanca Soto provoca que Adamari López y conductoras de Un Nuevo Día queden en ‘ridículo’ (FOTOS)”]

 

De acuerdo con el Times, la reunión de la Oficina Oval en marzo pasado comenzó, como muchas otras, con el presidente Trump enfurecido por la crisis con los migrantes.

Pero esta vez tenía una solución. Mientras los asesores de la Casa Blanca escuchaban asombrados, les ordenó cerrar toda la frontera de 2,000 millas con México, al mediodía del día siguiente.

Los asesores temieron que la orden del presidente atrapara a los turistas estadounidenses en México, dejara a los niños en las escuelas a ambos lados de la frontera y creara una crisis económica en dos países.

Los asesores dijeron al Times que Trump sugirió a los asesores durante la reunión de la Oficina Oval que deberían disparar a los migrantes en las piernas para frenarlos.

En privado, el presidente a menudo había hablado de fortificar un muro fronterizo con una trinchera llena de agua, repleta de serpientes o caimanes, lo que llevó a los asistentes a buscar un cálculo de costos.

 

[trend video=”472887″ player=”14557″ title=”Madre de 4 hace este trabajo mejor que muchos hombres”]

Dispárales en las piernas: NYT revela lo que Trump sugirió hacer con inmigrantes

Trump quería el muro electrificado, con puntas en la parte superior que pudieran perforar la carne humana.

Después de sugerir públicamente que los soldados dispararan a los inmigrantes si les arrojaban piedras, el presidente Trump retrocedió cuando su personal le dijo que eso era ilegal, según el artículo del Times.

Pero más tarde en una reunión, recordaron los ayudantes, sugirió que dispararan a los migrantes en las piernas para reducir la velocidad. Eso tampoco está permitido, le dijeron.

“El presidente estaba frustrado y creo que se tomó ese momento para presionar el botón de reinicio”, dijo Thomas D. Homan, quien se había desempeñado como director interino de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) de Trump, recordando esa semana en marzo. “El presidente quería que se arreglara rápidamente”.

 

[trend video=”472885″ player=”14557″ title=”LARRY HERNÁNDEZ Y KENIA ONTIVEROS EN EXCLUSIVA”]

Dispárales en las piernas: NYT revela lo que Trump sugirió hacer con inmigrantes

Al final de la semana, el presidente había retirado su amenaza, pero había tomado represalias con el inicio de una purga de los ayudantes que habían tratado de contenerlo.

Hoy, mientras Trump está rodeado de asesores menos dispuestos a hacerle frente, su amenaza de aislar al país de una inundación de inmigrantes sigue activa.

“Tengo poder absoluto para cerrar la frontera”, dijo en una entrevista este verano con The New York Times.

Este artículo se basa en entrevistas con más de una docena de funcionarios de la Casa Blanca y la administración directamente involucrados en los eventos de esa semana en marzo.

El New York Times se les concedió el anonimato para describir conversaciones delicadas con el presidente y los altos funcionarios del gobierno.

Esa tarde de marzo, en la Oficina Oval, una reunión de 30 minutos se extendió a más de dos horas mientras el equipo de Trump intentaba desesperadamente aplacarlo.

“¡Me estás haciendo ver como un idiota!”, gritó Trump, agregando una blasfemia, como lo describieron varios funcionarios en la sala. “Corrí en esto. Es mi problema”.

Entre los que estaban en la sala estaban Kirstjen Nielsen, la secretaria de Seguridad Nacional en ese momento; Mike Pompeo, secretario de Estado; Kevin K. McAleenan, jefe de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) en ese momento; y Stephen Miller, el asistente de la Casa Blanca que, más que nadie, había orquestado la agenda de inmigración de Trump. Mick Mulvaney, el jefe de gabinete interino también estuvo allí, junto con Jared Kushner, el yerno del presidente y otros altos funcionarios, de acuerdo con el reporte del Times.

 

[trend video=”472882″ player=”14557″ title=”Conductor hispano sale de barra y se mete en sentido contrario.”]

Dispárales en las piernas: NYT revela lo que Trump sugirió hacer con inmigrantes

El reporte también reveló que en ese momento Trump estaba muy molesto con la entonces secretaria Nielsen, a quien había reprendido rutinariamente por ineficaz y, lo que es peor, al menos en su opinión, no lo suficientemente duro.

Lo más feliz que había estado con Nielsen fue unos meses antes, cuando agentes fronterizos estadounidenses lanzaron gases lacrimógenos a México, para tratar de evitar que los migrantes cruzaran a los Estados Unidos. Las organizaciones de derechos humanos condenaron la medida, pero a Trump le encantó.

Ese día de marzo, también estaba furioso con Mike Pompeo por haber llegado a un acuerdo con México para permitir que Estados Unidos rechazara a algunos solicitantes de asilo, un plan que Trump dijo claramente que estaba fallando.

Un cierre completo de la frontera, dijo Trump, era la única manera.

Nielsen había intentado razonar con el presidente en muchas ocasiones. Cuando ella se enfrentó a él durante una reunión de gabinete la primavera anterior, él la crítico severamente y ella casi renunció.

Ahora, ella estaba tratando nuevamente de razonar con él.

Podemos cerrar la frontera, le dijo al presidente, pero no va a arreglar nada. Las personas aún podrán solicitar asilo.

Pero Trump no se conmovió. Incluso su yerno Jared Kushner, quien había desarrollado relaciones con funcionarios mexicanos y se puso del lado de Nielsen, no pudo comunicarse con él.

“Lo único que te importa son tus amigos en México”, le dijo el presidente, según la gente de la sala. “Lo tengo. Quiero que se haga al mediodía mañana”.

Los asesores del presidente abandonaron la reunión casi en pánico.

 

[trend video=”472874″ player=”14557″ title=”Policía midiendo velocidad en zonas escolares”]