5 datos que debes de conocer acerca de la diabetes en la población hispana

Cuando la diabetes llega, siempre es algo a lo que hay que prestarle la importancia necesaria. La diabetes en población hispana (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
El 14 de noviembre, se celebra el día mundial de la diabetes, que fue creado en 1991 por la Organización Mundial de la Salud y la Federación Internacional de Diabetes en respuesta a las crecientes preocupaciones relacionadas con este padecimiento. El objetivo de este día es crear conciencia acerca de lo importante que es el tratamiento para prevenir y tratar esta enfermedad, que afecta a 1 de cada 11 personas y que, se estima, afectará a 578 millones de personas en todo el mundo para el año 2030; entre estos, destaca una población de riesgo: las personas con ascendencia hispana: ¡Conoce más aquí!

¿Qué tipo de diabetes puedo presentar?

Los expertos en salud pública han clasificado a la diabetes en diferentes categorías, de acuerdo a su origen, características y gravedad; sin embargo, hay dos tipos principales de diabetes que afectan a la población mundial: Tipo I y Tipo II. Es importante identificar tanto las causas como los síntomas de cada uno, para buscar una atención temprana que mejore la calidad de vida en las personas que presentan este padecimiento.

¿Las personas latinas o de ascendencia hispana tienen más riesgo de padecerla?

Shutterstock

¿Sabías que la población hispana presenta más riesgo de padecer diabetes? Se cree que el 10.4% de la población hispana y latina de más de 20 años tienen diabetes, ya sea que estén diagnosticados o no. Los expertos en salud estiman que casi la mitad de los niños hispanos nacidos en el año 2000 presentarán diabetes en algún momento de sus vidas; esto, debido a factores de riesgo relacionados con el peso, la genética y la edad.

La gastronomía, un factor decisivo en el riesgo de padecerla

La población hispana tiene un mayor riesgo de padecer diabetes por motivos genéticos o hereditarios, pero también por el estilo de vida que llevan y los hábitos relacionados con su propia cultura. Si bien es cierto que un solo alimento no representa la diferencia para padecer o no esta enfermedad, el tipo de ingredientes que se utiliza en la gastronomía en países latinoamericanos, así como el alto contenido calórico de los alimentos, podrían jugar en contra de la salud de esta población.

La falta de tratamiento, un factor de riesgo para las personas hispanas con diabetes

Un medidor de azúcar para la diabetes
Shutterstock

En 2017, un estudio confirmó que los hispanos son doblemente propensos a ser hospitalizados por enfermedad renal terminal relacionada con la diabetes, en comparación con la población blanca no hispana. Aunque no está claro a qué se debe esta situación, es posible que la falta de acceso a medicamentos, tratamientos y a servicios médicos generales sean un factor que contribuya a este riesgo añadido.

Tipo 2: ¿Existe un mayor riesgo para la población hispana?

De acuerdo con la CDC, sí. De hecho, se estima que el 50% de la población hispana en Estados Unidos presentará diabetes en algún momento de su vida, aunque es posible prevenir la enfermedad con la adopción de hábitos saludables. Esto, se cree, está directamente relacionado con la disparidad salarial entre los grupos minoritarios, quienes, en consecuencia, tienen un menor acceso a programas de prevención y a un presupuesto elevado para acceder a alimentos idóneos para su salud.

Es posible prevenir la diabetes en la población hispana: ¿Cómo lograrlo?

Un estetoscopio de médico encima de recipiente con alimentos saludables
Shutterstock

Los expertos en salud tienen claro que, hasta ahora, el cuidado de la salud no es una prioridad en los grupos sociales más vulnerables, entre los que se encuentra la comunidad hispana en Estados Unidos. Sin embargo, una alimentación balanceada, un adecuado manejo del estrés, el acceso a programas de prevención y la adopción de hábitos como el ejercicio o la meditación podrían mejorar la calidad de vida de las personas y evitar que presenten la enfermedad o, bien, que esta se complique y ponga en riesgo sus vidas.

¿Cuáles son los síntomas de la tipo I?

La diabetes tipo I es una enfermedad crónica que puede presentarse en cualquier etapa de la vida; esta ocurre cuando el páncreas deja de producir la cantidad de insulina suficiente para que el organismo opere de manera adecuada. Entre los síntomas que se presentan en esta enfermedad se encuentran: un aumento considerable de la sed, ganas constantes de orinar, hambre extrema, cambios de ánimo, irritabilidad, fatiga y visión borrosa.

¿Cuáles son los síntomas de la tipo II?

Las manos de un doctor en la mano de un paciente
Shutterstock

La diabetes tipo II, también conocida como diabetes mellitus, se presenta cuando se ha dado, de manera prolongada, una presencia elevada de glucosa en la sangre, lo que provoca que el páncreas no produzca suficiente insulina. Los síntomas de la diabetes tipo II son: pérdida involuntaria de peso, cansancio, visión borrosa, infecciones frecuentes, entumecimiento o sensación de cosquilleo en manos y pies, aumento del hambre, entre otros.

¿Existe cura para la diabetes?

Actualmente, tanto la diabetes tipo I como tipo II no tienen una cura, pero gracias a los avances médicos y a las innovaciones realizadas en materia de diabetes, es posible acceder a tratamientos para llevar una calidad de vida óptima. Ambos tratamientos requieren la adopción de hábitos saludables y un cambio en el estilo de vida, llevando una dieta adaptada a sus requerimientos específicos para no presentar alteraciones que puedan poner en riesgo su vida.

¿Cuáles son las complicaciones más serias de la diabetes?

Shutterstock

La diabetes requiere un seguimiento minucioso de la salud del paciente por medio de exámenes médicos; de lo contrario, este se encontrará en riesgo de padecer complicaciones graves. Las complicaciones pueden ser: pie diabético, enfermedad renal, accidentes cerebrovasculares, problemas en las terminaciones nerviosas, afecciones en la piel y en la visión, por mencionar algunas.

¿Es posible llevar una vida plena con diabetes?

¡Sí! La diabetes es una enfermedad que, si bien presenta algunos riesgos, es posible controlar por medio de la toma de medicamentos y el uso de dispositivos que faciliten la regulación de la insulina en el organismo. La prevención de las complicaciones es el primer paso para llevar una vida plena, y muchas personas que padecen esta enfermedad han demostrado que es posible realizar actividades de todo tipo cuando existe un control adecuado.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado