15 consejos para ganar una discusión

Una discusión puede ser algo complicado para cualquier persona. Aquí te ofrecemos un par de consejos para que puedas llevar a cabo (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

Es importante mantener la calma en cualquier debate y buscar un terreno en común. Después de todo, si es que estás discutiendo con tu pareja, no quieres decir o hacer algo de lo que más tarde te arrepentirás. Y si quieres aprender a ganar una discusión, es esencial mantener la calma. Junta a dos personas y, eventualmente, discutirán sobre algo. En las relaciones de pareja, la necesidad de llegar a una resolución acertada, sin gritar y sin insultar, es clave para mantener la relación saludable. Tanto si estás en un grupo de debate o solo quieres poder comunicarte mejor, te hemos traído algunos consejos prácticos para aprender a discutir mejor.

1. Mantén la calma

¡Sin gritos! Cualquiera puede gritar y si esta fuera la forma de ganar una discusión, los bebés de dos años gobernarían el mundo. El ganador de una discusión es la persona con los hechos más convincentes, no con la voz más fuerte.

2. Elemento sorpresa en la discusión

Shutterstock

Si realmente quieres ganar una discusión, comienza con una hecho en el que ambos estén de acuerdo. Tendrás el factor sorpresa de tu lado y una victoria psicológica en tu esquina del ring. Empieza con un acuerdo sobre un punto y podrás promover tu lado del debate mucho más fácilmente. Los vendedores telefónicos usan esta táctica todo el tiempo para venderte cosas que realmente no necesitas.

3. Buenas maneras

Como los gritos, los insultos no van a ayudarte a ganar la discusión. La ira nos hace decir cosas de las que después nos arrepentimos y atacar a la persona que está frente a ti sólo va a hacer que pierdas puntos.

4. Distancia en la discusión

Shutterstock

Si estás perdiendo la calma, aléjate. Si crees que vas a decir algo que no quieres, dile a tu compañero que necesitas un momento a solas.

5. Atente al tema, no divagues durante la discusión

Si empiezas hablando de turnos para lavar los platos, limita la conversación a ese tema. Ahora no es el momento para mencionar el hecho de su madre te llamó vaga o tu pareja se pasó mucho del presupuesto con ese nuevo par de zapatillas.

6. Haz preguntas

Shutterstock

Desafía a la otra persona a que defienda su opinión. Pide ejemplos o razones específicas para la postura que tu pareja está tomando. Quizá revise cuáles son sus puntos de vista.

7. Conoce los hechos de la pelea

Si estás discutiendo, por decir, el presupuesto, ten la información delante de ti. No digas gastaste demasiado en ropa. En su lugar, muestra la cantidad exacta y resalta el excedente. A veces ganarás una discusión simplemente por tener los hechos a mano.

8. Silencio

Una pareja en discusión
Shutterstock

Expón tu caso y guarda silencio. Permite que tu oponente piense sobre lo que dijiste. No tendrás ni siquiera que decir una palabra más.

9. Escucha

Las buenas discusiones empiezan por escuchar el punto de vista de la otra persona y reconocer sus sentimientos. Una vez que cada persona es capaz de presentar su versión, ambos pueden empezar a resolver el problema.

10. ¡Piensa antes de hablar!

Shutterstock

No esperes lo primero que te viene a la mente. Date una oportunidad de considerar las ideas de la otra persona y formular tu propia respuesta.

11. Mesura

Intentas resolver un desacuerdo, no intensificarlo. Atente a la cuestión de entrada, evita palabras que son maliciosos y evita comentarios mordaces. No hables sobre el otro y haz un esfuerzo para no perder los estribos.

12. Tomen turnos en la discusión

Una pelea de pareja
Shutterstock

Puede sonar un poco loco, pero funciona muy bien, especialmente con tu cónyuge o pareja. Un período de tiempo establecido da la oportunidad de afirmar tu caso y un tiempo para escuchar el otro punto de vista.

13. Establece una solución

Plantea tu objetivo por adelantado y utiliza el resto de la discusión para llegar a ese punto. Querrás resolver el problema sin gritos ni saltar de un tema a otro.

14. No, siempre y nunca

Una pareja teniendo una discusión
Shutterstock

Tres palabras para evitar una discusión. Probablemente no es cierto que tu pareja “nunca” lava los platos o “siempre” se pone de parte de su madre cuando se trata de la crianza de los niños.

15. Acepta la derrota

A veces ganas, a veces no. Aprende cuándo aceptar la derrota con gracia y seguir adelante.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado