Demócratas lideran encuestas del Congreso y cae popularidad de Trump

Compartir
Suscríbete
Suscríbete a Nuestro Boletín
Recibe por email las noticias más destacadas

La baja popularidad del presidente Donald Trump, sumado a la amplia brecha de desconfianza que ha generado su política sobre la salud, mantienen a los demócratas liderando la intención de voto para tomar control de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, aunque tal ventaja se ha estrechado en los últimos días en comparación con los sondeos del verano.

Los candidatos demócratas a la Cámara de Representantes lideran con 52% mientras los republicanos tienen un 44%, según la última encuesta de la televisora ABC y el diario The Washington Post antes de las elecciones. La ventaja se ha estrechado a 8 puntos en comparación al 14% de diferencia en favor de los demócratas en agosto.

El Partido Republicano ha visto algunos apuntalamientos en su base, incluidos hombres blancos y residentes rurales no universitarios, así como entre mujeres independientes. Al mismo tiempo, la intención de votos se mantiene alta entre aquellos grupos sólidamente demócratas, como los votantes jóvenes, los no blancos y liberales.

Con una estrategia que claramente apunta a movilizar a su base, esta elección se sigue viendo como un referéndum a la presidencia de Trump. Tal estrategia, sin embargo, no ha sido la más idónea para los republicanos: la aprobación del presidente, actualmente en 40%, es la más baja que un presidente haya tenido en la víspera de una elección de medio término desde Harry Truman, en 1946.

El porcentaje de aprobación de Trump tiene peso porque 59% de los potenciales votantes afirmaron en la encuesta que es sumamente importante para ellos votar por un candidato al Congreso que comparta la misma opinión que ellos tienen sobre Trump. Si bien este 59% representa una caída comparado al 64% de octubre, aún sigue siendo una sólida mayoría. Y la aprobación de Trump entre potenciales votantes está 9 puntos bajo el agua.

La ventaja demócrata en esta encuesta, no obstante, no se traduce en una victoria segura en las elecciones del martes. Una de las preocupaciones de los demócratas es el ‘sobrevoto’ en distritos electorales que ya están asegurados.

En aquellos distritos que se consideran sólidos o de tendencia demócrata por ABC, los candidatos demócratas lideran por una vasta diferencia de 67%-29%. En cambio, en distritos que se consideran sólidos o de tendencia republicana, la ventaja republicana es de 58%-35%. Y en aquellos distritos donde la contienda es reñida, la diferencia es de 49%-44% a favor de los demócratas.

Grandes desafíos para Trump

ES TENDENCIA:

[brid video=”326590″ player=”14557″ title=”Restaurante de tacos recibi a un cliente inesperado Barack Obama!”]

El presidente Donald Trump ha estado actuando como si fuera un candidato en la boleta electoral del martes próximo, presidiendo mítines políticos diarios y participando en anuncios para los republicanos. Para él es lo mejor, en vista de que el resto de su presidencia de cuatro años está en juego.

La Casa Blanca de Trump enfrenta una encrucijada y grandes desafíos con las elecciones de medio mandato. El gobierno de Trump enfrenta varias investigaciones y un estancamiento partidista. Se trata de una advertencia antes de que decida si buscará la reelección.

Trump enfrenta consecuencias potencialmente debilitantes en caso de que los republicanos pierdan el control de una o ambas cámaras del Congreso, que pondrían fin a dos años de hegemonía republicana en Washington. El presidente ha luchado a menudo contra su propio partido, por lo que si pierde terreno en estos comicios se enfrentaría a una oposición mucho menos indulgente.

ES TENDENCIA:

[brid video=”326338″ player=”14557″ title=”Desempleo entre hispanos en EE.UU es el ms bajo en 45 aos”]

Por otro lado, si los republicanos mantienen el control de la Cámara y el Senado, no solo sería una victoria para los republicanos, sino una validación de la política de Trump y su presidencia poco convencional. Ese posible resultado, considerado menos probable incluso dentro de la Casa Blanca, envalentonaría al presidente a buscar la reelección.

Los asesores de la Casa Blanca insisten en que el presidente no pasa mucho tiempo contemplando una posible derrota, pero que ha comenzado a tratar de calibrar las expectativas. En los últimos días de su fervorosa campaña proselitista, se ha concentrado en las competitivas elecciones al Senado y trata de no cargar con la culpa en caso de que los republicanos pierdan la Cámara de Representantes.

Si eso sucede, Trump tiene la intención de cantar victoria, argumentando que sus esfuerzos en la campaña redujeron las pérdidas del Partido Republicano y les ayudaron a mantener el Senado, de acuerdo con una persona familiarizada con el pensamiento de Trump que pidió el anonimato porque no estaba autorizada hablar públicamente sobre conversaciones en la Casa Blanca.

ES TENDENCIA:

[brid video=”326397″ player=”14557″ title=”Nielsen sobre caravana La mayora de los migrantes son vctimas de la violencia”]

Trump dijo a la AP el mes pasado que no será su responsabilidad si los demócratas se hacen del control de la Cámara de Representantes. Durante un mitin en West Virginia el viernes, un desafiante Trump minimizó la posibilidad de que los demócratas retomen el control de la cámara baja. “Podría suceder”, dijo, pero añadió: “No se preocupen. Ya me las arreglaré”.

Mientras tanto, su personal ha comenzado los preparativos para hacer frente a una avalancha de citaciones que podrían llegar el año próximo de parte de comisiones controladas por los demócratas. La oficina del asesor de la Casa Blanca ha estado tratando de atraer a abogados experimentados.

Si toman el timón de la Cámara de Representantes, los demócratas ya están evaluando reabrir la investigación de la Comisión de Inteligencia de ese cuerpo sobre los vínculos de la campaña de Trump con Rusia. Otras comisiones están tramando una profunda supervisión al gobierno de Trump y su red de intereses empresariales.

ES TENDENCIA:

[brid video=”326254″ player=”14557″ title=”Dos cervezas lo tienen al borde de la deportacin (VIDEO)”]

Algunos demócratas analizan la posibilidad de utilizar la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes para obtener copias de las declaraciones de impuestos del presidente, después de que éste rompiera con décadas de tradición y decidiera ocultarlas del escrutinio público durante su campaña por la Casa Blanca.

Otra posibilidad es que los republicanos retengan el control de la Cámara de Representantes, pero con una mayoría escasa, algo que también presentaría desafíos, pues probablemente inflamaría las ardientes disputas intrapartidistas. La primera de ellas sería una lucha de liderazgo potencialmente amarga en la Cámara para reemplazar al presidente saliente Paul Ryan. Pero una mayoría reducida también exacerbaría las divisiones sobre el rumbo político.

Algunos en la Casa Blanca creen que incluso es preferible perder contra los demócratas. Consideran que el afán de los demócratas por investigar al presidente es una bendición disfrazada en el período previo a las elecciones generales de 2020. Consideran a la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, como un elemento que juega más a favor de Trump que de su partido, pues podrían echar la culpa a los demócratas de la disfunción de Washington.

ES TENDENCIA:

[brid video=”326657″ player=”14557″ title=”Emprendedores Irma Padilla”]