Otros 1.4 millones solicitaron ayuda por desempleo; economía se contrae 9.5% en último trimestre

  • Desempleo nueva cifra. Más de 1.4 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio por desempleo en Estados Unidos
  • El informe del Departamento de Trabajo indica que en la semana que concluyó el 11 de julio había 16.19 millones de personas que recibían el subsidio convencional por desempleo pagado por los estados, comparado con 17.33 millones en la semana anterior
  • El nuevo dato de desempleo se da a conocer luego de que culminara la última semana del pago de 600 dólares que otorga el gobierno federal a desempleados cada semana

Desempleo nueva cifra. Más de 1.4 millones de personas solicitaron la semana pasada el subsidio por desempleo en Estados Unidos, cifra similar a la semana anterior y ambas semanas reflejan más desempleo debido al resurgimiento de casos de COVID-19, de acuerdo con las cifras divulgadas hoy por el Departamento de Trabajo.

Twitter US Labor Department

Entretanto, la economía se contrajo un 9.5% en el segundo trimestre de este años, informó el Departamento de Comercio este jueves. Si se engloba la cifra anual, la economía estadounidense se ha contraído un 32.9%, lo que, según el New York Times, muestra un colapso de la economía sin precedentes.

La semana anterior el gobierno había recibido más de 1.4 millones de solicitudes y las cifras de la semana que concluyó el 18 de julio mostraron el primer incremento desde que a finales de marzo el gobierno recibió el número sin precedentes de 6.8 millones de pedidos de la prestación por desempleo.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, un dato que compensa las variaciones semanales y refleja la tendencia, fue de 1.36 millones.

El informe del Departamento de Trabajo indica que en la semana que concluyó el 11 de julio había 16.19 millones de personas que recibían el subsidio convencional por desempleo pagado por los estados, comparado con 17.33 millones en la semana anterior.

Antes de que en marzo la pandemia de COVID-19 paralizara la economía, durante varios meses el promedio de solicitudes de subsidio por desempleo había estado en alrededor de 210,000 trámites semanales.

El índice de desempleo, que también por varios meses había estado en alrededor del 3.5 %, saltó al 14.4 % en abril y desde entonces ha ido disminuyendo hasta el 11.1 % en junio, pero los economistas consideran que una reanudación apresurada de las actividades industriales y comerciales pueda contribuir a más casos de coronavirus.

En marzo, el Congreso aprobó y el presidente Donald Trump promulgó un multimillonario programa de estímulo económico que incluyó el envío de un cheque de 1,200 dólares a millones de personas, y una extensión del seguro por desempleo a 600 dólares por semana.

El paquete de medidas también creó un programa federal de subsidio por desempleo que cubre a trabajadores independientes y subcontratistas que no están amparados por la prestación convencional.

La Cámara de Representantes, con mayoría demócrata, ha aprobado un segundo paquete de estímulo económico, pero el programa está atascado en el Senado, donde la mayoría republicana está dividida acerca de la extensión de los subsidios, incluida la prestación por desempleo que expira a fin de julio.

Los latinos sufren un impacto económico “desproporcionado” por la pandemia

Una cuarta parte de los estadounidenses ha sufrido la pérdida de ingresos y de ahorros durante la crisis económica provocada por la pandemia del COVID-19, pero el impacto mayor se da entre los hispanos, por el tipo de trabajo que tienen y el riesgo de exposición al contagio.

Archivado como: desempleo nueva cifra

Así lo refleja una investigación hecha por un grupo de investigación de la Universidad de Chicago y que revela que “las disparidades son crudas y afectan de manera desproporcionada a los latinos”, como dijo a Efe este miércoles Tom W. Smith, uno de los directores del Centro Nacional de Investigación de Opiniones (NORC) de la Universidad de Chicago.

La encuesta nacional, que se realiza por internet y vía telefónica, en inglés y español, e involucra a 2.000 entrevistados, muestra que los hispanos (42 %) y afroamericanos (32 %) figuran primeros entre los grupos étnicos con más pérdidas de ingresos, comparado con el 21 % de blancos.

Asimismo, ante la pregunta sobre atrasos en el pago de las cuentas, debido al desempleo provocado por la cuarentena que afectó a todo el país desde marzo, los hispanos están a la cabeza (38 %), seguidos por afroamericanos (35 %) y blancos (14 %).

El desempleo provocado por la pandemia ha alcanzado niveles históricos, mayores que los vividos durante la Gran Depresión en la década de 1930, con más de 40 millones de personas que han debido apelar a los subsidios estatales para subsistir.

Según Smith, este efecto desproporcionado que sufren los hispanos se debe al tipo de empleo que tiene la mayoría de ellos, que los coloca en la primera línea de riesgo.

Archivado como: desempleo nueva cifra

“Casi no existe el trabajo remoto en este grupo, que se desempeña preferentemente en los servicios esenciales que no tienen mucha protección”, dijo Smith.

Puso como ejemplo la industria frigorífica, que emplea a un gran porcentaje de hispanos que trabajan en condiciones “extremas”, donde no es posible respetar la distancia social o usar de manera permanente las mascarillas.

La encuesta no muestra las razones principales de los despidos, aunque el investigador especula que los hispanos podrían sufrir más porque en muchos casos son los más jóvenes de la fuerza laboral y no tienen el beneficio de la antigüedad en el momento en que se decide la reducción de horas o quién debe irse.

TRABAJADORES ESENCIALES

El Instituto de Políticas Económicas de Illinois, y la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign, estudiaron los “Efectos de la pandemia global en los trabajadores de Illinois” y analizaron tres categorías de empleados: esenciales, cara a cara y remotos.

Antes de la pandemia, el 51 % de la fuerza laboral del estado realizaba funciones consideradas esenciales, como seguridad pública, cuidado de la salud, producción de alimentos, servicios de entrega, construcción y ciertos tipos de manufacturas.

Otro 27 % se ocupaba de actividades consideradas “cara a cara”, como restaurantes, bares, salones de manicura, arte y entretenimiento. En esta categoría, las mujeres y latinos son mayoría.

Archivado como: desempleo nueva cifra