Cómo ahorrar dinero en despensa: 12 hacks para reducir tu cuenta a la mitad

Una despensa es necesaria para satisfacer las necesidades básicas de la casa, pero algunas veces los costos de artículos parecen unas (...)

 Síguenos en Youtube
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas
Shutterstock
La compra de artículos de despensa representa uno de los gastos más fuertes en los hogares de todo el mundo; en Estados Unidos, en 2020 se registró una derrama mínima por aproximadamente 4,000 dólares en la compra de alimentos. Al tratarse de un gasto necesario, una gran parte de las familias en el país se encuentran en búsqueda de nuevos métodos de ahorro para generar el máximo provecho de las compras realizadas en el supermercado: ¡Descubre 12 hacks infalibles!

Siempre ten una lista a la mano

Preparar una lista del supermercado puede tomar algo de tiempo, pero siempre es una herramienta aliada para tener una idea del presupuesto con el que se cuenta y elegir únicamente los artículos más necesarios. Si tienes una lista, será más sencillo agendar una visita al supermercado en los días donde haya descuentos o promociones especiales; esto te ayudará a ahorrar una cantidad importante de dinero.

Aprovecha los descuentos del día del supermercado

Shutterstock

No dudes en adelantar o retrasar tu día de compras para aprovechar los descuentos en los artículos que necesites; en cada tienda hay días especiales para comprar carne, verduras, frutas y otros artículos con descuento. Aprovechar los descuentos del día permitirá que tu dinero rinda y pueda ser utilizado para cubrir la compra de otros artículos que tienen un precio elevado y que rara vez presentan descuentos.

Sé flexible

Tener una lista te dará un referente visual de lo que necesitas comprar para preparar tus recetas y alimentar a tu familia por un periodo de tiempo determinado, pero esto no quiere decir que no cuentes con opciones para adaptar estas recetas a tu presupuesto. Por ejemplo, si en tu lista has puesto carne de res, pero encuentras que la carne de pollo o de cerdo está en descuento, será buena idea optar por modificar tus recetas para hacer rendir tu dinero durante el mes.

Paga con efectivo

Dinero para comprar en el supermercado
Shutterstock

¿Quieres un hack para no salirte del presupuesto? ¡Paga con efectivo! Acude al supermercado con una cantidad límite; de esta manera, sabrás elegir únicamente los artículos que más necesitas para la semana o mes. El pago en efectivo te ayudará a realizar un cálculo más exacto de los productos que has agregado a tu carro de compras, por lo que evitarás recorrer otros pasillos que te hagan gastar de más.

Compra al mayoreo

La compra de artículos al mayoreo siempre es una buena opción para ahorrar dinero; si tienes una familia grande o deseas ahorrar a largo plazo, esta opción será una de las más viables para ahorrar dinero en tus compras. Algunos supermercados son ideales para realizar compras al mayoreo en artículos de primera necesidad; en el caso de los alimentos, recuerda que muchos de ellos pueden ser congelados para evitar que sean desaprovechados.

Descarga apps de descuentos y recompensas

Shutterstock

Existe una gran cantidad de aplicaciones para acceder a descuentos y recompensas en los supermercados; además, estas apps también podrían indicarte hacia dónde dirigir tu presupuesto y obtener las mejores promociones. Si pagas con tarjeta de crédito o débito, no olvides consultar con tu banco para verificar cuáles son las promociones vigentes o descuentos especiales para usuarios, ¡podrías llevarte una agradable sorpresa!

Utiliza cupones

La mayoría de los supermercados cuentan con un catálogo virtual y revistas físicas que sirven para comunicar sus precios especiales y promociones del mes en artículos de despensa. Consulta los sitios web de los supermercados para descargar los cupones, imprimirlos o solicitar los descuentos una vez que estés listo para realizar tus compras del mes.

Acude al supermercado solo

Mujer en un supermercado
Shutterstock

No todos los hacks para ahorrar dinero recurren a la tecnología ¡A veces es un poco más simple que eso! Si tienes la posibilidad, acude al supermercado sin la compañía de otras personas. Aunque esto no siempre es posible, es una medida útil para evitar gastos hormiga en la compra de artículos que no se encuentran en tu lista o que no son de primera necesidad.

Evita el área de comidas preparadas del supermercado

Los supermercados casi siempre tienen un área de comidas preparadas, y aunque suena tentador elegirlas para ahorrar tiempo, estas no suelen ser una buena opción para las familias grandes. Las porciones de comidas preparadas son pequeñas y, si bien alguna de las marcas son accesibles en precio, la compra al mayoreo aumentará de manera considerable tu gasto mensual.

Implementa un día sin carne

Shutterstock

¿Has escuchado hablar del “lunes sin carne”? En realidad no tiene que tratarse de un día específico de la semana, pero sí es una opción viable para reducir el gasto total de las compras en el supermercado. Planear un día de recetas sin carne no impactará de manera grave a tu salud, y, en cambio, sí permitirá que ahorres una cantidad considerable de dinero al año ¡inténtalo!

Compra frutas y verduras congeladas

Si bien es cierto que las comidas preparadas podrían añadir una cantidad importante a tu presupuesto de compras durante el mes, también es cierto que nunca está de más almacenar frutas y verduras congeladas para crear nuevas recetas cuando lo necesites. Una idea para ahorrar tu presupuesto a corto y largo plazo es almacenar productos congelados que se encuentren en descuento; así, evitarás comprarlos a precio regular en ocasiones futuras.

Mantén un inventario de los artículos que tienes en casa

Una persona haciendo lista del supermercado
Shutterstock

Muchas veces, nos dirigimos al supermercado con una idea vaga de los artículos que ya tenemos en casa y que podrían significar un gasto considerable que no necesitamos realizar. Verifica que todos los artículos que están en tu lista se hayan utilizado a su totalidad o que estén a punto de expirar; de lo contrario, tu presupuesto se verá excedido en vano.

Etiquetas: ,
Continua artículo relacionado