Especial: El efecto de la deportación en las familias hispanas de Georgia

Cuando Vanessa conoció al padre de sus hijos asumió, quizás sin expresarlo, el riesgo que implicaba que ella, nacida en Estados Unidos, uniría su vida a alguien que llevaba casi 10 años como indocumentado. En aquel momento, el amor borró todo temor a lo que podría suceder si un día algo llamado ‘deportación’ les cambiaba sus vidas para siempre.

Así formaron un hogar: casa, hijos, carros, mascotas, deudas, negocio… hasta que una tarde, a mediados de 2018, una llamada le alertó sobre lo que sabían que podría suceder pero para lo cual jamás se prepararon: su esposo había sido detenido por manejar sin licencia de conducción y se enfrentaba a la deportación.

Y así sucedió. Tras un doloroso proceso, el marido de Vanessa fue regresado a su natal México, desde donde en un principio no se perdió la comunicación, ni con ella ni con los niños. Semanas después, boleto aéreo en mano, Vanessa prácticamente se disponía a volar al encuentro con el que aún creía su esposo, para definir el futuro de la relación.

TE PUEDE INTERESAR: Peligra centro comunitario que ofrece ayuda a inmigrantes

Pero la disposición no llegó más allá. Vanessa guarda un crédito de su pasaje. No voló a México. El joven con el cual juntó su vida con apenas 18 años y con quien tuvo dos retoños como fruto de una relación de un lustro había decidido rehacer su vida y formar otra familia, sin siquiera una llamada para informarlo. Las redes sociales lo delataron.

VIDAS SEPARADAS

La realidad de Vanessa es una de las consecuencias de la deportación de inmigrantes indocumentados en EE.UU y de la cual no todos hablan: el quebrantamiento de la relación marital y de padres a hijos, después que son sacados del país. Si bien no hay estadísticas precisas, el conocimiento popular asegura que es la mayor parte de los casos.

¿Qué provoca que se rompa ese vínculo luego de la separación? ¿Existen barreras emocionales o físicas que impiden que desde sus países de origen la relación perdure?¿Es una cuestión cultural o de circunstancias?¿Por qué unos sí perseveran y otros se rinden, en ocasiones con tanta rapidez?

ES TENDENCIA:

Seguir leyendo: Siguiente >

Seguir leyendo:
Siguiente >

Search

+