Descubren clave de memoria a largo plazo, puede ayudar contra Alzheimer

El Alzheimer es un padecimiento que afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo.Hasta el momento (...)

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

El Alzheimer es un padecimiento que afecta a alrededor de 50 millones de personas en todo el mundo. Hasta el momento, no existe un tratamiento médico para prevenir o curar dicho padecimiento; sin embargo, cada vez son más los equipos de científicos que se dan a la tarea de realizar proyectos de investigación para mejorar las opciones de tratamiento con las que cuentan los pacientes.

Un grupo de científicos de la Universidad de Bristol ha publicado un estudio en el que, entre otras cosas, analizaron la forma en la que la retención de recuerdos a corto y largo plazo puede ser indicador de un posible declive en la salud mental de los individuos.

  • Un nuevo descubrimiento ha abierto la puerta a un posible tratamiento contra el Alzhéimer
  • Un grupo de científicos de la Universidad de Bristol publicó un artículo en el que, se asegura, es posible predecir si la salud mental de una persona podría decaer en un futuro
  • El estudio incluyó una serie de pruebas en las que se identificaba la retención de recuerdos a largo plazo para determinar si una persona es propensa a sufrir Alzhéimer

Un grupo de investigadores de la Universidad de Bristol ha publicado un estudio en el que se analizó la retención de recuerdos de las personas durante un lapso de cuatro semanas.

Uno de los objetivos del estudio fue identificar cuáles son los grupos de personas que se encuentran en mayor riesgo de padecer Alzhéimer, antes de que este se desarrolle.

Los científicos establecieron como punto de partida que la capacidad de retención de recuerdos podría ser un factor que juegue a favor o en contra de la salud mental de los individuos.

En el análisis realizado por la Universidad de Bristol, se encontró que la habilidad con la que cuentan las personas para retener recuerdos por largos periodos de tiempo podría ser más útil para determinar su riesgo de padecer Alzhéimer, en contraste con las pruebas convencionales que actualmente son utilizadas para detectar esta enfermedad.

El estudio fue conducido por investigadores de la Universidad de Bristol, y fue publicado en la revista Alzheimer’s Research and Therapy.

El objetivo planteado fue determinar si las personas que cuentan con la capacidad de recordar una lista de palabras durante un lapso de cuatro semanas se encuentra con menor riesgo de padecer un declive en su cognición en el año siguiente.

El estudio consideró que, para llegar a una conclusión de este tipo, no era necesario establecer si los participantes sufrían de problemas de memoria o presentaban dificultades cognitivas.

46 participantes se dieron cita en el estudio; en premio, la edad de estos fue de 70.7 años, y entre las pruebas que se les realizaron se encuentran tres pruebas de memoria.

En estas, los participantes recibieron tres tareas de retención de memoria; la primera prueba se dio a los treinta minutos, mientras que la segunda ocurrió cuatro semanas después.

A la par de estas, los científicos también recurrieron a pruebas como el Examen Cognitivo Addenbrooke III, o ACE-III, que ha demostrado ser de utilidad para detectar problemas de cognición; asimismo, los participantes fueron sometidos a un examen MRI.

Un detalle significativo es que el examen ACE-III se repitió en los participantes después de un año; esta decisión se tomó para evaluar los cambios en las habilidades cognitivas de los individuos que se dieron cita en el estudio.

Alzheimer
Foto: Shutterstock

Los hallazgos del estudio permitirán conocer más acerca del Alzheimer, sus efectos y sus posibles tratamientos

En el estudio se llegó a importantes conclusiones. Entre las más importantes se encuentra que la memoria de 15 de los 46 participantes sufrió un importante declive en el año posterior al estudio.

Asimismo, las pruebas realizadas para determinar la retención de memoria después de un lapso de cuatro semanas logró predecir un declive cognitivo en personas saludables de mayor edad.

Lo anterior significa que los científicos tuvieron éxito al aplicar los exámenes, lo que les permite comprobar que los exámenes aplicados en el estudio pueden ser más concluyentes que los que actualmente se utilizan.

Realizar pruebas para observar la capacidad de retención de recuerdos a largo plazo podría ayudar a detectar el Alzheimer.

Este hecho representaría un importante parteaguas en el estudio de esta enfermedad, ya que se ha comprobado que los tratamientos actualmente disponibles contra esta enfermedad son más efectivos cuando se cuenta con una detección temprana de ella.

En un comunicado, uno de los responsables del estudio, el Dr. Alfie Wearn, aseguró que “Nuestro estudio muestra evidencia de una herramienta de análisis rápida y de bajo costo que puede ser empleada para identificar las señales tempranas del Alzheimer. También podría acelerar el desarrollo de terapias para el Alzheimer y permitir un tratamiento temprano.”

Por su parte, la doctora Liz Coulthard, Profesora Asociada en Neurología de la Demencia de la Universidad de Bristol, explicó que “Es importante notar que los participantes fueron personas mayores en buen estado de salud, que no desarrollaron Alzheimer durante el ensayo, pero algunos de ellos mostraron el tipo de cambios de memoria que pueden preceder a un diagnóstico de la enfermedad. Los trabajos futuros permitirán determinar si estas pruebas predicen un diagnóstico certero de Alzheimer.”

De acuerdo con los científicos, el paso siguiente en el estudio del Alzheimer es probar cuán específicas son las pruebas que fueron empleadas. Esto podrán realizarlo por medio de la comparación de los resultados de las pruebas de memoria a largo plazo en personas con y sin evidencia de Alzheimer.

Foto: Shutterstock
Continua artículo relacionado