Despiden a inmigrante por ir a la iglesia y recibe $21 millones


La vida de una humilde inmigrante dio un vuelco radical luego de que un jurado federal tomara represalias contra el hotel donde fue despedida, en Miami.

Marie Jean Pierre, de 60 años, trabajó en el Hotel Conrad, ubicado en Brickell, por más de 10 años, hasta que en marzo de 2016 fue despedida por no asistir durante seis domingos al trabajo para atender el servicio religioso de la Iglesia Bautista Bethel, reseñó Miami Herald.

La devota cristiana, originaria de Haití, aseguró que cuando la contrataron había advertido a su empleador que, a la hora de programar sus horarios, tomara en cuenta que no podría trabajar los domingos, debido a sus costumbres religiosas.

RECOMENDADA: Mayeli Alonso había recibido amenazas antes de su accidente (VIDEO)

No obstante, en 2015, su jefe, el gerente de cocina George Colón, le asignó trabajar los domingos de todos modos. Los compañeros de trabajo de Marie le intercambiaron turnos durante varias semanas, pero Colón finalmente exigió que asistiera al trabajo. Cuando ella se negó, la despidió.

Tras presentar una queja ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades de Empleo, la inmigrante logró ganar la batalla legal posterior, en el Tribunal del Distrito Sur de Florida, que obliga al hotel a pagarle 21 millones de dólares en compensación por los daños cometidos, de acuerdo a Miami Herald.

“El acusado tomó represalias contra la demandante, entre otras cosas, creando un ambiente de trabajo hostil para la demandante, reprendiendo a la demandante por sus creencias religiosas y terminando (la relación laboral) con la demandante”, rezaba la queja de Pierre.

TE PUEDE INTERESAR: Aracely Arámbula está de luto tras un terrible fallecimiento (VIDEO)

Además de la astronómica cifra, también deberán pagarle a la inmigrante 36,000 dólares por el sueldo que nunca le abonaron y 50,000 dólares por el sufrimiento emocional al que fue sometida.

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+