Diseño en tendencia: trazos disruptivos en una residencia

El armado de esta residencia retoma dos principios teóricos fundamentales: el plano libre y el raumplan, un diseño en tendencia.

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Fotos: Agencia Reforma / Video: MH
  • El armado y diseño a la medida de esta residencia retoma dos principios teóricos fundamentales.
  • Se trata del plano libre y el raumplan, de Le Corbusier y Aldof Loos, respectivamente.
  • La fisionomía de la residencia se logra a partir de techos que emergen de las cuatro paredes.

El armado y diseño a la medida de esta residencia retoma dos principios teóricos fundamentales: el plano libre, de Le Corbusier, y el raumplan, de Aldof Loos. A partir de ello crea una ligera pero audaz resolución con la materialidad, el color y la forma. El punto de partida es el uso de la madera laminada cruzada (CTL), un elemento que debido a su maleabilidad permite explotar el plano del techo como una forma para organizar el resto de la arquitectura.

“Un grupo de seis techos a dos aguas se combinan para formar un solo techo, así que a partir de éste se establecen habitaciones, pasillos y espacios de doble altura alineándolos con crestas y valles”, describió Jennifer Bonner, directora de MALL, despacho a cargo del proyecto.

TECHOS QUE EMERGEN DE PAREDES

Derivado de la tradición de las residencias construidas en el sur de los Estados Unidos, esta propuesta retoma el concepto conocido como “falso interior”, donde se emulan los acabados. Foto: Agencia Reforma

Justamente, lo que sucede con la fisionomía de la residencia se logra a partir de estos techos que emergen de las cuatro paredes o elevaciones que le dan perímetro y crean las inclinaciones irregulares que cortándose entre sí forma una nueva superficie. El logro de esta solución de diseño incluso evidencia que las inclinaciones son más pronunciadas, diferentes al estándar promedio que se utiliza en la industria de la construcción.

Conforme su planeación, la vivienda de 670 metros cuadrados y creada en un área de 7 metros de ancho, traslada su gesto con un asentamiento asimétrico, reemplazando la casa tradicional y elevando su cimiento como si la forma tradicional estuviera recortada por encima de la acera.

ASTUCIA EN LA CONSTRUCCIÓN

Se colocaron diversas ventantas para el ingreso de luz solar. Foto: Agencia Reforma

El proceso de experimentación de este proyecto no sólo se limita a su planteamiento sino a su resolución material, pues en vista de que todas los muros, pisos y techos están hechos de paneles sólidos de CTL, se convierte en una de las primeras casas de Estados Unidos concebida con madera laminada.

De acuerdo con la arquitecta, se trata de un material ampliamente utilizado en la construcción de aquel país pero de nuevo uso en el mercado estadounidense. La particularidad más fortalecida de ese elemento es su conformación a través del uso yuxtapuesto de diversas capas de madera, las cuales se alternan en varias direcciones creando libertad espacial en cada una de las estancias.

UNA ESTÉTICA MONOLÍTICA

Algunos costados de la casa están recubiertos con estuco de cuentas de vidrio. Foto: Agencia Reforma

“La parte inferior de los techos a dos aguas crea un espacio aireado y elevado lleno de abundante luz natural en lo que en realidad es una pequeña huella de edificio”, indicó Bonner. Cortado a la medida, izado en su lugar y ensamblado en 14 días, el uso del CLT le concede la solidez a la Haus Gables, evitando el uso de marcos de madera.

De acuerdo con Jennifer, esos paneles además le conceden a la residencia una estética monolítica y uniforme hacia el interior.

DISEÑO EN TENDENCIA

El interior destaca por el manejo de bloques de color. Foto: Agencia Reforma

Piezas de Ray Eames; Jessica Nakanishi, para MSDS Studio; Stine Gam, para de GamFratesi Studio; Anna Castelli Ferrieri, para Kartell; así como elementos decorativos de Annie Hieronimus, para Ligne Roset; Patricia Urquiola, para Glas Italia; y Laurel Consuelo Broughton, para Welcomecompanionsson destacan a lo largo de la casa.

Derivado de la tradición de las residencias construidas en el sur de los Estados Unidos, esta propuesta retoma el concepto conocido como “falso interior” en el que por necesidad se emulaban los acabados. La técnica más notable es el manejo de bloques de color, cuya intención es darle un sentido contemporáneo por el uso en la tendencia pop.

Continua artículo relacionado