Hispano ‘sin documentos’ logra generar más de 400 empleos (VIDEO)

El mexicano Juan Gabriel Hernández nunca imaginó que pasaría de ayudante de bar, a dueño de una cadena de diez restaurantes y bares con la que generaría más de 400 empleos.

Pero lo más sorprendente es que el inmigrante emprendió su empresa ‘sin documentos’ y sin dinero. “Lo que me mueve es la fuerza interior que desde muy pequeño he tenido que sacar a flote”, asegura.

Y es que su historia se parece a la de muchos inmigrantes que vienen tras el sueño americano.

Es de un pueblo que se llama Estancia de Ánimas, a 45 minutos de la capital mexicana. Su madre tuvo que dejarlos muy pequeños para venir a buscar trabajo en EE.UU. “Yo la conocí a los nueve años cuando mi abuela,  quién nos cuidaba, fallece. Luego, cuando tenía 11 me vine a buscarla”, refiere Hernández.

Trabajando desde los 13

Juan llegó a Chicago y ahí encontró su verdadera pasión: el mundo de los restaurantes. “Empecé a trabajar a los 13 años como ayudante de bar. Durante la semana iba a la escuela y el fin de semana trabajaba para ayudarle a mi mamá”.

Creció en las calles en medio del ambiente de las pandillas. Una de las razones que lo hicieron salir de esa ciudad.

En 1996 se fue para Georgia, con una hermana.  Llegó a trabajar en un restaurante italiano donde aprendió a cocinar y luego fue mesero en un restaurante mexicano.

Con un ‘tarjetazo’ empezó la historia de 10 restaurantes y bares

En el año 2008 , con créditos de tarjetas empezó junto a su hermana el proyecto de un restaurante en la ciudad de Acworth y en 2010 abrió la segunda sucursal en la ciudad de Dallas, que es actualmente uno de sus restaurantes más fuertes en ventas.

Hoy en día, Juan Gabriel Hernández es socio de la compañía La Bamba Mexican Bar and Grill con seis sucursales en Georgia y de la compañía Cielo Blue Mexican Grill and Cantina, con cuatro sucursales.

Cielo Blue Mexican Grill & Cantina.                                  Foto: MH

“Generamos más de 400 empleos entre hispanos y americanos, y son ellos el motivo más fuerte que tengo para levantarme cada día. Eso es lo bueno de cumplir tu sueño, ver los de otros realizarse. Es satisfactorio”, dice.

Asegura que el camino como inmigrante ‘sin papeles’  fue muy duro y abrirse paso en los negocios bajo esta condición, aún más. Pero eso no lo detuvo para empezar sus compañías.

Lea también: 5 tips para evitar ofertas falsas en línea en esta Navidad

“Soy un hombre bueno, de negocios, que aporta a la sociedad con mi trabajo y ayudando a otras familias a encontrar sustento. Sí fue más difícil, pero no es imposible. Lo que es importante es respetar las reglas del país, conocer sus costumbres y hacer lo correcto”, puntualiza con orgullo.

Ahora, gracias a su madre pudo solicitar una petición que le ayudó a resolver su situación migratoria y con eso, espera con mayor tranquilidad crecer aún más sus negocios y lo más importante, seguir generando fuentes de trabajo.

Top Stories