5 maneras de arreglar tus dientes chuecos

Los dientes chuecos son una de las cosas más comunes que se hallan en diferentes edades en la población de cualquier parte del (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock

¿Recuerdas cuando algunas celebridades tenían dientes chuecos que no estaban igualmente separados y que no todos tenían el mismo tamaño y no tintineaban de lo blanco? Aún hay unos cuantos renuentes como Jewel y Madonna (que su espacio viene y va), pero la mayoría de las personas preferirían tener sus dientes derechos y perfectos.

En un artículo reciente en New York Magazine, Dan P. Lee informa: “En las últimas dos décadas, el número de adolescentes norteamericanos con tratamiento de ortodoncia casi se ha duplicado, así que actualmente el 80% está en un tratamiento de ortodoncia”. Añade: “Los adultos ahora representa casi un cuarto de todos los pacientes de ortodoncia en EE.UU. y Canadá”. Los modelos que usan brackets  comenzaron a salir en los shows de moda y en las pasarelas la primavera pasada. Mejorar tu sonrisa puede regresar el tiempo y mejorar tu confianza mucho más que las cirugías plásticas, y las opciones para arreglar tus dientes chuecos nunca han sido más flexibles o económicas. Así que si toda tu vida has soñado con arreglar tus dientes chuecos, echa un vistazo a estos 5 métodos:

1. Brackets

Dientes con frenos
Shutterstock

Mucha gente está familiarizada con los brackets  tradicionales; son de metal o cerámica transparente y se pegan en la parte frontal de tus dientes y se conectan con cables que se ajustan de manera regular. En promedio los pacientes necesitarán usar los brackets  alrededor de dos años. Pero ¿por qué alguien optaría por brackets  en lugar de invisaling? Si no quieres estar quitando y limpiando los alineadores después de cada comida y bebida que no sea agua, puede que los brackets  sean una buena opción. Si tienes una situación dental complicada o necesitas que tus dientes se muevan, puede que los brackets  sean tu única opción.

2. Invisalign para los dientes

Shutterstock

El invisalign endereza tus dientes de la misma forma que lo hacen los brackets  tradicionales, pero son mucho más cómodos y casi invisibles. Un ortodoncista trabajará contigo para hacer un plan de tratamiento que normalmente dura de 6 a 18 meses. Usarás alineadores en tus dientes, que son remplazados cada dos semanas. Puedes comer y dormir con ellos, pero la mejor parte es que puedes quitártelos para lavarte los dientes o para una cita romántica. Es recomendable que uses los alineadores de 20 a 22 horas al día para obtener los resultados más rápidos. El invisaling cuesta aproximadamente lo mismo que los brackets, cerca de $3,500 a $5,000, y la mayoría de los seguros dentales cubrirán parte de los gastos.

3. Retenedor elástico

Shutterstock

Los ortodoncistas a menudo hacen que sus pacientes usen retenedores removibles después de los brackets  para evitar que los dientes regresen a donde se encontraban originalmente (de ahí el nombre). Si simplemente quieres hacer unas correcciones menores o solo tienes dos o tres dientes que están fuera de línea, quizá puedas omitir los brackets  y simplemente uses un retenedor elástico.

4. Brackets linguales

Los brackets linguales son exactamente igual a los tradicionales de metal excepto que están pegados en la parte trasera de tus dientes y son completamente invisibles para todos. Lo malo es que son más caros que los brackets tradicionales y puede tomar más tiempo ajustarlos y limpiarlos.

5. Veneers (cubiertas) para dientes

Chica sonriendo mientras checan cubiertas para dientes
Shutterstock

Los veneers de porcelana son la opción más cara (cerca de $500-$1300 por diente y usualmente el seguro no los cubre), pero solo toma de dos a tres visitas arreglar tus dientes chuecos y duran 5-10 años. El proceso involucra remover una pequeña capa de tu esmalte y unir la cubierta a la parte frontal de tu diente. Son colocados de manera individual, así que puedes arreglar uno o dos dientes si puedes obtener un buen color de emparejamiento. Las cubiertas también son resistentes a las manchas y fáciles de cuidar para que también  puedas tener una sonrisa brillante. Debido a que parte de tu diente es removido, son considerados permanentes y no serás capaz de regresar a tus dientes originales—puedes ponerte nuevas cubiertas.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado