Cómo deshacerte del dolor con la ayuda de los ángeles

Mundo Ángeles
Actualizado en

  • El dolor llega cuando tu ser pierde toda armonía y empiezas a atraer energías negativas a tu vida.
  • El arcángel Ariel es una de las energías que el Padre nos manda para que recuperemos el equilibrio.
  • Tomar conciencia del dolor ayuda a disolverlo, de la manos de los ángeles.

El dolor es aquella situación que te hace estar fuera de tu bienestar y, como el ser divino y en perfección que eres, tu armonización no te deja en paz y empiezas a atraer situaciones negativas a tu vida. Los ángeles son energías que tienen un papel crucial para aliviar esas circunstancias.

En este momento de la humanidad estamos pasando por situaciones muy fuertes con lo relacionado a nuestra atmósfera. Está entrando demasiada energía solar y eso nos ha traído una revolución en nuestro cuerpo vibratorio. Para explicarlo de manera más sencilla, tenemos como un revestimiento de energía en todo nuestro ser y eso hace, especialmente en este momento, que sientas dolores de cabeza poco usuales, también en la nariz y en los oídos puede sentirse como un zumbido que no te ocurría con frecuencia.

Pero lo único que tenemos que hacer es conservar la paz, es centrarnos. Si tienes algunos de estos síntomas o percibes que alguien cercano a ti está pasando por esto, entonces quizás estén atravesando por esta situación.

Para eso, el arcángel Ariel es una de las energías que el Padre nos manda para que nos sintamos como esos seres divinos, perfectos y terrenales que somos.

arcángel Miguel

Cómo deshacerte del dolor con la ayuda de los ángeles. Foto: Shutterstock

Así que te invito a que te descalces y camines por la tierra o por el pasto, tomes baños con la conciencia de limpiar esa energía para devolverle la armonía a tu cuerpo.

Recuerda que cuando tomas conciencia de ese dolor y no lo escondes, no lo ocultas, entonces lo disuelves porque es como cuando encendemos la luz en un cuarto oscuro.

Así que deja de sufrir porque es tu elección. Llama al Padre, entra en oración, entrega aquello por lo cual estás en sufrimiento y alinéate con la energía de la tierra, los ángeles y el arcángel Ariel.

Seguir Leyendo

Search

+