Foto: David Dorantes/MundoHispánico

Hugo Ortega comenzó como lavaplatos indocumentado y ahora dirige un emporio gastronómico (VIDEO)

En la niñez , Hugo Ortega fue lustrador de calzado en mercados y plazas, vendedor ambulante de chicles y pastor de chivas. En Houston su primer trabajo fue de lavaplatos. Hoy, a los 53 años, puede presumir de ser el chef  Hugo Ortega y la cabeza de cinco restaurantes a los cuales les pone su sello distintivo.

Ortega es un hombre de charla fácil. Habla con la parsimonia y la calma de la gente del campo. Aunque nació en la gigantesca Ciudad de México creció en un pueblo del estado de Oaxaca, en el sureste del país, bajo el cuidado de su abuela quien le reveló los secretos de la cocina tradicional. Aunque, en la niñez y la adolescencia, no era consciente de la importancia que eso tendría en su vida según revela. Cuando Ortega se presenta dice que es oaxaqueño y aficionado al equipo de fútbol Chivas del Guadalajara.

Tal vez el restaurante más conocido del chef Hugo Ortega sea Hugo’s que abrió en el año 2001 bajo malos augurios de la crítica especializada en comida y restaurantes en Houston. El sello de identidad de ese restaurante son los platos tradicionales de México preparados a la manera más antigua y siguiendo los cánones de las abuelas.

“No nos daban mucha chance…los periodistas decían que era cuestión de tiempo para que Hugo’s acabara vendiendo comida tex-mex… y afortunadamente, ahí seguimos porque nunca claudicamos” dice el chef Hugo Ortega con una gran sonrisa.

También te puede interesar: La rosca de Reyes una tradición latina que sigue vigente en la comunidad hispana

Sus más de 25 años de carrera le hizo acreedor del prestigioso James Beard Award Region Southwest 2017 que premia, dividiendo a Estados Unidos por regiones, al mejor chef de cada zona con base a su creatividad.

Además de Hugo’s, el chef Ortega es socio y cerebro culinario en los restaurantes Caracol, Xochi, Origen y Backstreet Cafe y, salvo en este último, en todos los demás mantiene la misma línea de cocina tradicional que lo ha hecho famoso.

La pasión de Ortega por la cocina y la comida es tal que en medio de su apretada agenda de responsabilidades ha sacado tiempo para lanzar los libros Street Food of México (Comida callejera de México) y Backstreet Kitchen (Cocina de Backstreet). El primero es un viaje por plazas, mercados y barrios de los estados de México descubriendo lo que el pueblo llano come día a día. El segundo es un compendio de algunas de las 120 recetas que ha creado especialmente para el primer restaurante en el que trabajó.

“No, no me importa compartir mis recetas, por eso hice el libro… lo importante de la vida es compartir, dar, repartir. Además el sazón de cada persona es diferente y cada quien las interpretará a su manera”, dice el chef Ortega sin perder la sonrisa que mantiene hasta cuando está muy atareado en medio de su cocina que dirige con la precisión de relojero.

El ingrediente favorito del chef Ortega es el chocolate porque está ligado a su niñez. Revela que una vez, luego de arriar a las chivas del ato que cuidada, encontró a su abuela moliendo hincada y a mano las semillas del cacao para hacer mole y chocolate. La visión de su abuela moliendo con una piedra aquellos granos lo marcó para siempre y hasta hoy ese sabor dulce sigue siendo el predilecto de su paladar.

Top Stories