Diego Armando Maradona: ¿es el D10s que Dorados busca?

Esta noche de lunes, Diego Armando Maradona iniciará una aventura como entrenador de Dorados, su quinto club desde un banquillo. Sin embargo, y pese a las hazañas logradas como jugador, hay serias dudas de su efectividad.

Antes de ser suspendido por doping, luego del Mundial de 1994, Maradona aprovechó el reglamento que no le impedía seguir en actividades futbolísticas, pero como director técnico. Y fue junto con Carlos Fren que se probó como timonel del club argentino Deportivo Mandiyú, para encarar el torneo Apertura 94’.

Su debut no fue el soñado. Perdió frente a Rosario Central (2-1). En total, dirigió 12 partidos, con saldo de uno ganado, seis empatados y cinco perdidos.
Aún con la sanción por cumplir, Diego llegó a la dirección técnica del también argentino Racing de Avellaneda, en 1995. Y tampoco tuvo su inicio con el pie derecho. Su escuadra cayó contra Ferro Carril Oeste (1-0). Incluso, dejó al equipo antes de finalizar el Clausura 95’, con marca de dos ganados, seis empatados y cinco perdidos.

TE PUEDE INTERESAR:Esposa de AMLO le da lección de humildad a Angélica Rivera (FOTOS)

Regresó a las canchas como jugador, solo para cerrar uno de los capítulos más importantes en la historia del futbol (1995-97). Se retiró vistiendo los colores de Boca Juniors.

Y pasó un rato para que el mundo lo volviera a ver dentro del área técnica. Pero no de un club. Ante la tempestiva salida de Alfio Basile de la Selección de Argentina, el Pelusa se hizo cargo del combinado albiceleste; primero, con el objetivo de clasificar al Mundial de Sudáfrica 2010.

Para fortuna del argentino, el debut era el de trámite. Dentro de las eliminatorias mundialistas de Conmebol rumbo al Mundial, Argentina venció a Venezuela (4-0).

 

Ya para la justa mundialista en Sudáfrica, los de Maradona fueron eliminados en cuartos de final, dolorosamente a manos de Alemania (4-0).

Su continuidad como seleccionador nacional fue cortada por decisión de la Asociación de Futbol de Argentina, encabezada en ese entonces por Julio Grondona. Al final, su marca con la Albiceleste quedó en 25 duelos dirigidos: 18 ganados por siete perdidos.

Pasó un año para que Diego Armando volviera a la escena como entrenador, pero en los Emiratos Árabes. Tomó el mando del Al Wasl para la campaña 2011-12. Su debut, una derrota ante Al Jazira (4-3), tropiezo que vaticinaba el futuro nada alentador de nueve juegos perdidos, lo que provocó su salida.

Recibió otra oportunidad en el Medio Oriente. En 2017 fue nombrado entrenador del Al Fujairah S.C., de la segunda división.

Maradona ganó en su debut contra Al Orouba (3-0), en un juego preliminar de la Copa Presidentes. Sin embargo, se marchó de Dubai al no lograr el principal objetivo, el ascenso. Dejó un buen balance de siete ganados, tres empatados y solo uno perdido.

La meta es la misma que en su última aventura como técnico: el ascenso de unos Dorados que arrancaron el Apertura 2018 con una evidente crisis de resultados: tres empatados por tres perdidos. ¿Será el D10S que levante al Gran Pez?

[anvplayer video=”4483814″ station=”CMG MundoHispanico”]

Search

+