Desempleo sube en última semana de marzo y vuelve a pasar barrera de las 700 mil solicitudes

Compartir
Suscríbete
Desempleo sube en última semana de marzo y vuelve a pasar barrera de las 700 mil solicitudes
Foto de Getty y video de MH
  • Desempleo 1 de abril. La cifra de solicitudes del subsidio subió a 719,000 la semana pasada, comparada con los 684,000 de la semana anterior
  • La cifra representa una vuelta a los 700 mil, la cifra promedio semanal que hay prevalecido en los últimos meses debido a la pandemia
  • Biden anunció ayer un ambicioso plan de infraestructura para EE.UU. que ofrecería millones de empleos de ser aprobado

Desempleo 1 de abril. La cifra de solicitudes del subsidio por desempleo en Estados Unidos subió a 719,000 la semana pasada, comparada con los 684,000 trámites de la semana anterior, informó hoy el Departamento de Trabajo.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, quedó en 719,000, comparado con 729,500 en la semana precedente.

desempleo 1 de abril
Twitter US Labor Department

En la semana que concluyó el 20 de marzo, según el Departamento de Trabajo, había 3.79 millones de personas que percibían esa prestación, una reducción desde los 3.84 millones de beneficiarios en la semana anterior.

Después de que alcanzaron una cifra sin precedentes de 6.8 millones en la última semana de marzo de 2020 debido al impacto de la covid-19, las solicitudes han ido disminuyendo con altibajos, pero siguen por encima de los 205.000 trámites que eran habituales antes de la pandemia.

Biden propone billonario plan económico e hispanos se beneficiarían

desempleo 1 de abril
Getty

El presidente Joe Biden propuso este miércoles un billonario plan para renovar las infraestructuras, crear “millones de empleos” y recortar las emisiones de carbono, con el objetivo de modernizar la economía y ganar el pulso a China, informó Efe.

Biden anunció un ambicioso plan valorado en 2,25 billones de dólares que necesitará el visto bueno del Congreso para salir adelante, y que se financiaría con un aumento de los impuestos a las corporaciones durante 15 años.

“Estoy seguro de que si actuamos ahora, dentro de 50 años la gente echará la vista atrás y dirá: Este es el momento en el que Estados Unidos ganó el (pulso por el) futuro”, dijo Biden durante un discurso en Pittsburgh (Pensilvania).

La mayor inversión en empleos en décadas

Getty

Menos de un mes después de firmar un rescate de 1,9 billones de dólares por los efectos de la pandemia, Biden pidió hacer otra gran inversión en la economía del país, esta vez para resolver problemas más estructurales que, a su juicio, lastran el potencial de Estados Unidos frente a potencias como China.

“Esta es la mayor inversión en empleos en Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial”, subrayó Biden.

“Creará millones de empleos bien pagados que harán crecer la economía, nos harán más competitivos en todo el mundo, promoverán nuestros intereses de seguridad nacional y nos pondrán rumbo a ganar la competición global con China en los próximos años”, añadió.

No faltan las críticas

Getty

La propuesta, detallada unas horas antes por la Casa Blanca, ha generado críticas tanto de la oposición republicana, que la considera demasiado amplia y no está de acuerdo con los mecanismos para financiarla, como de algunos progresistas, que opinan que no va lo suficientemente lejos.

Sin embargo, Biden pronosticó que conseguirá sacarla adelante, a pesar de que la estrecha mayoría de su partido en el Senado les obliga a contar con apoyos republicanos o a recurrir a mecanismos legislativos excepcionales.

Los detalles del plan

Getty

El llamado Plan de Empleos Estadounidenses es el pilar inicial de la agenda económica de Biden en sus 100 primeros días de mandato, y el presidente planea presentar en abril otro paquete que cubriría asuntos como la baja laboral pagada o el acceso universal a jardines de infancia a bajo coste.

En esta primera propuesta, alrededor de la mitad de los fondos se dedicarían a renovar las infraestructuras tradicionales, un objetivo que ambos partidos aseguran compartir pero que nunca se han puesto de acuerdo sobre cómo financiar.

Unos 620.000 millones de dólares se dedicarían a renovar 20.000 millas (32.000 kilómetros) de carreteras y autopistas, a reconstruir diez puentes estratégicos y a reparar otros 10.000 de menor tamaño.

Modernización y nueva visión en infraestructura

Getty

Con esos fondos también se modernizarán puertos y aeropuertos, se doblará la inversión federal en sistemas de transporte público y se construirá una red de 500.000 cargadores de vehículos eléctricos para 2030.

Un segundo bloque, al que se destinarían 650.000 millones, busca invertir en acceso a banda ancha sobre todo para las comunidades rurales, agua potable, red eléctrica y vivienda pública; además de reemplazar todas las tuberías de plomo del país y reducir la exposición a ese metal en 400.000 escuelas y centros educativos.

Prioridades progresistas, dicen los republicanos

Getty

El Gobierno invertiría otros 580.000 millones en la investigación y el desarrollo, producción y formación; mientras que los 400.000 millones restantes tendrían como objetivo contratar a trabajadores para el cuidado tanto de personas mayores como con discapacidades.

La Casa Blanca argumenta que ese tipo de cuidados también forman parte de la infraestructura económica del país, pero algunos republicanos consideran que está aprovechando para colar otras prioridades progresistas, y es probable que parte del debate en el Congreso se centre en ese punto.

La financiación, el punto más polémico

desempleo 1 de abril
Archivo MH

La discusión también girará en buena parte en torno a cómo financiar el plan: Biden quiere hacerlo mediante una subida del impuesto de sociedades hasta el 28 %, frente al 21 % que está en vigor desde 2017, cuando su predecesor, Donald Trump, aprobó una reforma fiscal.

El mandatario recordó que su propuesta dejaría el impuesto que pagan las corporaciones “en un nivel menor que el que ha tenido entre la Segunda Guerra Mundial y 2017”, puesto que antes de que Trump aprobara su reforma, esa tasa era del 35 %.

Grandes corporaciones pagarían el plan

Getty

La Casa Blanca también planea obligar a grandes empresas del país a pagar algo de impuestos, al imponer una tas mínima del 15 % en sus ingresos y gravar algunos de sus ingresos en el extranjero.

“Amazon y otras compañías no pagan ni un solo centavo de impuestos federales por sus ingresos. Eso, sencillamente, está mal. Y voy a ponerle fin”, prometió Biden.

Caballo de Troya

Getty

Esa sugerencia despertó la oposición del líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, quien acusó en un comunicado a Biden de “usar la infraestructura como un ‘caballo de Troya’ para impulsar las mayores subidas de impuestos de toda una generación”.

Algunos expertos también han expresado dudas sobre los cálculos de la Casa Blanca, que afirma que las inversiones del plan durarán ocho años, pero se tardará casi el doble -15 años- en recolectar a través de los impuestos los fondos necesarios para financiarlo.

Presenten alternativas

Getty

Biden respondió a las críticas con una invitación, tanto a los republicanos como a los demócratas más progresistas, de presentarle propuestas alternativas.

“Estoy abierto a otras ideas, siempre que no impliquen aumentar los impuestos a nadie que cobre menos de 400.000 dólares anuales (…). Pero tenemos que aprobar esto, no podemos permitirnos esperar”, subrayó.

Archivado como: desempleo 1 de abril

Suscríbete a nuestro boletín semanal y participa por una gift card de $100 cada mes. Recibe tus noticias favoritas en tu bandeja de correo electrónico desde hoy mismo.