Deportados llegan sin dinero, trabajo ni familia a México

Efraín viajó a Estados Unidos hace más de una década y durante años envió dinero a su familia en La Cañada, a donde recién regresó al ser deportado. Al llegar a su casa, encontró que su mujer ya vivía con el carnicero, por lo que hoy no tiene casa, ni allá ni acá, y el migrante enfrenta una situación de abandono, sin familia, dinero ni trabajo.

Como él, cerca de 700 migrantes expulsados de Estados Unidos han retornado a este municipio con las manos vacías, y reciben apoyo para tramitar documentos básicos como acta de nacimiento, credencial de elector, su filiación al Seguro Popular y empleo, señaló Miguel Ángel Tovar García, subdirector de Atención a Grupos Vulnerables y Migrantes de este ayuntamiento.

Naucalpan ocupa el tercer lugar estatal en número de migrantes después de Ecatepec y Nezahualcóyotl y tan solo este año han retornado cerca de 700 migrantes a territorio naucalpense donde buscan vivienda, trabajo, atención médica y educación para sus hijos, indicó Tovar García.

En 2016, Naucalpan tramitó y logró obtener recursos federales del Fondo de Apoyo a Migrantes por 750,000 pesos mexicanos, que se invirtieron en la adquisición de sillas y tablones, que fueron entregados a familias de migrantes para que iniciaran negocios de alquiler de mesas y equipo para fiestas, informó Miguel Ángel.

En Naucalpan hay cerca de 22 mil familias que viajaron a Estado Unidos en busca de mejores condiciones de vida, que se establecieron en ciudades como Los Ángeles, Chicago y Arizona, que hoy por la política migratoria de Donald Trump están siendo expulsadas hacia nuestro país, apuntó el funcionario municipal.

En La Mora y en el Ojo de Agua de la Cuenca de San Mateo, hay notorios asentamientos de familias de migrantes que viajaron a Estados Unidos, que son herméticas en cuanto a la actividad de sus familiares, porque han sido víctimas de extorsiones e incluso de secuestros, lamentó el funcionario.

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+