Despiden a cocinera hispana de lujoso restaurante por hablar español


Una cocinara hispana sufrió en carne propia una represalia racista, al ser despedida de un lujoso restaurante en California, por presuntamente hablar español con una compañera.

En 2007, Francisca Perez consiguió un empleo en el restaurante ‘Osteria Fasulo’ de Village Homes, luego de haber llegado a los Estados Unidos cruzando la frontera sur, cuatro años antes.

Pese a no saber hablar inglés, Pérez (quien ya tenía experiencia como cocinera en México) contó a The Sacramento Bee que el propietario del restaurante, Leonardo Fasulo, le dijo en español que no se preocupara, que podía empezar a cocinar cuando quisiera.

RECOMENDADA: Peso mexicano en su mejor nivel al alza: cambio al dólar el 14 de enero y por qué

La mexicana trabajó durante 11 años en el local preparando platos para algunos de los residentes más ricos del área, hasta el 31 de mayo de 2018, cuando fue despedida injustificadamente.

La cocinera hispana alegó que Fasulo le gritó, golpeó una mesa y le preguntó en tono de burla si quería que añadiera burritos al menú. Además, le dijo que necesitaba aprender inglés para mantener su trabajo, todo frente a su hijo de 11 años, que acababa de entrar al lugar.

Ante las palabras de Fasulo, la cocinera hispana supuestamente lo encaró y le reclamó por ‘discriminar a los mexicanos’ a pesar de que trabajaban en su cocina, informó The Sacramento Bee.

La respuesta del hombre, quien está registrado en el partido republicano, dejó a más de uno con la boca abierta, pues con tono despectivo le gritó a la mexicana: “Puedes sacar tu cul… de mi restaurante”.

TE PUEDE INTERESAR: Esposa del Chapo, Emma Coronel, impresiona al filtrarse foto al natural (FOTO)

El centro para los derechos de los trabajadores, una organización sin fines de lucro de servicios legales con sede en Sacramento que defiende a trabajadores de bajos salarios, presentó una queja en nombre de Pérez  al Departamento de Empleo y Vivienda Justa (DFEH, por sus siglas en inglés), el pasado martes.

La queja alega que la cocinera hispana fue despedida indebidamente por hablar español y todavía se le debe su cheque final. También incluye una declaración firmada de la camarera, Ruelas-Nava, que respalda el testimonio de Pérez y explica por qué también renunció ese mismo día.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+