El banco estima que las remesas registradas oficialmente para países con ingresos bajos y medianos llegó a los 466,000 millones de dólares en el año 2017. Lo que representa un incremento de 8.5 por ciento con respecto al año anterior, en el que se registraron 429,000 millones de dólares, informó AFP.

Esto representa una recuperación mejor a la esperada. También se convierte en un fuerte ingreso para las economías de países en desarrollo. Según el banco, esta tendencia fue impulsada por un crecimiento en Europa, Rusia y Estados Unidos.

Los pronósticos indican que se espera que para este año suban aproximadamente un 4 por ciento más. La cifra podría entonces alcanzar los 485,000 millones de dólares.

TE PUEDE INTERESAR: Hallan ‘culpable’ de la peor caída del peso mexicano… y no es Trump

Los mayores receptores de remesas fueron:

  • India con 69,000 millones de dólares
  • China con 64,000 millones de dólares
  • Filipinas 33,000 millones de dólares
  • México 31,000 millones de dólares
  • Nigeria 22,000 millones de dólares
  • Egipto 20,000 millones de dólares

Según el Banco Mundial, el promedio mundial para enviar 200 dólares como remesa a otros países fue de 7.1 por ciento en el primer trimestre de 2018. Esta tarifa se ubica por encima del nivel óptimo.

El banco hizo un llamado a los Gobiernos de cada país, en especial aquellos receptores, para que simplifiquen el proceso y puedan así reducir costos. Dentro de las opciones que expusieron están:

  • La eliminación de los contratos de exclusividad para mejorar la competencia y,
  • la introducción al proceso bancario de tecnología más eficiente.

“Mientras las remesas crecen, los países, instituciones y agencias de desarrollo deben continuar reduciendo los altos costos para que las familias reciban más dinero”, dijo el autor principal del informe, Dilip Ratha.